Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Fiestas de 'El Bollo' de Avilés

Comparte mesa y mantel con 15.000 comensales

Avilés está considerada la ciudad medieval de Asturias. Aglutina la esencia de Asturias en el patrimonio histórico de su trama urbana, la etnográfica del entorno rural, las playas o acantilados de la costa marítima, la riqueza gastronómica y la animación de la actividad festiva.

Las huellas del pasado han quedado impresas en gran parte del casco antiguo, declarado Conjunto Histórico Artístico, con calles soportaladas, iglesias románicas, edificios góticos, palacios renacentistas y barrocos, edificaciones modernistas.... Actualmente es una ciudad moderna y dinámica que conserva todo el encanto de sus raíces medievales.

La Semana Santa local recoge la tradición de cofradías y procesiones que se organizaban en el municipio desde el siglo XVII. Declarada por su singularidad fiesta de interés turístico, las 9 cofradías constituidas en la ciudad organizan 10 procesiones que transcurren por el casco antiguo de la ciudad. 

El final del calendario de procesiones da paso a las Fiestas de El Bollo, reconocida como fiesta de interés turístico nacional, que este año se celebra del 26 al 28 de marzo. Nace a finales del XIX, como manifestación de convivencia y participación popular, celebrando la llegada de la primavera y el fin del ayuno pascual. Su denominación proviene del componente gastronómico de la fiesta, un bizcocho mantecado y escarchado en forma de trébol de cuatro hojas, denominado Bollo, que los padrinos y madrinas obsequian a sus ahijados/as. 

El Domingo de Pascua recorre las calles de la ciudad un amplio Desfile de Carrozas engalanadas con motivos festivos, acompañados de gigantes y cabezudos, bandas de música, de gaitas y grupos folklóricos.

El Lunes de Pascua, el acto central y multitudinario desde el año 1993 es la Comida en la Calle, una multitudinaria comida al aire libre en las calles y plazas del Casco Histórico. En una hilera continua de mesas de 5 kilómetros de extensión, una media de quince mil personas se sientan a compartir tertulia y comidas elaboradas en casa o encargadas en los restaurantes.

El visitante es invitado a compartir mesa y mantel con los vecinos de la ciudad en las calles del casco antiguo de la villa medieval de Asturias, en un ambiente fraterno donde no falta la música y la diversión. 

Contacta con Avilés