Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Feroe, las islas desconocidas de Europa

El archipiélago, una región autónoma de Dinamarca pero que no pertenece a la Unión Europea, es un destino imprescindible para los amantes de la naturaleza

El turismo de naturaleza cada vez gana más adeptos en nuestro país. Ya sean los glaciares y los géiseres de Islandia o las paradisíacas islas de Croacia, los viajeros cada día se sienten más atraídos por parques, ríos y zonas deshabitadas. Para todos aquellos, las islas Feroe emergen como un auténtico “must”: aún son pocos los que deciden visitar este archipiélago situado en el Atlántico Norte, y aquellos que lo hacen reciben como recompensa el gozar de unas tierras con una naturaleza espectacular y una cultura que no ha perdido ni un ápice su autenticidad, y todo ello sin apenas turistas.

Las islas Feroe son un país que la mayoría de la gente no sabe que existe. Y no es extraño, ya que en la mayoría de los mapas del mundo no aparecen. Y si están, lo hacen marcadas por dos o tres pequeños puntos apenas visibles a simple vista. Esto también significa que puede ser difícil para los turistas, siempre a la búsqueda de nuevos destinos, imaginar la versatilidad de lo que se ofrece en las islas Feroe.
 
Situadas entre Escocia e Islandia, el archipiélago de las Feroe es una región autónoma de Dinamarca formado por 18 islas de origen volcánico. Su principal atractivo es su naturaleza espectacular. Sin apenas bosques, destacan sus grandes extensiones de prados verdes, sus ríos cristalinos y sus impresionantes acantilados, además del encanto de su arquitectura, de casas de colores y techos a dos aguas hechos de hierba. Las islas Feroe son un destino ideal para quien esté interesado en la observación de aves, senderismo, pesca y otras actividades al aire libre. Se puede disfrutar de los senderos haciendo trekking o se puede permanecer al borde de los acantilados observando espectaculares vistas. Los pueblos tienen un encanto especial y al estar enmarcados en medio de prados y muchas veces al borde de lagos o del mar se crean unos contrastes preciosos.
 
La pequeñez de las islas no es una desventaja en la actualidad. Por el contrario, debido a su reducido tamaño y el relativo bajo conocimiento que se tiene de ellas, son un destino muy atractivo para la gente que ha estado en todas partes y está buscando algo nuevo. En estos días en que cada vez más los destinos son más parecidos, las islas Feroe siguen siendo auténticas y únicas, y quieren que siga siendo así, desarrollándose sosteniblemente. Esto también fue mencionado en una gran encuesta realizada por National Geographic Traveller que votaron las islas Feroe como el destino más atractivo entre los 111 destinos de isla, por su autenticidad y su originalidad.
 
La retroalimentación que se recibe de los turistas es que la naturaleza, la cultura y la gente son lo que más les atrae. Así como que las islas Feroe es un moderno país escandinavo en el medio del océano, en el que al mismo tiempo están fuertemente arraigadas las tradiciones.
 
Del mejor pescado del mundo
 

Rodeado por el mar fresco y con la corriente del golfo que fluye, las Feroe tienen acceso a algunos de los mejores pescados y mariscos del mundo. Tradicionalmente, la comida se ha relacionado con la naturaleza que lo rodea, y las ovejas, los peces y las aves silvestres son todavía una parte integral de la cocina de las islas Feroe y la vida cotidiana. La necesidad de utilizar todos los dones de la naturaleza ahora se presentan como una ventaja para los faroenses que están acostumbrados a aprovechar lo que la naturaleza les ofrece. Con valientes chefs que encuentran nuevas formas de redefinir la cocina tradicional, las islas Feroe se están abriendo como un punto interesante e innovador de orientación para las personas que buscan una extraordinaria experiencia culinaria. 

Contacta con Atlantic Airways