Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Rafael Sarasola, Director General de PROMAT IBÉRICA

"Hay que dar tiempo a las empresas para su adaptación a la CTE y corregir sus desajustes"

Rafael Sarasola, director general de Promat Ibérica, empresa que ofrece soluciones para la protección pasiva contra incendios, nos habla sobre las novedades en el sector.

Tras la aprobación de la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) y El Código Técnico de Edificación (CTE) se espera que en el sector de la construcción estas disposiciones legales amparen todos los aspectos de seguridad, entre ellos la protección del edificio contra incendios. Para su debida aplicación surgen empresas dirigidas a estos sectores específicos. Promat Ibérica es una empresa española que aporta soluciones en el ámbito de la protección pasiva contra incendios. Rafael Sarasola, su director, cuenta cómo están evolucionando las leyes actuales desde que entraron en vigor, y de qué manera su empresa puede ofrecer la posibilidad de subsanar sus defectos con sus servicios.

-¿En qué momento se encuentra el sector español de pro-tección contra incendios?
El sector de protección pasiva contra incendios mantiene desde hace años un crecimiento constante, tanto económico como tecnoló-gico y profesional. Este crecimiento se debe fundamentalmente a las nuevas normativas, más exigentes, y al desarrollo económico y social en la última década en España que está provocando la actualización de las instalaciones de protección pasiva en distintos sectores: vivienda, comercio, oficina, industria, hoteles, hospitales, etc. La clave del desarrollo futuro habrá que buscarlo en sectores aún rezagados, como el de la vivienda y el de la industria, este último gracias a la publicación del Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales.
 -¿Cuáles son sus principales necesidades y a qué retos fundamentales se enfrenta?
Entre las principales necesidades podemos destacar el desarrollo del mercado, la ordenación de la actividad y profesionalidad, y la infor-ma-ción y divulgación de todas las novedades legislativas y tecnológicas, tanto dentro del sector como para la sociedad en general. En este sentido, el escenario futuro plantea grandes retos, de los que me gustaría destacar los siguientes: tendremos un mercado mejor regulado; existirá libre circulación de productos y materiales (todos se controlarán en fábrica e instalación) las empresas tendrán cobertura europea y existirán mayores intercambios entre ellas, produciéndose un mayor movimiento de los productos en la UE; el mercado será más transparente, las empresas actuantes deberán ser más eficientes en costes y productividad; la competitividad crecerá en general; el sector asegurador será un agente muy activo, tendrá un importante papel de cara al control y utilización de los sistemas adecuados de protección; las responsabilidades penales y civiles serán cada vez mayores y estarán mejor definidas; existirán más ingenierías de protec-ción contra incendios y los proyectos incluirán en su fase inicial en esta protec-ción como un parámetro de base previo al diseño de los mismos.
 -¿Qué consecuencias está teniendo para el sector el CTE?
La entrada en vigor del CTE está siendo muy positiva, a pesar de la confusión que están generando algunos aspectos, ya que creemos que está impulsando la calidad, la seguridad y la profesionalidad. Por ello, desde Promat se está contribuyendo a la divulgación y aplicación de la norma en el sector, organizando jornadas técnicas y aportando nuestros conocimientos profesionales en aras de la  formación de técnicos cualificados.
 -¿A qué necesidades responde esta medida?
El CTE se aprueba atendiendo a la demanda de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE), que establece entre sus requisitos básicos los relativos a la seguridad contra incendios. Por ello, establece medidas para impedir la propagación de un incendio, facilita la evacuación de ocupantes del edificio en condiciones de seguridad, prevé la insta-lación de sistemas de detec-ción, control y extinción; ofrece medidas para facilitar la intervención de los bomberos, que los elementos estructurales mantengan su función durante el tiempo necesario y se establecen las condiciones de reacción y resistencia al fuego que deben cumplir los elementos constructivos.
 -¿Cómo se están adaptando las empresas a él? ¿Se están cumpliendo las previsiones?
La puesta en marcha del CTE supone uno de los cambios más importantes en las formas de diseñar, construir y aplicar los distintos elementos constructivos y de protección contra incendios. Hay que dar tiempo para la adaptación y corregir los desajustes que siempre surgen cuando se aplica una normativa nueva.
 -¿Falta una mayor con-cienciación por parte de las empresas sobre la importancia de contar con unos buenos sistemas contra incendios?
Sí, creemos que éste es un capítulo aún pendiente. Los usuarios, las  personas de mayor responsabilidad social, tanto en el ámbito público, como en los más domésticos y privados, aún no consideran el capítulo de Protección Pasiva contra Incendios como una inversión sino como un gasto. Esta mentalidad debe cambiar, porque una inversión adecuada en la seguridad contra incendios de un edificio a la larga es una de las mejores inversiones que cualquier empresario puede hacer. Además de aportar seguridad es síntoma de modernidad y calidad.

____________________________________________________
LA EMPRESA

Promat Ibérica S.A. es una empresa integrada en el Grupo Uralita que centra su actividad en la comercialización de productos de protección pasiva contra incendios. Esta actividad, enmarcada en el área de seguridad contra incendios de edificios e industrias, incluye sistemas para proteger estructuras portantes, sistemas para compartimentación en sectores de incendios, sellado de pasos de instalaciones o sistemas de conductos de ventilación y extracción, tanto para la construcción como para establecimientos industriales. La empresa completa su oferta con el suministro de productos a fabricantes de otros sistemas de protección (puertas y compuertas cortafuegos y muros cortina) y ha desarrollado soluciones especiales.
Actualmente, Promat Ibérica tiene como ámbito de actuación los mercados de la edificación y la industria de España y Portugal, con especial incidencia en el campo de las obras singulares (edificios de oficinas, hoteles, hospitales, bancos, centros comerciales...) y en las industrias química y petroquímica. Recientemente, Promat Ibérica ha incorporado una gama completa de productos de aislamiento térmico a altas temperaturas para hornos, chimeneas, etc., específicamente dirigido a la industria.

Promat Ibérica

Velázquez, 41, 28001, Madrid, España

www.promat.es

917 811 550

915 751 597

Contacta con Promat Ibérica