Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Razón

Entrevista a Luis Briones y Raúl Salas, abogados de Baker & McKenzie en España

"Las empresas deberían empezar a prepararse para la reforma legislativa sobre los precios de transferencia"

El debate sobre los precios de transferencia y los desajustes que pueden provocar en los indicadores de eficiencia de las empresas ha cobrado máxima actualidad al encontrarse una nueva Ley pendiente de su aprobación en el Parlamento. Se entiende como precios de transferencia aquellos aplicables a las transacciones de bienes o servicios entre empresas o partes vinculadas por ser consideradas fuera de los precios de mercado. Luis Briones y Raúl Salas, abogados fiscalistas de Baker & McKenzie en España, nos hablan de este aspecto y de su impacto en la actividad económica.

¿Son los precios de transferencia realmente un aspecto crítico para los grupos multinacionales? ¿En qué inciden y qué consecuencias tienen?
L.B: Se trata de una cuestión conceptual con consecuencias económicas que se han acrecentado a raíz de la globalización. Las empresas actualmente no completan su ciclo productivo en un solo país, por ello, se realizan múltiples operaciones entre distintas empresas del grupo antes de que se complete el ciclo productivo, sin que pueda determinarse claramente qué parte del valor ha sido creada por cada una de las empresas. Sin embargo, los sistemas tributarios son territoriales, tratando de gravar el beneficio que se genera en cada país. Para determinarlo se prevén una serie de métodos encaminados a estimar el precio que se fijaría entre partes independientes, el denominado “precio de transferencia”. En la práctica, cada Administración trata de obtener la mayor recaudación posible y, como es difícil determinar el beneficio generado en cada país por la empresa multinacional, el resultado suele ser que las multinacionales acaban sufriendo doble imposición. El Proyecto de Ley de Medidas para la Prevención del Fraude Fiscal prevé obligar a las empresas que operen en España a mantener una amplia documentación que identifiquen las operaciones entre entidades vinculadas y justifique los precios de transferencia, en línea con las recomendaciones de la Unión Europea. El Proyecto de Ley contempla importantes sanciones que pueden llegar al 15% de los ajustes ó 30.000 euros por dato no adecuadamente documentado o valorado, lo que podría llegar a cantidades astronómicas, según lo que se entienda por dato.
 -¿Qué cuestiones hay que valorar para fijarlos y cómo actúa Baker & McKenzie?
L.B: La determinación del precio de transferencia parte de un análisis detallado de las funciones que realiza cada una de las entidades del grupo y de los riesgos que asume.  Conocidas éstas, deberá efectuarse un análisis económico para determinar cuáles son los precios o márgenes que se habrían fijado por una empresa que realizase funciones semejantes o asumiese los mismos riesgos. Baker & McKenzie está ofreciendo actualmente a sus clientes un proceso de auditoría interna encaminado a identificar las operaciones efectuadas entre entidades vinculadas y analizar su ciclo económico para determinar las funciones y riesgos asumidas por cada uno de los intervinientes y establecer una adecuada política de fijación de precios de transferencia y de documentación que permita evitar sanciones y reducir el riesgo de doble imposición.
R.S: Adicionalmente, llevamos a cabo un análisis transfronterizo, con base en nuestra red internacional para optimizar el resultado fiscal global. También, cuando es oportuno, asesoramos en el proceso de obtención de un acuerdo previo de valoración con las Administraciones tributarias, ya se refiera exclusivamente a la Administración española o a varios países. Por último, también asistimos a las empresas en el caso de inspecciones tributarias, procedimientos amistosos con terceros países o, incluso, en relación con procesos de arbitraje entre Estados miembros de la Unión Europea.
 -¿Cuál consideran que debe ser el método adecuado que sigan las multinacionales para la fijación de estos precios?
L.B: Cuanto mayor es el número de operaciones entre entidades del grupo y mayor la parte del valor creado atribuible a los intangibles, más difícil es estimar el precio de mercado. Para reducir el riesgo de doble imposición, minimizando la carga fiscal y facilitando el proceso de valoración, la estrategia que muchas multinacionales están utilizando es situar la mayor parte del valor creado en países con tipos impositivos bajos, como por ejemplo en Irlanda, cuyo tipo de gravamen es del 12,5%, donde muchas multinacionales están situando sus intangibles y la dirección de sus negocios, de forma que la mayor parte del valor creado puede atribuirse a la entidad irlandesa.
  -¿Cómo valoran los Estados esta cuestión y qué normas generales suelen imponer según su desarrollo de mercado?
L.B: La UE está realizando un importante esfuerzo en esta materia. De una parte, aprobó un Convenio de Arbitraje que, en caso de un ajuste transfronterizo, obliga a los Estados miembros a ponerse de acuerdo. De otra, ha creado un grupo de trabajo encaminado a homogeneizar los requisitos documentales en materia de precios de transferencia, sus conclusiones son simples recomendaciones pero tienen alto nivel de aceptación. Así ha sucedido con el Código de Conducta elaborado por este grupo de trabajo, que da pautas relativas a la documentación que debe requerirse en toda la Unión Europea, estableciendo un marco común y homogéneo.
R.S: Evidentemente, los países económicamente más avanzados, como EE.UU llevan ya muchos años estableciendo requisitos documentales. España no está auténticamente retrasada en la regulación de este tema. Recomiendo a las empresas que empiecen ya a prepararse para la reforma legislativa ya que el primer estudio de las operaciones es dificultoso y pueden detectarse contradicciones que obliguen a racionalizar la estructura. Por ello, es imprescindible contar con el asesoramiento técnico adecuado.

_____________
EL BUFETE
Baker & McKenzie,  presente en 38 países con 70 oficinas, siempre ha destacado por su área fiscal que cubre tanto aspectos jurídicos como económicos gracias a sus centros de estudios y por la que ha recibido el premio a la Firma Europea del Año en Precios de Transferencia de International Tax Review. En España, el despacho prevé destinar mayores recursos a los precios de transferencia, reforzando así su equipo fiscal.

Baker & McKenzie

Paseo de la Castellana, 92, 28046, Madrid, Madrid, España

www.bakernet.com

912 304 500

913 915 149

Contacta con Baker & McKenzie