Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Santiago Calatrava

El simbolismo arquitectónico de Calatrava en Oviedo

El arquitecto valenciano proyecta el Palacio de Congresos y Exposiciones, que dotará a la ciudad asturiana de un edificio singular

Si hay algo que en las obras de Santiago Calatrava llama poderosamente la atención es el aspecto externo de sus edificios y la estética que destilan sus construcciones. Los entendidos en la materia y estudiosos del artista valenciano explican que sus edificios mantienen “una constante reiteración del ritmo”, que son “como una partitura musical” en donde existen “silencios entre los diferentes elementos que conforman la globalidad de la estructura”. Dicho así, puede entenderse, o no; pero lo que a nadie le pasa desapercibido es la idea que el autor quiere transmitir: la de una elegancia perfectamente dinámica. Sus ideas traspasan el concepto de modernidad para convertirse en clasicismo en pleno siglo XXI.
 Lo que Calatrava hace en Oviedo tiene mucho que ver con el arte clásico. Si uno echa la vista atrás, entiende que en un templo griego se repiten columnas de un modo más o menos simétrico y que según el estilo del que se trate, la mencionada repetición cambiaría. Algo parecido ha querido reflejar el arquitecto español en Oviedo, de la misma manera que lo hiciera en su ciudad natal, Valencia, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
 Cuando menos y a modo de reto, la apuesta arquitec-tónica de Calatrava hace pensar. Lo liviano, lo ligero es parte de su concepto artístico y visual. Sus obras son radiantes de luz, que aunque monocromáticas, -el blanco es el color rey-, están llenas de movilidad. Los aspectos cinéticos de sus proyectos son fundamentales para entender la obra del genio valenciano.

Descripción

El complejo de edificaciones de Buenavista es un conjunto arquitectónico que se organiza de la siguiente manera: la construcción principal destinada al Palacio de Exposiciones y Congresos se distribuye en dos plantas que albergan una Sala Menor, salas para conferencias y usos polivalentes y una Sala Mayor, siendo esta última la más grande que se haya construido en España, con 2.500 localidades. Es un elemento singular que está dispuesto sobre una plaza a modo de patio y su visión dará la impresión de estar flotando sobre el agua. Su forma es la de una elipse que se desarrolla bajo las costillas de acero blanco, una de las repeticiones arquitec-tónicas más características de Calatrava. Rematando el conjunto aparece una gran marquesina de forma triangular y
móvil que arranca desde el acceso principal del Palacio y que por medio de un elegante desplazamiento tamiza la luz produciendo una gran zona semicubierta.   El resto de las edificaciones están unidas y dispuestas en forma de U abrazando el Palacio. Son de forma rectangular en planta y están izadas sobre rasante. El edificio destinado al hotel se sitúa en la parte sur del solar y consta de tres plantas en donde se distribuyen 150 habitaciones. Las oficinas, destinadas ya a servicios administrativos del Principado de Asturias, al igual que el hotel, también son de forma rectangular y se sitúan en la parte este y oeste del solar. Bajo rasante y en planta prácticamente cuadrada, el garaje-aparcamiento consta de tres niveles y tiene una capacidad de 1800 plazas, 88 de las cuales se reservan para minusválidos. También habrá espacio destinado a usos terciario-comerciales. •