Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Razón

Entrevista a Rodrigo Ogea y Francisco Escat,, Socio del Departamento fiscal y Socio del Departamento mercantil de BAKER & McKENZIE respectivamente

"Existe un gran dinamismo en las operaciones de fusiones y adquisiciones de empresas en todos los sectores"

Baker & McKenzie es el primer despacho a nivel mundial con más de 3.200 abogados y presencia en 38 países. Una de las áreas de práctica en la que son un referente internacional es la de Fusiones y Adquisiciones. Rodrigo Ogea y Francisco Escat, socios de los Departamentos Fiscal y Mercantil respectivamente, nos hablan de este tipo de operaciones, en pleno auge en nuestro país, y del especial asesoramiento que requieren al involucrar muy diversas disciplinas.

¿Qué condiciones u objetivos aconsejan las operaciones de fusión o adquisición de empresas y qué situaciones o motivaciones las desaconsejan u obligan a ser especialmente cautos?
R.O.: Existen una serie de motivos típicos para que una empresa se plantee una adquisición. Por ejemplo, el tamaño, dado que al avanzar en el ciclo de madurez de la compañía puede ser necesario  un salto no asumible mediante crecimiento orgánico. Otros motivos pueden ser la apertura de nuevos mercados o la diversificación sectorial. En el ámbito del capital riesgo, el motivo desencadenante suele ser un cambio en la estructura accionarial (compra por el equipo gestor, salida de socios, empresas familiares de tercera generación) o la necesidad de dar entrada a un socio financiero.
F.E: Generalmente existe, a priori, una decisión estratégica de la empresa que desea comprar y esta decisión se basa no tanto de factores jurídicos, cuanto en consideraciones estratégicas. Una vez adoptada esa decisión, nuestro trabajo es precisamente diseñar y posibilitar las operaciones y, por supuesto, realizar intensas auditorías para establecer la posible existencia de riesgos inherentes a la empresa objeto de adquisición, negociar garantías que cubran los riesgos identificados y cerrar acuerdos que materialicen la decisión de adquirir.

 -¿Qué análisis se realizan para abordar estas operaciones y qué importancia tienen en él los intangibles como las motivaciones de la operación, el valor de las marcas o la reputación de las empresas que participan?
R.O: Lo realmente importante es entender el perfil de cada parte y, como bien dices, las motivaciones son las que determinan los límites de la operación.
F.E: Exacto, no es tan importante la mera valoración económica de la marca sino la  de la compañía en global y sobre todo la motivación del comprador. Después los análisis de valoración de la compañía a adquirir se realizan habitualmente por dos vías: por descuento de flujos de caja futuros o por múltiplos respecto a EBITDA. Pero lo que sí puede marcar una diferencia en los resultados de una operación es la motivación de la operación, que es muy difernte en función de la tipología del comprador. Si es un industrial el acuerdo en cuanto la valoración  suele resultar más fácil que si es financiero.

 -Los procesos hostiles parecen no tener necesariamente consecuencias negativas sobre el valor de las empresas que participan en ellas. ¿Cuáles son las principales estrategias de defensa y ataque en estas operaciones?
R.O: Las estrategias típicas de defensa consisten en limitar el control político con modificaciones estatutarias y la vía económica del “caballero blanco”, buscando otro comprador. La primera vía es lo que llamamos “poison pill” y cada vez está más regulada normativamente. Adicionalmente, cabe plantear  estrategias fiscales en  determinadas operaciones de subasta que permitan obtener una ventaja competitiva frente a otros oferentes.

 -¿En qué riesgos se incurre si las operaciones resultan fallidas?
F.E: Más que riesgo, hablaría de los costes que implica una OPA hostil: primero está el hecho de que son procesos largos y complejos que consumen tiempo y dedicación de los gestores, que  no están tan volcados en el negocio. Además el coste de oportunidad que conlleva el no mirar el mercado ni el propio precio.

 -¿Qué papel juega Baker & McKenzie en fusiones y adquisiciones y qué servicios demandan las empresas implicadas en  estas operaciones?
R.O: La práctica de fusiones y adquisiciones es una de las que mejor refleja la fortaleza de nuestro Despacho, dado que este tipo de operaciones exigen una coordinación excelente, en todas las fases del proceso (planteamiento de la operación, negociación con parte contraria y financiadores, ejecución, etc.), de las distintas ramas del Derecho  involucradas (fiscal, mercantil, laboral, competencia, propiedad intelectual e industrial, inmobiliario, procesal, etc.).
F.E: Somos de los pocos despachos que pueden afrontar fusiones globales que suponen no sólo un reto jurídico, sino organizativo. Contamos con 70  oficinas en 38 jurisdicciones, el doble de las que tiene nuestro competidor más cercano. B&M fue muy consciente en la necesidad de preparase para el reto de la globalidad y cuenta con equipos internacionales potentes y estables para garantizar una adecuada coordinación como, por ejemplo, organizar los actos societarios en sucesión que implica una fusión o adquisición a nivel mundial u organizar un data room simultáneo en una decena de jurisdicciones.
R.O: Normalmente intervenimos desde los contactos iniciales con la compañía objetivo en la que el cliente está interesado hasta los servicios de reestructuración post-adquisición. Cuando asesoramos al vendedor, participamos tanto en las reorganizaciones previas a la venta, para conseguir una estructura lo más atractiva posible, como en la estructuración de las reinversiones efectuadas con la liquidez obtenida como consecuencia de la desinversión, interviniendo asimismo en todas las fases intermedias (“data room”, “vendor due diligence”, negociaciones con compradores, etc.).

 -¿Cómo se regulan los procesos en empresas que no cotizan en bolsa y que por tanto no están bajo la supervisión de la CNMV?
F.E: En las no cotizadas se aplica el ordenamiento mercantil, muy detallado y articulado en defensa del interés social y del accionista minoritario, que ofrece las suficientes garantías en todos los niveles y para todos los tamaños. Aunque sin tanta trascendencia mediática, lo habitual  es ver operaciones pequeñas y medianas.   

_________________
Fusiones y Adquisiciones en España
El sector de las fusiones y adquisiciones en España está más vivo que nunca, dándose un gran número de operaciones en la actualidad, al margen de los casos más mediáticos. Ello se debe, en parte, a la liquidez del mercado, tanto de inversores financieros como de grandes empresas. En los últimos tres o cuatro años todos los sectores han sido muy dinámicos y las grandes operaciones sectoriales mueven a otras. “Lo que sí vemos”, afirma Francisco Escat,  “es un crecimiento exponencial de inversores financieros y no sólo hablamos de sociedades de capital riesgo sino también de pequeños inversores que se juntan para acudir a fusiones y adquisiciones”.

Baker & McKenzie

Paseo de la Castellana, 92, 28046, Madrid, Madrid, España

www.bakernet.com

912 304 500

913 915 149

Contacta con Baker & McKenzie