Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Razón

Entrevista a José Riba Vidal, Director de RIBA-VIDAL ABOGADOS

"El empresario siempre necesitará el apoyo de un abogado próximo y personal"

La empresa es organización, entendida como organización de medios materiales y humanos orientada a una finalidad, y por ello cada vez es más necesaria una planificación estratégica dentro de las compañías. Esta orientación, así como la necesaria prevención, está sujeta a un sometimiento y cumplimiento de normas jurídicas específicas, por lo que es imprescindible que el empresario disponga de una asesoramiento legal multidisciplinar, donde la confianza cliente-abogado juega un papel decisivo. En este sentido, el proyecto de Riba Vidal Abogados es seguir estrechando lazos de relación personal, con el cliente y al tiempo procurar el desarrollo humano y profesional de sus profesionales. José Riba Vidal, profesor asociado en el Área de Derecho Procesal de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, nos habla sobre su despacho y sobre la asesoría jurídica para la empresa, especialmente en el marco de la planificación estratégica.

¿Qué áreas abordan y cuáles son sus principales servicios?
Las áreas de actividad del despacho son la de planificación estratégica y asesoramiento en general (cuyo objetivo es el apoyo al empresario en la toma de decisiones), área de responsabilidad (relativa a  la defensa de los intereses del empresario o directivo en los supuestos de responsabilidad, tanto penal, administrativa o tributaria, en el ámbito empresarial) y el área de procedimientos judiciales y arbitraje (como soporte técnico-procedimental de las áreas anteriores).

 -¿Sobre qué principios sustentan su actividad?
Debemos remarcar el principio de proximidad, es decir, basamos nuestra relación en la confianza y vinculación personal con el cliente, y el principio de independencia, por cuanto que nuestro criterio se basa en nuestras propias decisiones sin sometimiento a directrices funcionales u organizativas. Otros principios son: profesionalidad, colaboración, trabajo en equipo, respeto, innovación, confidencialidad, rapidez, pragmatismo y búsqueda de la justicia.

 -¿Cuál es la importancia de la planificación estratégica en la empresa?
En el mundo actual casi nada se puede llevar a buen término sin una planificación estratégica. El directivo debe recibir los “imputs” legales que afectan a su toma de decisión, y para ello deberá disponer de una asesoría interna o externa. Lógicamente en última instancia deberá tomar él las decisiones, pero después de un análisis global de todos los aspectos. Es ahí donde entra en juego nuestra actividad: le ayudamos a valorar adecuadamente la información jurídica, con el objetivo de tomar la decisión empresarial más adecuada. Hay que saber conjugar el know how empresarial con el conocimiento  de la situación personal del empresario.

 -¿La cultura de prevención está calando en el mundo de la empresa?
A nuestro juicio la prevención sólo puede ser entendida como el más completo conocimiento y sometimiento a las normas jurídicas. Otra cuestión es el ejercicio de cautelas y riesgos en la toma de decisiones empresariales; es ahí donde se observan y marcan las diferencias entre el empresario de éxito y el que no lo es.
 Nosotros apoyamos en el asesoramiento de las normas y participamos de la toma de decisión, pero la decisión final es del empresario, que es quien arriesga. La cultura de prevención se está llevando cada vez más al mundo de la empresa, y ello en parte gracias a las nuevas tecnologías, que permiten al empresario tener acceso directo e inmediato a las cuestiones jurídicas que le afectan.

 -¿Cómo cree que evolucionará la asesoría jurídica en el ámbito empresarial?
A juzgar por la experiencia de otros países, en los próximos años se producirá una concentración de despachos de abogados. Esto parece inevitable y, en cualquier caso, es la lógica consecuencia de esta sociedad extremadamente compleja e hiperlegislada. No obstante, el servicio jurídico que presta nuestro despacho no compite dentro de estos parámetros. El empresario siempre necesitará el apoyo de un abogado próximo y personal, compatible con la asesoría jurídica continuada dentro de la empresa, ya sea interna o externa.  

______________
EL DESPACHO
Riba Vidal Abogados se fundó en 1991 con el objetivo de romper con la idea clásica del tradicional despacho de empresas, e implantar una nueva filosofía  en el ámbito jurídico empresarial. El despacho desarrolla una actividad más personalizada, de “bufete de cabecera”,  y menos empresarial, potenciando la relación entre abogado-cliente. La firma, que actualmente cuenta con 16 miembros, se limita a aquellos aspectos que preocupan desde una óptica subjetiva al empresario, desde pymes hasta multinacionales, así como a la emisión de segundas opiniones sobre aspectos relativos al funcionamiento de la compañía.

Riba Vidal Abogados

Avda. Diagonal 433 bis 2º 2ª 08036 Barcelona , España

www.rvabogados.com

934 875 983

934 874 489

Contacta con Riba Vidal Abogados