Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Vilafranca del Penedès, la capital del Vino

Vilafranca del Penedès, situada a medio camino entre Barcelona y Tarragona, cuenta con una larga historia y tradición vitivinícola. Generación tras generación, el mundo del vino ha impregnado esta ciudad y la ha dotado de un espíritu y un talante singular que quiere ser compartido. 

Con una red de comunicaciones privilegiada, Vilafranca del Penedès es hoy referente en enoturismo y a través de actividades, bodegas, servicios, gastronomía, patrimonio y personas, abre sus brazos para dar a conocer y permitir sumergirse en la cultura del vino. Es una ciudad para disfrutar sin prisas. Os sentiréis bien y descubriréis la cultura del vino impregnada en sus calles y sus plazas, en su actividad y, por tanto, en su personalidad. En definitiva la ciudad le dice al viajero: "pruéba y me dirás porqué".

Ocho siglos después de su fundación, Vilafranca respira hoy aires de nobleza medieval alrededor de su barrio gótico. Siguiendo sus calles encontraremos edificios medievales como el Palacio Real, actual sede del VINSEUM, Museo de las Culturas del Vino de Cataluña, donde el visitante vive y experimenta la cultura del vino y todo lo que le rodea. Después: el Palau Baltà, la Basílica de Santa Maria y su campanario, la capilla de San Joan, la iglesia y el claustro de San Francesc, las casa Gumà y Macià y el Ayuntamiento.

El modernismo presente en Vilafranca queda entrelazado mediante la ruta modernista. Esta ruta nos permite conocer este movimiento cultural en el que artistas como Santiago Güell y Josep Llimona, entre otros, dejaron su huella en obras como el conjunto histórico de la "caída de la cruz" de la cripta de Santa Maria, la Casa de la Festa Major, la Casa Miró y el Ayuntamiento (nuevas intervenciones).

Al pasear por la ciudad no hay que dejar de visitar sus bodegas, catar sus vinos y acabar degustando una buena comida en alguno de sus buenos restaurantes, donde la cocina de tradicional y autóctona siempre está presente.

Otros puntos de interés que caracterizan la ciudad son su mercado centenario de los sábados, su folklore, sus fiestas y sus castells o torres humanas, declarado patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. Vilafranca cuenta con la plaza más castellera, cuyo punto culminante de construcciones castelleras es la Fiesta Mayor de Sant Fèlix el 30 de agosto, aunque no hay que esperar esta festividad, podéis disfrutar durante tres días de la semana de los ensayos de los tres grupos de castellers.

El comercio es otro de los atractivos de la ciudad, un comercio moderno con una experiencia avalada por más de 800 años de actividad comercial.

Y para los amantes de la naturaleza, Vilafranca cuenta con una red de caminos por parajes naturales, viñedos fundamentalmente, que permiten a pie o en bicicleta recorrerlos y acabar de impregnarse del espíritu vitivinícola de la Vilafranca del Penedès, la capital del vino.

Vilafranca del Penedès

C/Hermenegild Clascar, 2, Vilafranca del Penedès, Barcelona, Catalunya, España

http://www.vilafranca.org

938 920 358

Contacta con Vilafranca del Penedès