Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Razón

Entrevista a Juan Córdoba Roda, socio director del Bufete Córdoba Roda Abogados

"Los delitos que más interesan a la gente son aquellos que atentan contra intereses muy elementales"

Juan Córdoba Roda, catedrático de Derecho Penal y fundador del bufete Córdoba Roda, que cuenta con más de 25 años de experiencia en la defensa de causas penales que se litigan en los tribunales, entiende la justicia penal como aquella parte del Derecho que trata de enfrentarse a las conductas más gravemente antisociales.

El derecho penal  trata temas relacionados, próximos e incluso imbricados con la mayoría de las áreas del Derecho. ¿Cómo solucionan y disciernen sobre cuestiones que abarcan un espectro tan amplio de temas?
Efectivamente en el derecho penal se da con cierta frecuencia el que se necesita concurso de otros especialistas. En estos casos acudimos a un despacho o bufete especialista en estas materias. También esto se plantea en relación a  profesionales no juristas, como médicos, economistas o psicólogos. Profesionales necesarios para, por ejemplo, aclarar un caso de causas y tipología de unas lesiones en un delito contra la integridad, o bien, aclarar una contabilidad en un delito económico.
 -Hay casos en que no se juzgan consecuencias sino riesgos. ¿Cómo se aborda esta nueva faceta de la justicia penal, y cómo se imputan responsabilidades y se fijan indemnizaciones?
Sí, hay una serie de conductas en las que no hace falta que se de un resultado sino que basta con que se de un riesgo. En un delito ecológico no hace falta que  mueran los peces, que desaparezca la flora o que se intoxiquen las personas, sino que el delito nace en cuanto existe el riesgo de que esto ocurra. Considero que es una buena política legislativa el anticipar la protección penal al momento en que por parte del sujeto se genera el riesgo. La indemnización es consecuencia de un perjuicio y éste es fruto de un resultado, por lo tanto.
 -La instauración del jurado en 1995 levantó muchas expectativas en cuanto a la participación de los ciudadanos en la administración de justicia. ¿Cuál su opinión respecto a la intervención del jurado en los litigios?
Yo creo que para formarse una opinión sobre el jurado es imprescindible haberlo vivido. No vale dar una opinión con pretensiones de validez si no se tiene experiencia directa del hecho. El procedimiento con jurado de cara al abogado supone un cambio importante; ante un jurado hay que desmenuzar todo y hay que explicarlo todo de forma más pormenorizada y detallada, lo cual yo creo que es bueno. Es muy interesante ver a unos ciudadanos que siguen ensimismados durante días un proceso, siendo conscientes de que es una experiencia posiblemente única en su vida, que no se debe malgastar y en la que se expresa un sentimiento de solidaridad. En cambio, los juicios ordinarios tienden a producirse de una forma maquinal, sin ese aspecto de absoluta experiencia individual e irrepetible que le confiere el jurado al juicio.
 -Como en otros ámbitos del Derecho, ¿existe la posibilidad de desarrollar medidas preventivas a nivel individual y especialmente para las empresas para evitar repercusiones penales de los actos y decisiones?
Sí, así es. Se puede prevenir. Vamos a ver la mejor forma de no incurrir en un delito fiscal es cumplir bien con la Hacienda Pública y para eso es importante un buen asesoramiento fiscal. Para no tener accidentes laborales lo mejor es tener condiciones de seguridad en la empresa y a ello los ingenieros pueden ayudar. Prevenir quiere decir crear condiciones de no comisión de delitos.

_____________________
REPERCUSIÓN SOCIAL DE LOS DELITOS
En su opinión, ¿a qué se debe la repercusión social que alcanzan ciertos delitos de forma más o menos cíclica?
Hay delitos que se podrían denominar delitos de moda, como el fiscal, el medioambiental o los accidentes laborales, hechos que realmente motivan un mayor interés por parte de los medios de comunicación social. Pero yo creo que los delitos que más interesan a la gente son aquellos que atentan contra intereses muy elementales. Por ejemplo, el interés que despierta un asesinato o una agresión sexual es de un interés muy superior en el ciudadano medio a lo que puede suponer un delito fiscal.
¿Cómo consiguen los profesionales del Derecho, ya sean abogados, fiscales o jueces no verse influenciados por los medios cuando los casos tienen una amplia repercusión social?
No nos afecta. El profesional del Derecho ya sea el juez, el abogado o el fiscal está habituado a la idea de que lo interesante es  lo que es su objeto de juicio y que lo que está fuera del juicio no existe. Hay un aforismo eterno del Derecho que dice que” lo que no está en los autos no está en el mundo”.

Bufete Córdoba Roda Abogados

C. Roger de Llúria, 86-88, pral., 1a, 08036, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

934 574 006

932 073 804

Contacta con Bufete Córdoba Roda Abogados