Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Keith Morino, director del Conservatorio Profesional de Danza del Institut del Teatre de la Diputació de Barcelona

"Formamos a profesionales de la danza sin renunciar a la ESO"

La elección de una carrera profesional en danza, una disciplina muy exigente, ha ido reñida muchas veces con la formación académica. Combinar ambos caminos es algo difícil. En la Escuela de Educación Secundaria Artística y Conservatorio Profesional de Danza (EESA/CPD) del Institut del Teatre de la Diputació de Barcelona no se concibe una opción sin la otra.

-¿Cuál es el objetivo de la EESA/CPD del Institut del Teatre?  

El objetivo, a grandes rasgos, es preparar a bailarines y bailarinas profesionales que se puedan incorporar al mundo profesional de la danza si así lo desea el estudiante, pero que no por ello deba renunciar a una formación académica de nivel. Hasta el momento, si alguien estudiaba danza y ESO, lo hacía en la mayoría de los casos en condiciones precarias por la alta carga de horas. La combinación de ambos ámbitos resultaba muy complicada y no siempre exitosa. A partir del año que viene esperamos poder ofrecer también Bachillerato, lo que completaría los estudios de danza en los niveles de enseñanza obligatoria y post-obligatoria. El proyecto ya está aprovado, sólos nos falta tener el número de estudiantes suficiente para poder llevarlo a cabo.

-Cuando uno piensa en Conservatorio Profesional de Danza no suele pensar en adolescentes, sino en adultos…

La danza es una formación artística pero también física equiparable a la formación de un deportista de elite. Se tiene que coger el cuerpo en proceso de formación para transmitir una información fisiológica, para prepararlo para el contexto profesional, y el momento idóneo es a partir de los 11 años. La formación artística y técnica del centro es muy elevada y reconocida a nivel internacional, pero todo el cuerpo docente pensamos que es básico que vaya de la mano con una formación académica sólida. Los artistas tienen que ser personas con valores, responsables y críticos.

-¿Cómo se realiza dicha integración entre el mundo académico y el artístico?

Por la mañana se hacen 4 horas de ESO y por la tarde de 3,5 a 4 horas dependiendo del curso de Conservatorio en que se esté correspondientes a la disciplina de danza que el estudiante haya escogido en las pruebas de acceso, que puede ser danza clásica, contemporánea o danza española. La ventaja es que las horas del programa académico obligatorio correspondientes a música y a educación física están convalidadas por las asignaturas de danza, por tanto, en vez de realizar 30 horas semanales de ESO hacen 20.

-¿Cómo se organiza el contenido de la formación académica del centro?

Los estudiantes que cursan la ESO en la EESA tienen opción a poder escoger la vía en bachillerato que ellos deseen. Todos nuestros alumnos, en los exámenes de nivel que se hacen en 4º en toda Catalunya, han estado en los últimos cuatro años por encima de la media. Por otro lado, nuestra naturaleza nos empuja a las nuevas tendencias académicas, como el trabajo por proyectos y a la búsqueda de objetivos transversales creando puentes entre las asignaturas.

Contacta con Institut del Teatre de la Diputació de Barcelona