Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Bruno Marcenaro, Aurelle Aubert y Jean-Charles Aubert, socios de Aubert Aubert Associés

"Nunca venderíamos una vivienda en la que no nos gustaría vivir"

Después de una exitosa experiencia en el mercado inmobiliario francés, Jean-Charles Aubert realizó algunas promociones con éxito en Barcelona entre 2009 y 2011. En 2013, con la incorporación de Aurelle Aubert y Bruno Marcenaro creó Aubert Aubert Associés, empresa especializada en promoción inmobiliaria, rehabilitación y gestión de inmuebles en régimen del alquiler.

-En un mercado con tantos promotores ¿que cree que diferencia a Aubert Aubert Associés?
A nosotros nos gusta señalar que nuestras viviendas tienen un toque diferente. Nos gusta rehabilitar edificios que desprenden personalidad y proyectar en ellos viviendas singulares. Nos hemos posicionado dentro del segmento de viviendas de calidad, con un toque de identidad diferente. Muchas de las viviendas que uno encuentra en el mercado a menudo son muy parecidas en el diseño y acabados, con un resultado que a nuestro juicio puede resultar un poco monótono. Nosotros intentamos que las nuestras se desmarquen de las demás, quizás porque destinamos más esfuerzo a los matices, al diseño y a la búsqueda de un sello propio.
 
-¿Cómo se plasma ese gusto y esa especialidad?
Primero porque están hechas con pasión y esmero por el diseño y los detalles. Y también por el uso de los materiales nobles de todo tipo, ya sea en rehabilitaciones que respetan la identidad histórica y las esencia de los edificios y recuperan cuidadosamente los elementos originales, como en las promociones de obra nueva, donde se apuesta por diseñar viviendas más vanguardistas. 
 
-¿En qué zonas de la ciudad se encuentran sus inmuebles?
Nuestras viviendas se ubican siempre dentro del área metropolitana de Barcelona, en barrios céntricos susceptibles de ser demandados tanto por el público local como por el comprador extranjero. Sobre todo el Gòtic, el Born, l’Eixample y Gràcia.
 
-¿Cuál es su perfil de cliente?
Nosotros, en general, vendemos la mitad de nuestros inmuebles a compradores locales y la otra mitad a extranjeros. Estos últimos suelen ser de procedencia europea o de Oriente Medio. La mayoría de ellos son usuarios de su propia vivienda, en el sentido que aunque no residan habitualmente en Barcelona, la utilizan como «pied à terre» para fines de semana, vacaciones, etc. 
 
-También trabajan para inversores privados…
En este aspecto debo señalare que el perfil de inversor para el que trabajamos podríamos definirlo como friends & family, mucha gente que a lo largo de los años ha confiado en nosotros y con el que hemos desarrollado una relación de confianza y amistad en muchas ocasiones. Básicamente ponemos a su disposición nuestro conocimiento del mercado inmobiliario local. Para ellos tenemos una extensa red de contactos: distintos brokers y agencias de intermediación, arquitectos, aparejadores, constructoras, bancos, notarios y demás prestatarios necesarios para el desarrollo de la actividad inmobiliaria. 
 
-Pero esos friends & family no invertirían si el mercado inmobiliario en Barcelona no hubiese repuntado. ¿Qué opinión tienen desde Aubert Aubert Associés al respecto?
Poco a poco el mercado se va recuperando y lo mejor es que lo está haciendo a un ritmo que a nuestro juicio es sostenible, lo que nos hace pensar en unos cuantos años buenos a partir de ahora. Tras estallar la burbuja inmobiliaria en 2006-2007 hubo, como es lógico, un pánico generalizado por el enorme descenso de los precios, pero poco a poco se está recuperando la confianza en los activos bien ubicados, la demanda aumenta progresivamente y que se está abriendo de nuevo la financiación a promotores y particulares. Barcelona es una de las principales capitales de Europa y los precios de hoy no son ningún disparate si los comparamos con París, Londres, Berlín, Roma… podemos ser optimistas.
 
-Cambiando de tema y desde su perspectiva internacional, ¿es Barcelona un reclamo tan potente?
Absolutamente. Barcelona tiene una prensa a nivel internacional fabulosa en estos momentos. Es una ciudad mediterránea, moderna, emprendedora, con una calidad de vida envidiable, buen clima, limpia, mejor gastronomía… Además, por qué no decirlo, la ciudad está cada vez más preciosa. Si a todo esto le sumamos que los precios de las viviendas están hoy en niveles muy razonables para los nacionales e incluso baratas para según qué extranjeros, el resultado es una ciudad fantástica para vivir. Y todo ello sin olvidar otros aspectos como por ejemplo el Barça que tiene un tirón mundial impresionante. 
 
-Por tanto, ¿es una buena inversión comprar en Barcelona?
Estamos convencidos de que sí. Los precios hoy son todavía atractivos y la tendencia es progresivamente a la alza. La demanda de vivienda tanto en alquiler como en venta está creciendo y la financiación está empezando a ayudar a las familias. Así que no hay motivos para pensar lo contrario. Además la gente cada vez más reconoce que el inmobiliario es un producto técnico susceptible de cambiarse a lo largo de nuestra vida en virtud de las distintas necesidades familiares que tengamos a lo largo de ésta. 
 
-¿Cuáles son los planes de futuro Aubert Aubert Associés?
Por supuesto tirar adelante con las más de 70 viviendas que tenemos previsto poner en el mercado durante de 2016, en una horquilla de precios que va desde los 250.000 a los 800.000 euros. Y también seguir trabajando como lo venimos haciendo hasta hoy, con dedicación, esfuerzo y pasión por nuestro cometido, todo ello manteniendo el ambiente y espíritu familiar de nuestra empresa y con una premisa básica que jamás compraríamos o venderíamos una casa o un inmueble en la que no nos gustaría vivir a nosotros mismos. 
Aubert Aubert Associés

C. Bruc 123, baixos, 08037, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.aaabarcelona.com

629 360 665

Contacta con Aubert Aubert Associés