Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Montserrat Sugrañes, Directora de PI ASOCIADOS

"Cada trabajo requiere una personalidad distinta"

Conocer más a las personas que forman una empresa, saber qué las motiva, cómo dirigirlas y conseguir que las expectativas de los empleados sintonicen con las de la empresa, son algunas de las ventajas que aporta el Predictive Index (PI), una técnica creada en 1953 en Estados Unidos que ha cosechado un gran éxito internacional gracias a la fiabilidad de sus resultados. Montserrat Sugrañes, directora de PI Asociados, un grupo de consultores especializados en este sistema que forman parte de una red internacional, PI Worlwide, nos habla sobre esta técnica.
-¿Qué es el Predictive Index?
El PI es una técnica científica, creada por el psicólogo experimental Arnold S. Daniel, que ayuda a los directivos de las empresas a conocer y dirigir más eficazmente a las personas. Utiliza dos herramientas: una nos proporciona información precisa y fiable acerca de las “necesidades motivadoras” de la persona, es decir, aquello que inicia su conducta y la mueve a la acción, y del efecto del entorno. La otra es un instrumento de diagnóstico de los comportamientos clave para el éxito en cualquier puesto de trabajo. La comparación de ambos resultados nos aporta una visión sobre el grado de adecuación de la persona al lugar de trabajo.

-¿Cómo se relaciona el PI con los comportamientos de trabajo?
El PI conecta claramente la motivación del trabajador con el desempeño. Ésta es su principal ventaja respecto a otras herramientas, ya que es el único sistema que cuenta con más de 400 estudios de validez. Estos estudios correlacionan estadísticamente rasgos de personalidad con niveles de éxito en cualquier trabajo. Por ejemplo, aunque podamos pensar que la “extroversión” es favorable a la venta, ¿hasta qué punto es así?, ¿funciona en cualquier venta? Estas preguntas quedan contestadas en un estudio de validez que cualquier cliente del PI puede solicitar cogiendo como muestra a sus propios vendedores. Los clientes tienen acceso a todos los estudios de validez publicados, por lo que se convierten en una excelente herramienta de benchmarking de los RRHH.

-¿Cree que está más valorado en nuestro país el comportamiento en el trabajo que la capacidad cognitiva?
Creo que nuestra cultura le da mucho peso al componente cognitivo, herencia de una tradición racionalista y científica. Sin embargo, el mundo científico y académico está de acuerdo en que la inteligencia o capacidades cognitivas, por sí solas, no explican la complejidad del universo humano. Es en la interacción con los demás que se conforman nuestras capacidades más humanas y en donde se produce nuestro aprendizaje. En la práctica, las empresas acaban constatando que cada trabajo requiere una personalidad distinta.

-¿Cuáles son los problemás frecuentes de sus clientes en tanto empresas?
Los problemas (personal inadecuado, rotaciones, desmotivación...) normalmente se reconducen a un tema de personas. Como decía mi padre, una empresa son las personas que en ella trabajan; “si no tienes personas, no tienes empresa y cuando juntas a las personas adecuadas, los resultados son espectaculares”.

Contacta con PI Asociados