Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Joaquim Coch, mediador y divulgador de la mediación

"La mediación fomenta la cooperación y promueve acuerdos que generan valor"

Los instrumentos de resolución de conflictos que se utilizan de forma generalizada son adecuados para un porcentaje relativamente pequeño, pero inadecuados para la mayoría, que tiene un fuerte componente emotivo y de relación. Joaquim Coch defiende la mediación para resolver conflictos a nivel personal y empresarial.

-¿Qué es la mediación y cómo funciona?
Es un sistema de resolución de conflictos voluntario, complementario de los habituales, en que un tercero, neutral e imparcial pone en práctica unas técnicas que permiten que las partes se comuniquen, que descubran los intereses propios y los de la otra parte y, finalmente, que alcancen la capacidad de trabajar conjuntamente para alcanzar acuerdos que satisfagan el máximo de intereses en juego. Mientras que los instrumentos tradicionales se basan en la confrontación, en el mero regateo y en relaciones de "suma cero", la mediación fomenta la cooperación y promueve acuerdos que generen valor tanto en términos de relación como económicos. 
 
-¿Gracias a la mediación, se obtienen siempre acuerdos?
Esto se encuentra en manos de las partes, ya que éstas no acceden a nada si no están de acuerdo. Que la mediación funcione no depende de ser mejor o peor persona, sino de una correcta aplicación de unas técnicas concretas por el mediador, y de la capacidad de las partes de alcanzar acuerdos eficientes. Además, emprender una mediación no excluye el recurso a los sistemas convencionales de resolución de conflictos y no empeora las cosas. Lo que sí podemos decir es que con ella se obtienen más acuerdos, porque se orienta a la obtención de un acuerdo que se cumplirá por voluntad de las partes y no a la resolución de un tercero que pueda ser impuesta por la fuerza de la ley. En todo caso, la mediación nos ayuda a que nuestras relaciones sean más eficientes y a cambiar la percepción del conflicto: se promueve que las partes pasen de una perspectiva negativa y de confrontación, a una de oportunidad y transformación.
 
-¿Quién se puede beneficiar de la mediación? ¿Es una opción cara?
Puede solicitarla o participar en ella cualquier persona física, pero también organizaciones: grupos, sociedades mercantiles de todo tipo –particularmente pymes–, asociaciones, familias, comunidades de propietarios, escuelas… Sobre si es cara, en tanto que es una actividad profesional tiene un valor; de toda manera, la gestión de un conflicto con instrumentos inadecuados también tiene un precio, y a menudo es doblemente elevado, primero en términos del malestar y desgaste que padecen las partes y segundo porque es un precio que no nos pensamos que tendremos que pagar hasta que finalmente nos lo encontremos. En todo caso, la mediación no es un sucedáneo del papel de los abogados, al contrario. La mediación bien entendida se tiene que proyectar como un instrumento que les ayude y les ponga las cosas más fáciles. Un mediador que no trabaje así se estará equivocando, de la misma forma que probablemente se estará equivocando el abogado que, dentro de las posibles actuaciones que puede aconsejar a su cliente, no contemple el recurso de la mediación.

Contacta con Joaquim Coch, advocat i mediador