Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Andrea Olarte y Adriana Romero, socias fundadoras de Equinox Urban Housing

Barcelona atrae mucho al inversor extranjero

La marca Barcelona sigue siendo el principal activo de la ciudad condal y no para de generar interés en el inversor, sobre todo en el extranjero, principal cliente de Equinox Urban Housing, una joven agencia inmobiliaria con muchos años de experiencia que en sus dos años de funcionamiento ha comercializado alrededor de 120 pisos y tiene más de 85 contratos cerrados.

-¿Barcelona es poderosa en cuanto a interés inmobiliario?
Sin duda. Barcelona es una ciudad estacionaria, cosmopolita y que atrae a mucho inversor extranjero. Madrid, por ejemplo, es una ciudad que interesa más al cliente local, mientras que Barcelona atrae a los dos mercados, pero sobre todo al de afuera. 
 
-Según estudios e informes, Barcelona mantiene durante el 2015 la inercia positiva que comenzó ya en 2014. ¿Qué prevé Equinox para el 2016?
Según las estadísticas, y en comparativa con otras ciudades, Barcelona es la que mejor está superando la crisis. Más incluso que San Sebastián, que es la reina de la corona inmobiliaria. Esto ha provocado que los precios empiecen a subir. Por tanto, y aunque suene contradictorio, la calidad de los pisos que buscamos baja. En 2016 seguirá subiendo el precio de la vivienda, aunque nunca llegaremos a los niveles de 2007, cuando el precio estaba un 40% más alto de lo que está actualmente.
 
-¿Baja entonces la calidad de todos los inmuebles?
No es que baje la calidad. Es que para comprar lo mismo hay que gastar más. De todas formas no es en todo el tipo de vivienda. Las viviendas de alto standing que tenían precios muy elevados están ofreciendo, cada vez más, precios más razonables. 
 
-¿Cuáles son los gustos del cliente extranjero? 
El mercado extranjero se ve muy atraído por Ciutat Vella, por Gràcia o por el Eixample. Son clientes con poder adquisitivo para plantearse invertir y comprar su segunda residencia en Barcelona. Quieren inmuebles amueblados, no necesariamente nuevos. Las bóvedas catalanas y los suelos hidráulicos causan fascinación, pero sí tienen que estar en buen estado y ser completamente habitables.
 
-¿En qué se diferencia Equinox de otras agencias inmobiliarias?
Ofrecemos un servicio personalizado, no sólo en el ámbito inmobiliario. Las familias extranjeras que llegan a Barcelona por periodos de uno o dos años se tienen que enfrentar a una tramitología burocrática que va más allá del contrato de alquiler o de compraventa, como por ejemplo los colegios, telefonía e Internet, etc., y nosotros nos encargamos de ellos. Y sobre todo, vamos más allá de la compra. Tenemos muchos tipos de clientes. El que es un "inversor repetidor" puede hacer números el mismo. Sabe de qué va el asunto. Pero nos encontramos con otros inversores que suelen no tener los pies en el suelo. Es nuestro, ofrecer aquello que el cliente puede permitirse.

Contacta con Equinox Urban Housing