Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Miquel Espinet y Antoni Ubach, Socios de ESPINET/UBACH ARQUITECTES i ASSOCIATS

"La arquitectura mediática tiene mucho de carrusel circense: su objetivo es impactar"

El estudio barcelonés Espinet/Ubach aboga por una obra moderna, sin concesión al manierismo formal y donde la funcionalidad sea un elemento esencial.

Hace más de treinta años que el tándem Espinet-Ubach apuesta por una arquitectura al servicio del paisaje y del usuario, sin menoscabo de las líneas estéticas que ellos definen como austeras y elegantes, por encima de las llamadas modas manieristas o excesivamente ornamentales. Para ellos, las exigencias de uso son algo intrínseco a su trabajo, a su modo de entender la arquitectura. Miquel Espinet y Antoni Ubach cuentan aquí que la funcionalidad es un elemento esencial de la obra arquitectónica.

A pesar de que han realizado todo tipo de proyectos y que sus obras se encuentran en un ámbito geográfico muy amplio, mantienen un sello personal en todas ellas. ¿Cómo definiría este estilo propio y cuáles son sus influencias? ¿No es mantener un sello característico alguna forma de estar determinado?
Antoni Ubach. En la cuestión a la definición del estilo pienso que es lógico y sugerente que nos digan que tenemos un sello personal, y seguramente es muy difícil que nosotros lo sepamos reconocer debido a la proximidad. Buscamos la relación con la forma de la arquitectura, su uso, el lugar -entender el lugar y estar muy atento a él-, éstos son temas esenciales, intemporales.
Miquel Espinet. Añadiría, en cuanto a las influencias de nuestro equipo, que son las que se sustentaban a finales de los años 50-60 y que coinciden con nuestra época formativa: la arquitectura racionalista, el principio de la arquitectura internacional, la Escuela de Barcelona, esta arquitectura poco excesiva, austera, precisa…. Estas influencias han variado poco en el curso de nuestra obra, 33 años haciendo arquitectura juntos. Hemos sido poco porosos a los “ismos” y a las modas pasajeras. Nuestra formación, nuestra forma de entender la construcción, provoca de una forma automática que acabemos haciendo un tipo de arquitectura que, en el fondo, es en la que creemos. Estas exigencias las entendemos como algo propio de la arquitectura, un elemento más.

 -Actualmente la crítica hacia el arquitecto mediático se fundamenta, entre otros aspectos, en el hecho de que no se integra forma y función, precepto por el que ustedes abogan. ¿Cuál es su opinión al respecto?
M.E: Efectivamente, estamos en un momento en que existe un tipo de arquitectura “mediática”, que podríamos definirla de manierista y escenográfica. La arquitectura funcional no tiene por qué estar exenta de belleza, de plástica, de com-posición, de soluciones avanzadas… pero lo que se está haciendo en muchas de las obras mediáticas suele ser poco interesante.
A.U: Es como un carrusel circense: se trata de impactar. Es una búsqueda desesperada de la novedad, cuando lo que habría que buscar más es el contenido arquitectónico.

 -Hace ya un tiempo de la inauguración del Hotel Ra. ¿Cuál es su valoración sobre la obra? ¿Ha respondido bien el diseño a las necesidades del centro?
A.U: Además del edificio antiguo existe toda la nueva construcción con una relación entre lo nuevo y lo viejo hecho con dignidad y respeto. Internamente, podría ser que hubiera algo que se pudiera cambiar, porque la arquitectura no es una camisa hecha a medida, pero los criterios básicos están funcionando muy bien.

 -Ustedes han declarado que realizan una arquitectura “seria, rigurosa, austera, luminosa, elegante, confortable e intemporal”. ¿Cómo se lleva a cabo, a nivel práctico, una arquitectura así definida?
M.E: Nos sentimos cómodos dentro de estos adjetivos, pero hay que trabajar mucho los proyectos para cumplirlos todos a la vez.
 Creo que nuestra arquitectura es rigurosa porque se adapta a los programas y huye de objetivos efímeros y escenográficos; es austera porque está exenta de ornamentos superfluos; luminosa porque pretende jugar con los espacios internos y externos, relacionándolos a través de la luz; la elegancia es algo consustancial a nuestras formas, que pretenden ser atemporales,  y es confortable porque creemos y sabemos adaptar el programa al usuario.

 -¿Qué materiales utilizan con más frecuencia?
A.U: Los materiales responden al proceso proyectual. Buscamos una arquitectura que sea servicial, atenta a la gente y eso te va llevando hasta los materiales. Son el resultado de una forma de entender el lugar, no surgen de golpes de genialidad, ni de la inspiración. La ins-piración viene del trabajo.

-Hablando de la zona de l'Eixample de Barcelona, una zona antigua, estructuralmente tan meticulosamente pensada, ¿qué ocurre con estos edificios del s. XIX? ¿Qué es más importante cuando hay que construir allí? ¿Preservar la fachada histórica y reconstruir en base a ella o hacer viviendas nuevas y echar abajo las antiguas estructuras?
A.U: Todo depende de la valía del edificio del que estemos hablando. En general, no son piezas muy especiales. Conceptualmente no nos parece acertado aguantar la fachada y poner luego algo detrás; hay algo incoherente en eso. Si estamos hablando del Palau de la Música, ¡ya es toda otra cosa! Hay muchos edificios que se están salvando a veces al límite, sobre todo cuando es la caricatura de la fachada.

M.E: Es una discusión que hay que saberla matizar. Hay edificios que hay que hacer lo que sea por salvarlos y otros en los que hay que hacer lo que sea para hacerlos nuevos y bien hechos.

 -¿Podrían hacer una valoración sobre la arquitectura que se hace en nuestro país? ¿Es de calidad la arquitectura “media”?
M.E: Yo creo que en España se hace una arquitectura “media” bastante interesante. Los miles de casas unifamiliares y bloques de viviendas que se construyen en España tienen en general un cierto grado compositivo diferencial. 
A.U: Hay un número de promotores privados que están interesados en repescar este valor añadido que introduce la arquitectura. Esto es loable, y permite mejorar el valor añadido que aporta la arquitectura. •

___________________
PROYECTOS EN CURSO
Hotel Vilar Rural de 100 habitaciones en Arnes (Ports de Besseit)

Hotel en Sant Benet de Bages

Edificio judicial en Vilanova i la Geltrú

Centro de Investigación Biomédica Esther Koplowitz para el Hospital Clínico de Barcelona.

Edificio de oficinas en Cornellà de Llobregat.

Centro Policial de La Verneda en Barcelona

Bodegas Torres en el Lloar (Priorat)

Ampliación del Observatorio Fabra en Barcelona

Residencial Illa Bayer en Barcelona

Residencial Illa Volumètric en Barberà del Vallès

___________________
ARQUITECTURA DE BODEGAS
Es una tendencia actual el hecho de que bodegas importantes, además de hacer buen vino, tengan presente también el edificio donde se hace. En este sentido, el estudio Espinet/Ubach  están acabando las bodegas Ferrer Bobet, que serán visitables en pocos meses, e iniciarán en breve otro proyecto en el Priorat. “Las marcas de vino”, apunta Miquel Espinet, “también se suman a este tema mediático a fin de que sus edificios sean parte del marketing. Las empresas vitivinícolas, y creo que tienen legítimamente todo el derecho, quieren ponerle trascendencia mediática a sus edificios”. Hay arquitectos que han proyectado este tipo de obras mucho antes, no es novedoso: ya se hizo a principios del XX, con las bodegas de César Martinell, Puig i Cadafalch o Domènech i Montaner.
Pero se debería dar, además, respuesta arquitectónica a las necesidades específicas del proceso de elaboración del vino, entendiendo al máximo los programas, los procesos necesarios para esa elaboración. “Nosotros”, añade Ubach refiriéndose a las bodegas Ferrer Bobet, “tuvimos buenos colaboradores para explicarnos esos procesos y el edificio responde casi de una forma obsesiva a ellos. Al margen de importantes aspectos formales, es sobre todo un edificio que da respuesta a un proceso novedoso de elaboración”

Espinet/Ubach Arquitectes Associats

C. Camp, 63, 08022, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.espinet-ubach.com

934 187 833

934 172 122

Contacta con Espinet/Ubach Arquitectes Associats