Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Salvador Fernández Capo, director general de operaciones de Cementos Molins

La sostenibilidad en la construcción no debe ser una elección

El Grupo Cementos Molins inició su actividad de fabricación de cemento en Catalunya en 1928. La cultura de trabajo y esfuerzo, la calidad de sus productos y el conocimiento tecnológico adquirido, ha permitido su presencia en diversos países, y que fabrique otros productos destinados a la obra civil, la edificación y la rehabilitación, como hormigón, áridos, morteros y prefabricados.

Ser o no sostenibles en un horizonte cercano determinará la permanencia de las empresas, la convivencia con su entorno y su competitividad. Por ello, todas las empresas del Grupo Cementos Molins integran, entre sus principales objetivos, la preservación del medio ambiente, la generación de valor compartido con la sociedad y la eficiencia en sus centros productivos. El cemento, el hormigón y el mortero son materiales de construcción esenciales para el desarrollo económico y social de nuestra sociedad, que permiten disfrutar de edificaciones seguras y confortables y de modernas infraestructuras. Comparados con otros materiales, las estructuras construidas con hormigón suponen un ahorro de costes de energía y mantenimiento durante la fase de uso del edificio. Además, el sector avanza en la optimización de los procesos de fabricación de los materiales y en el desarrollo de productos con mejores prestaciones y más sostenibles. 
 
Cementos Molins Industrial, tecnología en favor de la sostenibilidad
 
El reto de una planta de cemento moderna es conseguir fabricar este producto imprescindible para el progreso, en un entorno cercano y minimizando los impactos ambientales inherentes a la actividad. Por ello, las inversiones de los últimos años en la fábrica de Sant Vicenç dels Horts han ido dirigidas a minimizar su afectación al entorno y a maximizar su eficiencia energética.
Una nueva etapa del compromiso de Cementos Molins con el desarrollo sostenible comenzó en 2011 con la valorización energética de residuos. Esta práctica ha permitido que residuos que antes iban a vertedero, pero que contienen un poder calorífico elevado, como maderas, lodos de depuradora secos y CDR (textil, papel y plásticos), se dosifiquen parcialmente como combustible en el horno de clínker. La valorización energética, destacada por la Comisión Europea como una herramienta para la mitigación del cambio climático, se emplea desde hace más de 40 años en muchos países de Europa y permite, de manera segura y controlada, la gestión de unos residuos sin utilidad para la sociedad y el ahorro de una parte del cok de petróleo, combustible fósil no renovable que se utiliza habitualmente en las fábricas de cemento. 
La combinación de la nueva línea de producción y de la valorización energética ha permitido situar a Cementos Molins Industrial como una de las fábricas más eficientes de Europa en emisiones de CO2 por tonelada de clínker producido. Todo esto, manteniendo la calidad de los productos y reduciendo los costes,  lo que posibilita garantizar la sostenibilidad de su actividad.
 
Promsa, ejemplo de evolución sostenible 
 
Promsa, la empresa fabricante de hormigones del Grupo Cementos Molins, tiene como objetivo la mejora continua de sus procesos y productos. Por ello integra desde hace años parámetros de sostenibilidad en sus centros productivos, garantizando la total valorización de los residuos de hormigón, así como la eficiencia en el uso de recursos.
 
En esta línea de mejora continua y de compromiso con la protección del medio ambiente, Promsa ha diversificado su actividad ofreciendo al mercado una línea de ecomateriales de construcción, denominada PromsaGreen. Todos los productos que la componen incorporan en su composición un residuo valorizado como materia prima, dotándole de propiedades específicas y mejorando sus prestaciones. Un ejemplo sería el residuo de vidrio procedente de la fracción última no reciclable, que para evitar su destino a vertedero, es dosificado junto con áridos, agua y aditivos, dando lugar al Aripaq, un pavimento natural continuo que se aplica en parques, jardines, carriles bici…, con una perfecta integración paisajística debido a su aspecto natural (premio Construmat 2011).
 
Por otro lado, gracias al conocimiento tecnológico y al área de I+D+i, desde Promsa se han diseñado plantas específicas que reciclan residuos de construcción y residuos industriales como escorias siderúrgicas, que son empleados como materias primas en los ecomateriales.
 
Otra línea de negocio en la que Promsa participa desde el 2011, es la fabricación de CDR (combustibles derivados de residuos). La planta ubicada en Montornès del Vallès está diseñada bajo las premisas de calidad más altas del mercado y emplea las mejores tecnologías disponibles en Europa, como separadores ópticos y control en línea de calidad. 
 
En el Grupo Cementos Molins creemos que el desarrollo económico es totalmente compatible con el cuidado del entorno social y del medio ambiente. Por tanto, seguimos trabajando para mejorar nuestros procesos y diseñar nuevos productos adaptados a las nuevas necesidades de la sociedad.
Ciments Molins

Ctra. N-340 km 1.242,3, 08620, Sant Vicenç dels Horts, Barcelona, Catalunya, España

www.cemolins.es

936 806 000

936 569 910

Contacta con Ciments Molins