Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Ana Muñiz de Mergelina, Directora de AMM - BUSINESS TRANSLATION CENTER

"La clave está en tener controlados los procesos mucho antes del inicio de cada proyecto"

AMM ofrece un enfoque de los servicios de traducción e interpretación que se aleja del habitual en el mercado.

En un sector en el que proliferan los freelance y las agencias intermediarias, AMM se distingue como empresa de servicios con vocación de socio del cliente. Gracias a su entusiasmo y a un riguroso abordaje de su profesión, Ana Muñiz ha consolidado un equipo que pone a disposición del mercado los mejores profesionales del sector y un control de la calidad del servicio fundamental, pero poco común.

Traductores freelance, agencias … ¿dónde se sitúa AMM?
AMM es una empresa de servicios profesionales de traducción e interpretación, entre los que se incluyen la traducción escrita especializada desde y hacia cualquier idioma y la interpretación -simultánea con asistencia de megafonía en sala, consecutiva, de enlace y chuchotage-; además de la traducción y la interpretación jurada.
 Trabajamos con un equipo multilingüe y multidisciplinar de unos 250 profesionales con los que intentamos cubrir todas las combinaciones lingüísticas y campos semánticos que nos solicitan. Nuestra estructura de gestión y control nos permite ofrecer a nuestros clientes un trabajo de calidad, con un trato personalizado y confidencial. Necesitamos conocer bien al cliente y el entorno de su negocio para abordar con acierto la traducción de sus textos o la interpretación en cualquier tipo de evento que organice con carácter internacional.
 -¿Con qué estructura cuenta AMM para lograr estos objetivos?
A nuestra organización interna, con unas funciones muy bien definidas, se une un equipo de expertos profesionales en múltiples disciplinas que trabajan con nosotros de forma muy estrecha y que se involucran al máximo en la calidad desde el principio del proceso hasta la entrega al cliente del producto final. Todos los trabajos están dirigidos por un coordinador de proyecto y en todos ellos se involucra al departamento de calidad. Tenemos la vocación de trabajar de la mano del cliente, acompañándole en la gestación de muchos de sus proyectos, sea cual sea el área o departamento
 -¿Cómo se controla la calidad en un servicio intangible como la traducción?
Para nosotros la calidad no se puede vender como humo. La clave está en controlar los procesos desde el inicio de cada proyecto. La complejidad de los proyectos y los plazos nos obligan a trabajar siempre con los mejores. Ofrecemos una traducción hecha por profesionales quienes, además de trabajar únicamente hacia su lengua materna, son expertos en las disciplinas que se les asignan.
 Además, el año pasado nos hemos certificado en Gestión de la Calidad mediante la norma UNE-EN-ISO 9001:2000, poco común dentro del sector, y ya nos estamos empezando a plantear la reciente norma EN-15038 de calidad de traducción europea.
 Así, por ejemplo, entre otros, tenemos un minucioso registro de incidencias, cuando las hay, que nos permite desplegar al momento las acciones preventivas y/o correctivas necesarias. Asimismo, en dicho registro también reflejamos la satisfacción de nuestros clientes. Todo esto representa nuestro principal medidor de gestión de la calidad.
 -¿Qué empresas necesitan servicios de estas características?
Cualquier empresa, grande o pequeña, que necesite desarrollar su negocio en un idioma distinto al propio o al del país en el que está establecida. Hay que saber que la traducción es escrita y la interpretación oral y que, a su vez, dentro de sendas disciplinas hay distintas modalidades que se adaptan a las necesidades ad hoc del cliente. En términos generales, se puede decir que nuestros clientes suelen tener una demanda más o menos sostenida y continuada de traducción a lo largo del año, mientras que la de interpretación se caracteriza por los picos que despuntan en determinadas épocas del año (por ejemplo, cuando se celebran todas las juntas de accionistas o de los consejos de administración). A las empresas les resulta complicado mantener en plantilla a traductores que cubran todas las combinaciones lingüísticas que puedan llegar a precisar, por ello, la mejor solución es disponer de los servicios externos de un Centro de Traducción como el nuestro.    •

AMM - Business Translation Center

C. Atocha, 14, 1º, E, 28012, Madrid, Madrid, España

www.amm-btc.com

913 697 080

913 697 081

Contacta con AMM - Business Translation Center