Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Mastinell, la fusión de la tradición vinícola y el turismo de calidad

Despertarse, levantar las cortinas de la habitación y ver un extenso viñedo iluminado por el Sol podría ser el inicio de una película que retratara la vida en la Toscana. Todo correcto menos el enclave geográfico. Ese paraíso terrenal lo tenemos dentro de nuestras fronteras y no demasiado lejos, en Vilafranca del Penedès. De nombre Cava&Hotel Mastinell.

No es de extrañar que el enoturismo esté pisando con fuerza teniendo en cuenta que son muchas las actividades que ofrece y que no todas están necesariamente relacionadas con el cava o el vino, sí con el gusto por las cosas buenas y por lo que la naturaleza ofrece. Mastinell, viñedo y bodega, es también un hotel. La opción perfecta al estar a unos escasos dos kilómetros del centro de Vilafranca del Penedès, un enclave privilegiado para todos aquellos que estén buscando indagar en la cultura de la uva, de la montaña, la playa, la naturaleza, la tranquilidad del campo o el centro de una ciudad.

El Hotel, a su vez un espacio gastronómico, En rima, que funciona de martes a domingo, llama poderosamente la atención a todo aquel que llega a Mastinell, presentando un estilo arquitectónico innovador que cuenta con una estructura en forma de botellas de vino apiladas con tejados de azulejos gaudinianos que obtuvo la Medalla de Oro de la Arquitectura al mejor diseño en Shanghái 2011 y desde el cual se puede vivir el día a día de la vida en el campo y del trabajo en una bodega en la que se producen 20.000 botellas de vino y cava al año. 

En Mastinell todo va aderezado por un ambiente familiar y profesional donde predomina el respeto y el cariño por los procesos artesanales de la transformación de la tierra por la mano del hombre, por las actividades deportivas en plena naturaleza y por el valor añadido que da, a una conversación en buena compañía, el sabor de un buen vino o un buen cava. "Damos prioridad a la calidad, por eso nuestro producto es totalmente ecológico y conservamos procesos artesanales como la vendimia a mano. De esta manera podemos controlar cada racimo de uva y evitar que fermente y se oxide antes de llegar a la bota de prensado" nos comenta su directora, Maribel Llavés. 

"Aquí no tenemos 'backstage' – añade Llavés mientras realiza el recorrido por la bodega en la que se muestra cada uno de los rincones de Mastinell- todo se puede observar 100% en directo, desde el proceso de cultivo, a la recogida de la uva o su pisada en la bota hasta el embotellamiento o etiquetado". Esta apertura hacia el cliente no acaba en la bodega, sino que se extiende a otros espacios como el hotel, en el que tienen lugar experiencias de vinoterapia, o el restaurante, donde los comensales podrán disfrutar de la experiencia del showcooking o cocina en vivo y observar bien de cerca, como si de uno más de Mastinell se tratara, la elaboración de cada uno de los platos con productos de temporada de primera calidad de kilometro cero de la red internacional slow food

Contacta con Cava&Hotel Mastinell