Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Carlos García y Núria Mir, técnico y responsable de Construccions Boncart

Sistema ‘steel framing’, hasta un 35% de ahorro

Boncart presenta un nuevo sistema constructivo reduce costes, tiempo de construcción y hasta 10 veces los residuos de obra, con unos parámetros especialmente altos en eficiencia energética. Es el denominado steel framing o ‘estructura de acero’, una nueva técnica constructiva segura, rápida y respetuosa con el medio ambiente.

-¿En qué consiste exactamente el steel framing?
El steel framing está basado en el sistema de construcción de Estados Unidos, donde se edifica a partir de una estructura de entramado de madera. Aquí, más concretamente en Europa del sur, la madera no está tan aceptada como elemento constructivo porque no tenemos esa cultura, así que la alternativa más óptima ha sido el uso de acero galvanizado. El mecanismo, eso sí, es el mismo que se sigue en las construcciones de madera americanas. Se construye como un mecano, ellos lo denominan balloon frame. 
 
-¿Qué ventajas aporta con respecto a la obra tradicional?
La más significativa es un ahorro notorio para el cliente y una rapidez de ejecución notable. Viene todo cortado y un especialista con un ayudante lo monta. Dos plantas de construcción pueden llevar unas tres semanas de ejecución, con cubierta incluida. Por otro lado, si cuidamos las instalaciones técnicas podemos conseguir calificaciones energéticas A, que en una obra tradicional es, no ya muy caro, sino además muy complicado de alcanzar. Nosotros estamos en niveles ecológicos altísimos. Otra ventaja añadida es la facilidad que supone la modificación de instalaciones de luz o de agua.
 
-¿Podríamos poner una cifra a ese ahorro final para el cliente?
Siempre depende de los acabados que finalmente quiera, pero podemos hablar de un ahorro de entre un 20% y un 35%. Esto sólo en el momento de la construcción, como decía antes el steel framing proporciona unos parámetros en cuanto a eficiencia energética especialmente altos. Estamos en un 20% de mejora de aislamiento lo que supone también un ahorro en calefacción y aire acondicionado. 
 
-La pregunta es obligada aun suponiendo la respuesta. ¿Aguanta?
No sólo aguanta y cumplimos la normativa, sino que llegamos a valores muy por encima de lo que ésta exige. El "¿aguanta?" es lo que siempre te suelen preguntar. Y sí, aguanta. Ofrece una estabilidad estructural que puede llegar a ser mayor que la de la obra tradicional, y es mucho menos pesada, más limpia y más rápida. Por ejemplo para hacer ampliaciones y adición de nuevas plantas sobre estructuras tradicionales es una opción a tener muy a tener en cuenta, sobre todo si la estructura sobre la que va la ampliación es antigua o tradicional. 
 
-¿Los clientes están preparados para fiarse y adoptar esta nueva técnica constructiva?
En el caso de las promotoras el tema es más complicado, pero el cliente particular sí. En Construccions Boncart entendemos que ver una casa levantada en la mitad de tiempo puede causar cierta inseguridad, y no estamos acostumbrados. Una casa que se construye en un año nos parece más segura que una que se monta en medio. 
 
-¿Qué es lo que hace que el cliente dé el paso?
Si te das cuenta en un caso he usado el término construir y en el otro montar. El concepto es diferente, y en cuanto el cliente lo entiende y conoce las ventajas, confía. Lo mejor es que podemos entrar en casas que ya hemos construido para que las vean. Los clientes anteriores, que ya han vivido el steel framing, les explican la experiencia y esto les da mucha confianza. Nosotros no vamos, no estamos presentes en ese encuentro para que puedan ser sinceros y les puedan explicar todo. Como equipo de trabajo no somos perfectos, pero estamos suficientemente seguros de nuestra profesionalidad. Les explican cómo se hace, como se lo encuentran y cómo somos.
 
-¿Podemos afirmar que el steel framing es el futuro?
No sé si me atrevería a afirmar que es el futuro por más ventajas que le encuentre. La idea fundamental del steel framing, tal como lo trabajamos en Construccions Boncart, es que está a medio camino entre la construcción tradicional y la prefabricación. Prefabricamos la estructura. El cliente no suele fijar su atención en la estructura por más que soporta la casa, porque da por hecho que la va aguantar. Nosotros traducimos esta primera fase en una minimización de costes y así podemos dedicar más presupuesto a los acabados de la cubierta y del interior. A partir de aquí funcionamos como en la construcción tradicional y podemos poner los materiales que desee el cliente.
 
-¿Puede notar el cliente algún tipo de diferencia en el resultado final?
La diferencia es que es muy personalizable. Si tú vas a una constructora a comprar un piso sobre plano no vas a poder variarlo y si coges una construcción tradicional a lo mejor no puedes poner una habitación más. Con el steel framing esto se simplifica. Se van a poder hacer variaciones sobre plano. En Construccions Boncart no somos constructores, somos un equipo que se dedica a la construcción. Abarcamos desde el estudio creativo, presentando propuestas que son propias de un estudio de arquitectura, hasta el último acabado de la baldosa del baño. Esto es lo que ofrecemos al cliente. Él no se tiene que encargar de nada. 
 
-¿Puede ser ésta una de las principales diferencias con vuestra competencia?
Sí. Por un lado esa. Y por otro es que además de la obra y reforma tradicional, ofrecemos el steel framing. No somos los únicos en el Estado español que lo ofrecemos, pero sí somos los únicos que lo hacemos de esta manera. 
 
-¿A qué se refieren?
Hay un encargado de obra que es el enlace entre el cliente y el proyecto. El resto queda en nuestras manos. Somos nosotros los que gestionamos el equipo, por lo que no se tiene que preocupar de que la obra esté en el punto idóneo para que el electricista, con el que ha quedado por otro lado, venga a hacer su trabajo. Nosotros tenemos nuestro propio equipo y nos coordinamos nosotros. Siempre somos los mismos y abarcamos todo el proyecto desde el inicio hasta el fin con el presupuesto cerrado. 
 
-¿Cuál es la filosofía de trabajo de Boncart?
En Boncart entendemos que una obra es un quebradero de cabeza. Nuestro objetivo es que las molestias de la obra no afecten al cliente en su rutina diaria, que el cliente no tenga que encargarse de nada más que de dar el visto bueno al proyecto y de escoger los materiales. Además siempre estamos localizables. Sabemos que el cliente supervisará la obra o se le ocurrirán cosas nuevas en su tiempo libre, puesto que en el resto de su tiempo está trabajando o encargándose de la familia. Sabemos que molestamos y esperamos que esa molestia le afecte lo menos posible. 
Construccions Boncart

Pg. Generalitat, 33, entresòl, 08500, Vic, Barcelona, Catalunya, España

www.construccionsboncart.com

938 890 613

Contacta con Construccions Boncart