Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Ignacio Orteu, Director General de XIFRA

"Las pymes también deben velar por su seguridad informática"

Xifra ofrece soluciones fáciles de usar para detectar los “agujeros” y asegurar la protección de los sistemas informáticos.

Estudios recientes muestran que cinco de cada seis empresas españolas padecen problemas de seguridad informática, tanto por virus como por incidencias provocadas por actuaciones externas e internas no autorizadas. Hasta ahora, tener un alto grado de calidad y seguridad en el acceso a la Red era cosa de unos pocos privilegiados, sólo las grandes multinacionales y corporaciones podían permitírselo, por medio de costosas aplicaciones y con un gasto de mantenimiento en sus equipos muy importante. Creada en 2003 y ubicada en Barcelona, Xifra es una empresa dedicada a la creación y comercialización de nuevas soluciones de tecnología propia, que garantizan las conexiones de calidad a Internet para pymes, entidades y administraciones.

Xifra es una empresa especializada en soluciones tecnológicas para garantizar las conexiones en Internet. ¿Qué ventajas aportan a sus clientes?
Todas las empresas tienen problemas de seguridad, pero las grandes corporaciones y las multinacionales lo pueden resolver: es básicamente un tema de precios y recursos. Nuestros conocimientos nos han permitido crear aplicaciones de gran utilidad a costes competitivos. Así, hemos acercado esos recursos a las pequeñas y medianas empresas, porque normalmente éstas tienen personal a cargo de los sistemas de seguridad no especializado, o subcontratado a empresas externas. Nosotros les garantizamos la calidad en comunicaciones y la seguridad. La ventaja principal de nuestro producto es que está hecho de una manera muy simple: lo que marca la diferencia de nuestra oferta es que es más fácil de usar para la empresa.

-¿Cuál es la gama de productos y soluciones que ofrecen?
Cada cliente es un mundo, en general comienzan acudiendo a nuestra empresa por una problemática concreta, y acaban interesándose por todo el paquete, por todos los servicios que ofrecemos.
 Internet, actualmente, es totalmente imprescindible para cualquier empresa, por pequeña que sea.  Además, nosotros demostramos con la práctica que nuestro producto funciona: a través del “try and buy”, los clientes tienen un periodo de prueba de unas semanas antes de decidir si lo compran o no, y de momento ninguno de los que lo han probado lo ha rechazado.

 -¿Cuáles son los proyectos de futuro de Xifra?
El más inmediato es la internacionalización de la empresa: el próximo año queremos empezar a tantear el mercado europeo, empezando por Francia e Italia, aunque también estamos en conversaciones con varios países escandinavos. Además, hemos firmado convenios con empresas para incorporar un gestor de contenidos, y escoger el tipo de navegación que queremos. Y, desde luego, seguir invirtiendo en I+D. La inno-vación constante es uno de los pilares imprescindibles de Xifra.

 -¿Se puede hablar, hoy en día, de seguridad completa en la Red?
La seguridad actualmente es algo complicado. Las empre
sas no son conscientes de que una conexión a Internet es como una puerta abierta al mundo, e igual que cerramos la puerta de casa cuando salimos, hay que vigilar a quién estamos abriendo nuestras puertas en la Red.
Los bancos, las empresas que exigen datos, etc. se blindan contra eso, y suelen exigir códigos de seguridad cambiantes. Pero el problema es que cuando un usuario particular o empresa pequeña entra en lo que se llama una página segura, el pirata está ya dentro de nuestro ordenador, con lo cual entra con nosotros. Con nuestros sistemas, descubrimos todos los programas que están infectados, detectamos los ataques y los “agujeros” del sistema, y aseguramos la protección.   •

_______________
CONCURSOS DE HACKERS
Antes de comercializar un producto, Xifra lo somete a unos tests infalibles: el de los piratas informáticos. De momento, ya han organizado tres concursos de hackers, en los que cuelgan en la Red uno de sus programas, y animan a los hackers a atacarlo. El premio, si alguno de ellos logra introducirse en el sistema, son nada menos que 12.000 euros. De momento, los piratas fracasan: los productos han estado a merced de los hackers durante unos ocho meses, y tras más de ocho millones de ataques, han permanecido inexpugnables. Tras este periodo de prueba, el producto está listo para ser lanzado al mercado sin complejos.

Contacta con Xifra