Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Razón

Dr. Frühbeck Abogados y Economistas

Formas de inversión en Cuba

La reforma de la Constitución cubana realizada en 1992 confirma que el Estado Cubano reconoce el Derecho y concede garantías a la inversión extranjera. Esto sirvió de plataforma para que en el año 1995 se aprobara la ley No.77 “de la Inversión Extranjera”.

La inversión extranjera en Cuba cesó en 1959, a partir del momento en que se produjo la nacionalización de las empresas extranjeras radicadas en el país, a consecuencia de la nueva forma de gobierno. En 1982, con la promulgación del Decreto-Ley No.50, que fue la primera legislación cubana post-revolucionaria sobre inversiones extranjeras, se restableció la inversión extranjera en el país, pero sólo en determinadas actividades en donde los recursos financieros, materias primas, tecnologías y mercados no se encontraran al alcance del gobierno.
 Cuando en 1992 fue reformada la Constitución cubana, se introdujeron nuevos artículos, evidenciándose que el Estado cubano reconoce el derecho y concede garantías a las inversiones extranjeras. Esto sirvió de plataforma para que en el año  1995 se aprobara la ley No.77 “de la Inversión Extranjera”, en la que fueron incorporadas las experiencias de los años anteriores y actualizadas las bases legales sobre las cuales los inversionistas venían actuando en el país.
 De acuerdo a esta legislación vigente, los principios que sirven de base al establecimiento y aprobación de cualquier modalidad de inversión extranjera en Cuba son la introducción de nuevas tecnologías, la modernización de sus industrias, una mayor eficiencia productiva, la creación de nuevos puestos de trabajo, la mejora de la calidad de los productos y los servicios que se ofrecen, y reducción en los costos, y, finalmente, una mayor competitividad en el exterior y acceso a nuevos y determinados mercados.

Las inversiones extranjeras en Cuba pueden ser requeridas en todos los sectores de la economía, pero especialmente en los tres grandes campos económicos siguientes: algunas esferas del sector industrial, determinados servicios tecnológicos y técnicos y el turismo internacional.
    Como parte de todo este proceso, y debido a la diversificación de orígenes de los capitales que fluyen hacia el país,  el Gobierno ha ido suscribiendo una serie de Acuerdos de Protección y Promoción Recíproca de Inversiones (APPRI) a lo largo de estos años, y actualmente suman un total de 62.

Formas de inversión
La Ley No.77/95 “de la Inversión Extranjera” establece las siguientes formas de inversión, a saber: Empresa Mixta, Asociación Económica Internacional y en tercer lugar Empresa de capital totalmente extranjero. La aprobación de cualquiera de estas modalidades corresponde al  Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros o una Comisión de Gobierno designada por este órgano. La Empresa Mixta es una sociedad anónima, una compañía por acciones nominativas, cuyos accionistas son uno o más inversionistas nacionales y uno o más inversionistas extranjeros. Los Contratos de Asociación Económica Internacional constituyen otras formas diversas de asociación que no significan la constitución de una persona jurídica. Ambas formas de inversión son consideradas directas, debido a que el inversionista extranjero participa de forma efectiva en la gestión de la empresa, tanto si se constituye una persona jurídica (Empresa Mixta), como si se mantiene la personalidad de ambas partes (Asociación Económica).

Otra forma de establecimiento en Cuba reservada a empresas extranjeras dedicadas solamente a la actividad comercial es la Sucursal de Empresa extranjera,  regulada por el Decreto No.206 de 27 de marzo de 1996 del Ministro de Comercio Exterior.  Es aprobada por el propio Ministerio de Comercio Exterior y permite contar con oficina de representación y los medios y recursos para realizar la actividad comercial a que se dedique. Esta opción requiere una relación comercial anterior con empresas cubanas de por lo menos tres años en volúmenes considerables, por lo cual es apropiada para el inversionista que ya las ha venido desarrollando, y no para el que pretende comenzar.

La representación de bancos extranjeros e instituciones financieras no bancarias, regulada por el Decreto-Ley No.173/97 autoriza la posibilidad de establecer en Cuba oficinas de representación de bancos extranjeros e instituciones financieras. Para ello, los Bancos e Instituciones extranjeros interesados deberán presentar la solicitud de licencia por escrito y adjuntando la documentación correspondiente al Banco Central de Cuba, institución estatal encargada de conceder la licencia solicitada y de fijar el alcance de la misma.

Contrato de agencia
Esta modalidad constituye un vehículo alternativo para realizar operaciones en Cuba y consiste en utilizar una empresa cubana, perteneciente al Ministerio de Comercio Exterior, autorizada para promover actos de comercio, en nombre y representación de una sociedad mercantil o empresario individual extranjero. Se encuentra regulada por el Decreto No.206/96 del Ministro de Comercio Exterior, y aunque en principio para su aprobación se establecen los mismos requisitos que para la Sucursal a acreditarse en el país, en la práctica se podrá autorizar a firmas extranjeras de renombre y prestigio comercial que deseen realizar operaciones comerciales en Cuba, aún sin cumplir los requisitos de volúmenes comerciales anteriores. 

__________
EL BUFETE
Dr. Frühbeck Abogados y Economistas es un bufete con más de 50 años de trayectoria profesional que,  gracias a su profesionalidad y buen hacer en el asesoramiento a empresas, ha conseguido ser un despacho de referencia en el derecho de los negocios tanto fuera como dentro del territorio nacional.  Dr. Frühbeck en colaboración con sus oficinas en España, ofrece una atención directa y en diferentes idiomas a clientes interesados en el mercado cubano.

Dr. Frühbeck Abogados y Economistas

Marqués del Riscal, 11, 5º, 28010, Madrid, Madrid, España

www.fruhbeck.com

917 004 350

913 102 882

Contacta con Dr. Frühbeck Abogados y Economistas