Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Cabrera, un viaje por la historia

Cabrera de Mar es un municipio de la comarca del Maresme situado entre las localidades de Vilassar de Mar y Mataró. Yacimientos íberos y romanos, castillos medievales...la historia de varios siglos se encuentra representada en esta localidad. Situado a unos 28 kilómetros de Barcelona, el centro del municipio se encuentra a 2,5 kilómetros de distancia del mar, en un pequeño valle entre dos montañas: Burriac y Montcabrer.

Cabrera de Mar presenta una historia compleja y muy completa que ha dejado un patrimonio rico en muchos puntos. De esta manera, pasear por la población se convierte en un viaje en el tiempo, un viaje que se inicia de manera clara en el s. V aC con el poblado ibérico de Burriac y que continúa hasta casi nuestros días, dejando unas huellas imprescindibles para entender la historia del municipio y del Maresme. Así, a los restos ibéricos debemos sumar los restos romanos las que ayudan a entender el periodo de romanización en Catalunya y la consolidación de la ocupación romana en la zona.

Cabrera de Mar ocupa un lugar de primer orden por su rico patrimonio arqueológico, que en los últimos años se ha visto incrementado con nuevas y espectaculares descubrimientos. La situación privilegiada del valle de Cabrera ha propiciado que, en varios momentos de la historia, contara con un importante núcleo de población, ostentando un cierto grado de capitalidad sobre un territorio relativamente extenso. Íberos, romanos, medievales ... todos ellos han dejado su huella en Cabrera.

Visita "Disfruta Cabrera": Yacimientos Arqueológicos iberoromanos

Revive el apasionante pasado de la villa y su rico patrimonio arqueológico; descubrirás los restos más significativos del legado romano haciendo un recorrido a pie por los yacimientos arqueológicos de Can Benet, Ca l'Arnau con sus hornos y termas para llegar al Clos arqueológico de Can Modolell, conjunto arquitectónico con restos de la época ibérica, romana y medieval.

Edificios y monumentos históricos de la época feudal

La época que sucede estos periodos no es muy conocida y ha dejado pocos restos visibles en Cabrera: es el momento de ocupación visigótica de la península, que se vio terminada con la llegada de los musulmanes el 711, momento en que se establecer la llamada "Marca Hispánica". Esto favoreció el establecimiento de demarcaciones con un conde al frente de cada una, lo que desembocó en el nacimiento de los condados catalanes, los cuales debían lealtad al rey franco. Es en este contexto en el que encontramos enmarcado el castillo de Burriac, situado en la cima de la montaña, que fue construido en el s. XI aprovechando unas antiguas construcciones ibéricas. 

Visita guiada por el "Veïnat d'Agell"

Existen más núcleos medievales que se articulan alrededor de una ermita, Santa Elena d'Agell, vinculada a la parroquia de Sant Feliu. Aquí podemos encontrar más edificios emblemáticos tal y como la Torre Ametller, la Ermita de Santa Elena de Agell, la Ermita de San Sebastià, el Cementerio Municipal y Cals Frares.

Contacta con Cabrera