Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a José Luis Motellón, director médico de AMGEN

"La biotecnología supone una auténtica revolución"

Crear medicamentos específicos para tratar a cada paciente es uno de los retos de la medicina, objetivo en el que juega un papel clave la biotecnología

-¿Por qué es tan importante aplicar la biotecnología en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares?

Para todas las enfermedades, y más recientemente las cardiovasculares, la entrada en escena de la biotecnología supone una auténtica revolución. Aunque llevamos ya más de 30 años desarrollando este tipo de terapias, en el ámbito cardiovascular todavía no existían fármacos biotecnológicos, a pesar de que estas patologías suponen la causa más importante de mortalidad en España y en el mundo. 

-¿Cuál es el proceso para desarrollar estos fármacos?

Como decía, la biotecnología supone una manera muy innovadora de desarrollar fármacos porque se utilizan células vivas que se alteran genéticamente para producir medicamentos, lo que permite obtener fármacos específicos que actúan sobre la causa de la enfermedad; estos fármacos también son conocidos como terapias dirigidas. En este punto, resulta clave saber a qué se debe cada enfermedad para identificar la diana sobre la que actuar. Partimos de la base de que las enfermedades cardiovasculares todavía tienen un impacto enorme sobre nuestra sociedad por las consecuencias sobre los pacientes y por los más de 8.000 millones de euros que supone cada año tratarlas en España.

-El foco de la biotecnología en el área cardiovascular está siendo el colesterol. ¿Qué tiene de relevante esta patología?

Las enfermedades cardiovasculares tienen un origen muy diverso determinado por factores modificables y no modificables. Entre los modificables, uno de los más importantes son los niveles de colesterol en sangre; de hecho, existen muchos estudios que analizan la relación entre el colesterol y las enfermedades cardiovasculares, y que determinan que bajando el colesterol LDL o colesterol "malo" se reduce el riesgo de sufrir patologías de este tipo. A través de la dieta y la práctica de ejercicio podemos llegar a disminuir en cierta medida los niveles de colesterol, pero en muchos pacientes estas medidas no son suficientes y precisan también fármacos. ¿El problema? Que a pesar de estos tratamientos, el 60% de los pacientes de España que tienen un riesgo elevado de sufrir un infarto o una hemorragia cerebral, y hasta el 80% de los de riesgo muy elevado, no están bien controlados, aspecto en el que la biotecnología ofrece nuevas soluciones para conseguirlo.

-¿Qué otras investigaciones relacionadas con el ámbito cardiovascular está llevando a cabo la compañía?

En AMGEN somos especialistas en tratar enfermedades graves y las cardiovasculares representan uno de los grandes problemas de salud a nivel mundial. Por lo tanto, estamos completamente comprometidos en descubrir y desarrollar nuevos fármacos para el tratamiento de estas enfermedades. Además de los fármacos que actúan sobre los niveles de colesterol, también estamos trabajando en el desarrollo de terapias para el tratamiento de otras enfermedades muy importantes como la insuficiencia cardiaca, una de las primeras causas de hospitalización en mayores de 65 años en el mundo occidental. Además, a través del estudio de grandes poblaciones de pacientes y de personas sanas, hemos descubierto que un determinado gen, llamado ASGR1, se asocia con una disminución del riesgo de sufrir ciertas enfermedades cardiovasculares. Hemos desarrollado una molécula que actúa sobre este gen y estamos valorando su eficacia y seguridad en la reducción del riesgo cardiovascular.

-Por último, ¿qué nos depara el futuro? 

El futuro es realmente apasionante y el peso específico de la biotecnología será cada vez más amplio. Por ejemplo, en AMGEN, estamos trabajando con virus modificados genéticamente para tratar enfermedades y desarrollando nuevas moléculas que ayuden a las células de nuestro propio sistema inmune a combatir los tumores que se desarrollan. Al final, nuestro objetivo es crear terapias específicamente dirigidas a cada uno de los pacientes, porque cada enfermedad varía en función de la persona que la padece. Por lo tanto, estamos trabajando en una medicina personalizada, en la que todavía nos queda mucho camino por recorrer y en el que la biotecnología ya está jugando un papel clave.

Contacta con Amgen