Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Jordi Bolea, responsable de relaciones institucionales de ROCKWOOL

"Estamos comprometidos con la edificación socialmente sostenible"

ROCKWOOL, empresa dedicada a la fabricación de lana de roca volcánica, un producto natural que proporciona grandes ventajas por sus propiedades, apuesta claramente por la producción sostenible y la reducción del impacto ambiental en la cadena productiva.

-¿Qué propiedades útiles tiene la lana de roca?
Nuestro producto se utiliza como un eficiente aislante térmico y acústico. Es un material completamente inorgánico, y empleamos materiales naturales para su fabricación lo que le confiere excelentes prestaciones técnicas. Destaca por su bajo nivel de conductividad térmica, su capacidad de aislar acústicamente y por su capacidad de neutralizar la propagación del fuego. 
 
-¿Por qué afirma que su producto es medioambientalmente sostenible?
En ROCKWOOL siempre hemos estado comprometidos con el medio ambiente y la sostenibilidad. Para nosotros es una prioridad, tanto en el desarrollo de productos como en el aprovechamiento de los avances tecnológicos que tenemos a nuestro alcance para implementar procesos que reduzcan el impacto ambiental. Hemos conseguido reducir de forma significativa la formación de residuos en nuestro proceso productivo. Minimizamos en lo posible el uso de productos de la naturaleza, y los substituimos por otros procedentes de procesos industriales foráneos como cenizas o escorias de procesos de fundición. Hasta el 50% de los productos necesarios para fabricar lana de roca son reciclados.
 
-¿Cuál es la implicación de la empresa en el congreso de construcción sostenible?
En este congreso internacional se tratarán aspectos sobre construcción sostenible en la construcción de edificios, y nuestro producto es muy adecuado para una edificación socialmente sostenible. Este concepto se concreta en la participación de ROCKWOOL en dos ponencias: una sobre ciudades menos ruidosas con edificios acústicamente sostenibles, es decir, que impiden la propagación del ruido de los vecinos y de la calle, y la otra sobre la prevención del fuego. Hay que tener en cuenta que cuando se produce un incendio se desprenden grandes cantidades de monóxido de carbono y otros gases contaminantes, además de un consumo de cantidades ingentes de agua que van a parar al subsuelo o al mar. Por lo tanto, usar materiales no combustibles reduce el daño ambiental.
 
-¿Cuál es el futuro de las construcciones sostenibles?
Este concepto implica todos los países, pero sobre todo a aquellos en vías de desarrollo. La construcción sostenible plantea un nuevo paradigma en la construcción, y representa una hoja de ruta clara para conseguir ciudades más amigables y más sostenibles. En la actualidad tenemos las soluciones a nuestro alcance, porque la teoría está más que probada. La solución a los problemas ambientales en las ciudades está en manos de los políticos, no de la industria, que ya dispone de productos y sistemas adecuados. Entiendo que un alcalde quiera incrementar el volumen edificatorio para aumentar la recaudación de impuestos, pero hay que ser conscientes de la importancia de crear barrios donde las personas puedan vivir confortablemente, con volúmenes esponjados, sin ruidos, sin contaminación atmosférica, luminosos, donde circule el aire.
 
-Pero a la práctica, aplicarlo es complicado…
No, no lo es. Las ciudades nuevas deben hacerse con previsión, teniendo en cuenta el conocimiento disponible respecto a la manera de urbanizar en función de necesidades reales y construir atendiendo a los recursos disponibles. Además se planifican los servicios urbanos, la educación, el transporte. Se evitan así muchos errores por mala política. Freiburg, una ciudad con 220.000 habitantes al suroeste de Alemania, es un ejemplo, y es considerada la mejor ciudad para el desarrollo urbano sostenible. En la década de 1970 Freiburg abordó la planificación sostenible con uso de energías alternativas, la optimización del transporte urbano y el uso del suelo, con una importancia especial a la habitabilidad urbana y la seguridad. 
Rockwool

C. Bruc, 50, 3r, 3a, 08010, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.rockwool.es

/rockwool.peninsular.sau

933 189 028

933 178 966

Contacta con Rockwool