Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

"Podemos vivir mejor con menos energía"

Entrevista a Adelina Uriarte, presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus

-¿Cuál es el principal objetivo de la plataforma?

Nuestro objetivo primordial es divulgar Passivhaus como un estándar de construcción sin limitaciones en cuanto a la manera de construir, pero que sí exige que los edificios cumplan unas determinadas prestaciones. Contamos con 500 socios y trabajamos en tres ámbitos diferenciados como son el profesional, por ejemplo ofreciendo formación e información; administración, para intentar que se defina la normativa y se cierren nuevos proyectos de Passivhaus en el ámbito local, y por último a nivel de los ciudadanos, porque todos somos usuarios de los edificios y consumidores de energía. Se trata de difundir que podemos vivir mejor con menos energía. 

-¿Qué define a un edificio Passivhaus y cuáles son los parámetros que deben cumplir los edificios para conseguir la certificación?

Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración. La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta. En cuanto a los parámetros que deben cumplir son cinco: incorporar la cantidad de aislamiento adecuada al clima en el que se está trabajando, que este aislamiento se coloque sin puentes térmicos, que las ventanas sean de altas prestaciones, que el edificio sea totalmente hermético y, al respecto y como un tema clave, la ventilación.

-¿Puede indicarnos algunos proyectos que estén en marcha?

Por ejemplo, el gobierno de Navarra está realizando una promoción de más de 200 viviendas para alquiler social como una herramienta de lucha contra la pobreza energética. Más allá de las viviendas, otro sector que se puede ver muy beneficiado con la aplicación del estándar es el de las escuelas, por ejemplo, para que los alumnos respiren aire de calidad a partir de la implantación de sistemas de ventilación. También puede suponer un valor añadido para el sector turístico y hotelero para reducir el consumo energético. De hecho, ya hay en marcha un proyecto en un hotel de 150 habitaciones en San Sebastián. 

Contacta con Plataforma de Edificación Passivhaus