Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Marcelo Bertolino, Cofundador junto a Roberto Robuffo del estudio MÉTRICA TIP ARQUITECTURA

"Los edificios comerciales deben contribuir a crear ciudad y a desarrollar el entorno"

Métrica TIP Arquitectura, estudio concebido como taller de ideas y lugar de pruebas, apuesta por la obra privada.

La creatividad en arquitectura puede ponerse al servicio de la problemática de una operación inmobiliaria y llegar a ser el mejor vehículo para cumplir todos sus objetivos intrínsecos: plazos, equilibrios presupuestarios, estrategias, etc. Éste es el concepto de arquitectura con el que trabaja Métrica TIP, estudio fundado en 2001 en Aravaca (Madrid) y creado y dirigido por Marcelo Bertolino y Roberto Robuffo. Su ámbito de actuación generalmente es el sector privado sin que ello suponga menoscabo para la creación a la que aspira todo proyectista. Se diría que su filosofía es, en definitiva, crear una factoría de trabajo.

¿En qué tipos de proyectos están especializados?
Hemos trabajado para el sector público, que es un sector quizás más cómodo para trabajar como diseñadores; pero al final, el sector privado es donde más hemos experimentado. Si bien es más complejo y exigente, es el que más conocemos y hemos aprendido un poco sus sensibilidades y a ponernos del lado del cliente-promotor para ayudarle a cumplir sus objetivos. Hemos comprendido los objetivos estratégicos, económicos y demás del sector privado; apuntamos a un cliente privado pero que sea comprometido con lo que hace, que sea abierto, que sea innovador, y nosotros le garantizamos los sistemas de control durante todo el proceso, que es el miedo que habitualmente se tiene. El sector privado es reticente a cambiar las fórmulas, por ello hay que entenderlo bien, ir de su mano para darle opciones y que finalmente se pueda hacer un edificio de calidad que cumpla también con los objetivos.

 -Sus proyectos abarcan todo tipo de edificios, desde centros comerciales, oficinas hasta lofts y apartamentos. ¿Cuenta su estudio con una directriz estilística que lo singularice?
Cada tipología tiene un rol y una problemática diferentes, y nosotros lo entendemos así. No creemos realmente en la arquitectura personalista, nuestro entendimiento pasa más por una arquitectura dinámica, plural, multidisciplinar, de equipos, de especialistas, que es lo que permite dar a cada edificio la mejor solución posible. Todo lo que uno hace tiene una carga personal inevitable, pero nosotros procuramos que eso no nos ocurra como estrategia.

-La construcción de edificios de oficinas o comerciales han pasado de ser edificios funcionales a edificios con una importante carga de diseño. ¿Cómo afecta este cambio de mentalidad a la funcionalidad del edificio?
Estos edificios comerciales, de oficinas, corporativos, han aumentado muchísimo la carga de diseño entre otras cosas porque ha aumentado mucho la carga de representatividad que tienen en el contexto occidental donde vivimos. El buen diseño no tiene por qué afectar a la funcionalidad, sino todo lo contrario, pero sí es verdad que estos edificios han ido adquiriendo cada vez más importancia urbana; son edificios que por escala y por significado deben contribuir a crear ciudad y a desarrollar el entorno; son verdaderos polos a través de los cuales se desarrollan entornos, por tanto, tienen que contribuir a un mejor equilibrio de la calidad urbana y medioambiental. El equilibrio energético, que es una de las asignaturas pendientes de estos edificios, y su contenido urbano, desgraciadamente casi nunca está en mano de los proyectistas sino de otras instancias que nos superan. De todas maneras, hay que intentar, desde cualquier ángulo, mejorar estos aspectos, no sólo el de diseño.

 -Según su experiencia, ¿cree que el arquitecto tiene suficiente libertad de creación en el diseño de sus proyectos?
Evidentemente, no. Muchas veces no la tiene, en el sector privado sobre todo, pero también es verdad que uno debe entender que la arquitectura juega dentro de un ámbito muchísimo más amplio y complejo, cargado de intereses económicos, políticos, estratégicos, etc. que incluso muchas veces son contradictorios; eso, lógica-mente, condiciona la actua-ción de un proyectista, de un equipo. Nuestra apuesta, en ese sentido, es intentar siempre operar como si fuera un concurso, es decir, que a la problemática de la arquitectura en sí, nosotros le sumamos la contextual o la coyuntural, que es la económica, la estratégica, la política; intentamos que actúen como condicionantes de un concurso, como un concurso de ideas, donde está lleno de complejidades y de condicionantes. Si las podemos categorizar y ponerlas en limpio sobre la mesa, es la manera en que finalmente uno termina teniendo libertad: cuando uno logra conocer el problema, puede tener libertad. Pero como punto de partida, no, evidentemente.

-¿Cuáles son sus obras más representativas?
Destacaría tres, porque creo que son buenos edificios que se han desarrollado en el contexto del sector privado: el Campus Empresarial Arbea (en Alcobendas, en colabo-ración con Coot arq.) que son edificios de oficinas que han cumplido con requerimientos comerciales y estratégicos; han sido un éxito como operaciones inmobiliarias, y al mismo tiempo son edificios que están cargados de calidad ambiental, de materiales, son equilibrados; el Centro Comercial  Plenilunio, que se inauguró el año pasado, y la sede de Osborne en Madrid. Hay también otros proyectos que no se han concretado y son como esas jugadas que no terminaron en gol,  pero no dejan de ser buenas jugadas (a veces son las más bo-nitas). •

___________________
APUESTA POR LA OBRA PRIVADA
Métrica TIP apuesta por la obra privada. “En los sectores públicos”, explica Bertolino, ”los accesos están, cada vez, más restringidos y se están desarrollando a través del sector privado”. Cree que hace falta que los arquitectos comprendan la problemática del sector privado, sean capaces de dar confianza y seguridad y que, dentro de eso, los clientes privados, empresarios, promotores, también entiendan de a poco que los arquitectos les pueden ayudar muchísimo a hacer cosas importantes. “El acercamiento de las posturas”, apunta el arquitecto, “es vital, creo, para el futuro de la calidad de los edificios, para que no sean solamente edificios exitosos, empresarial o comercialmente, sino que, a la vez, sean edificios que contribuyan a la calidad del entorno, que marquen rumbos, abran caminos”.

___________________
PROYECTOS
Métrica TIP tiene en marcha el proyecto de Vialia en Albacete, que es la nueva estación para el AVE y los servicios comerciales que acompañan el edificio. Marcelo Bertolino dice sobre él: “Se trata, fundamentalmente, de un edificio institucional, con una carga urbana importante, por eso nos gusta”. Por otro lado, están iniciando proyectos industriales y empresariales, y han puesto el primer pie en un trabajo importante en Europa del Este; se trata de un edificio mixto, edificios comerciales con servicios terciarios y de magnitudes importantes.

Contacta con Métrica TIP Arquitectura