Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Carlota Pascuet y Faustino Igualador, socios de Pascuet-Igualador Procuradores

"El seguimiento continuo de los casos que realiza un procurador se traduce en una agilización de la justicia"

En 1992 Carlota Pascuet y Faustino Igualador decidieron asociarse para crear un despacho de procuradores de los Tribunales que hoy ya integran diez personas, entre procuradores, oficiales habilitados y auxiliares técnicos. 

-¿Cuáles son las funciones de un procurador de los tribunales?
El procurador de los tribunales es quien representa al ciudadano ante los distintos órganos y tribunales de la Administración de Justicia. Los procuradores no somos mensajeros de lujo, meros transportistas de papeles, sino que somos expertos en derecho procesal que conocemos bien el funcionamiento de los órganos judiciales y participamos en todo el proceso, garantizando la igualdad de las partes. No se trata de un trabajo sólo de gestión administrativa, sino que estamos al pie del cañón, yendo a los juzgados diariamente, reuniéndonos con los abogados y viviendo siempre pendientes de cumplir los plazos. Recorremos las calles y nos enfrentamos a situaciones a veces desagradables, al efectuar requerimientos de pago, lanzamientos y citaciones. Todo ello se traduce en una agilización de la justicia, debido al seguimiento continuo que hacemos, pues, de otro modo, se eternizarían.
 
-¿Cuáles diría que son los valores añadidos de su procuradoría?
Aparte de una experiencia de 30 años que nos avala, yo diría que la organización del trabajo es uno de nuestros puntos fuertes. Carlota Pascuet, mi socia, se encarga de la parte más administrativa y yo de hacer el trabajo de calle, yendo a los juzgados, haciendo requerimientos de pago a los demandados, etc. Es un trabajo que exige constancia y dedicación ya que los trámites efectuados por nosotros abrevian el procedimiento. Gracias a que la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil nos permite hacerlos, nosotros abreviamos este procedimiento considerablemente, ya que si no localizamos al demandado, hacemos labor de búsqueda para localizarlo haciendo una labor casi policial.
 
-¿Cuáles son los cambios más significativos que se han producido en la profesión de procurador, desde que crearan su despacho hace ya más de 20 años?
Yo diría que ha sido la introducción de las nuevas tecnologías. Antes todo era a base de fotocopias y ahora se nos permite enviar las demandas por internet. Muchas notificaciones también las recibimos por correo electrónico, a través de la plataforma Lexnet, con lo cual no es necesario desplazarse al juzgado. Todavía recuerdo cuando nosotros iniciamos la profesión, el salón donde nos reuníamos los procuradores de 12.30 a 13.00 y el personal de los juzgados nos traía las notificaciones. Ahora, solo hemos de ir a buscar al Colegio de Procuradores aquellas notificaciones que llevan aparejada documentación, como por ejemplo un desglose de letras, pagarés, contratos, etc., que el cliente precise una vez terminado el pleito.
 
-¿Que representa para la procuradoría la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil?
Creo que refuerza nuestro papel, dándonos nuevas atribuciones, sobre todo en lo relativo a los actos de comunicación. Se reconoce la condición de agentes de la autoridad y, como tales, podemos llevar a efectos las notificaciones sin necesidad de ir acompañados de personal del juzgado, que previamente nos ha habilitado documentalmente, y también embargos o requerimientos de pago, aunque para la práctica de éstos hemos de ir acompañados por la comisión judicial. De todos modos, luchamos para que nos amplíen nuestras competencias en el ámbito de la ejecución de las Sentencias. Sería ideal que al practicar un embargo, el Procurador ya pudiera ir con la diligencia extendida por el Juzgado, a la entidad bancaria, tráfico, o Registro de la Propiedad, para notificar la traba que se haya efectuado, y que los bienes afectos a dicho organismo, ya quedaran embargados, sin necesidad de esperar a recibir la orden judicial.
Procuradoria Pascuet Igualador

C. Rosselló, 132, 3r, 1a, 08036, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.pascuetigualador.com

933 231 849

933 232 87

Contacta con Procuradoria Pascuet Igualador