Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

Monográficos Externos

Comunicación Empresarial

La fiscalidad española de los inversores extranjeros y la problemática de la residencia fiscal

La fiscalidad española de los inversores extranjeros y la problemática de la residencia fiscal
FOTOGRAFÍA: TONI SANTISO

Entrevista a Margarita Repina, Directora del Despacho Jurídico Koperus Business and Legal Services

Margarita Repina dirige Koperus BLS, un despacho que desde 2010 asesora a inversores y residentes extranjeros en España, tanto comunitarios como extracomunitarios de habla rusa, y presta asesoría jurídica global Nos explica las particularidades en el impuesto de la renta de los inversores extranjeros que se convierten en residentes fiscales en España y opina que las inversiones extranjeras tendrían más dinámica si existiesen ventajas fiscales. 

-En Koperus asesoran a inversores extranjeros que quieren vivir e invertir en España. ¿Les resulta atractivo instalarse en nuestro país?

Depende del perfil del inversor. Para los inversores que no pretenden residir en España, la situación es ordinaría, pagarían un 24% de impuesto de no residente por las rentas que obtienen en España. En especial, para grandes inversiones en los sectores inmobiliario y hotelero existe un vehículo de inversión perfecto en forma de SOCIMI que supone significativas ventajas fiscales que tributan a "0" en IS y se bonifican a 95% en adquisiciones inmobiliarias. Sin embargo, para los inversores particulares que quieren vivir en España que gozan de alto patrimonio adquirido en su país de origen y siguen generando altas rentas en otros países, no les resultará interesante instalarse en España por el tipo de IRPF e impuesto de patrimonio. A pesar de que es el perfil más atractivo para el Estado Español, aparte de la inversión que realizan potencian consumo, pagan otros impuestos corrientes como el IVA, el de circulación, el IBI, de transmisiones patrimoniales sobre adquisiciones que realizan, contratan seguros privados, sus hijos van a los colegios privados y no suponen ninguna carga para la Tesorería del Estado Español. 

-¿Por qué para el perfil residente no? Póngame un ejemplo.

El problema está en el concepto de "residente fiscal" y la obligación en este caso de contribuir en España por todas las rentas mundiales y por la totalidad de patrimonio mundial. 

Supongamos, una familia rusa que adquiere una vivienda en España por un valor de 800.000 euros, que en su país tiene negocios que generan rentas anuales de 700.000 euros al año y que cuenta además con un patrimonio global de 10 millones de euros generado antes de venir a España. Pues bien, esta familia tributaría al tipo máximo en IRPF de 46% sobre rentas anuales y, restando la diferencia del impuesto que ya habría pagado en su país (13% en caso de Rusia), pagaría cerca de 250.000 euros al año en concepto de renta, más 25.000 euros en concepto de impuesto de patrimonio. No considero justo que un extranjero que viene a vivir a España y no pretende obtener ningún tipo de ayuda, al contrario crea riqueza, debe pagar más de 200.000 euros al año a hacienda. Es un coste muy alto para disfrutar de un país.

¿Qué soluciones les ofrecéis a vuestros clientes en estos casos? 

Asesoramos sobre la globalidad de la inversión y explicamos la situación legal en España y como esta se aplicaría a su caso concreto. En la mayoría de los casos cambian el rumbo de la inversión. 

Koperus Business and Legal Services

Passeig de Gràcia 11, bloque A, 7-1, Barcelona, Barcelona, España

www.koperus.es

931 190 297 - 971 098 873

Contacta con Koperus Business and Legal Services