Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Juan Córdoba Roda, director de BUFETE CÓRDOBA RODA ABOGADOS

"El derecho penal es un derecho artesanal en expansión"

En un tiempo en el que el derecho penal se define por su enorme diversidad, el Bufete Córdoba Roda Abogados, fundado por Juan Córdoba Roda, catedrático de Derecho Penal, en Barcelona en 1980, desarrolla su actividad en todas las áreas de la justicia penal, abarcando aspectos tan diversos como los económicos, mercantiles, fiscales, englobados en el derecho penal de la empresa y derecho penal fiscal, el medio ambiente, la imprudencia y negligencia profesional, la imprudencia en relación a los accidentes de trabajo, y el derecho penal relacionado con el desempeño de la función pública. 

-Usted es uno de los abogados más prestigiosos de Catalunya especializado en derecho penal. ¿Qué le llevó a dedicarse a esta área de práctica?
En primer lugar, el carácter esencialmente humano del derecho penal: quien es víctima de un delito o quien tiene una acusación penal, sufre una situación angustiosa que le afecta de forma muy intensa. Una segunda fue la del carácter esencialmente garantista del derecho penal en España: por el principio de presunción de inocencia y por la necesidad de que para que una persona pueda ser condenada se requiere de unas pruebas que deben cumplir exigencias rigurosas.
Ello no obstante cada vez más se exige por la sociedad al derecho penal que sea eficaz para evitar conductas antisociales, entre las que es preciso hacer referencia al fenómeno de la corrupción. 
 
-La sociedad cada vez tiene una imagen más deteriorada de la justicia, existiendo la idea de que, en el ámbito penal, la justicia no se aplica por igual a todo el mundo. ¿Qué opinión tiene sobre ello?
Hay decir con toda claridad que hoy en España la justicia se aplica por igual a todo el mundo. Cosa distinta es que la justicia sea lenta y en muchos casos ineficaz, porque llega tarde a resolver el problema penal. Ello comporta el que el perjudicado no obtiene un debido resarcimiento y en que el procesado ve prolongado de forma angustiosa la tramitación de un procedimiento del que tiene la impresión que nunca llega su fin. 
 
-¿Cree que en el área penal la relación de proximidad y confianza con el cliente es más importante que en otras especialidades jurídicas?
La respuesta debe ser afirmativa. Cuando un ciudadano se encuentra en una situación en la que precisa de un asesoramiento jurídico penal, resulta obligado el atender al cliente de un modo directo, cercano y personal, estableciendo una relación de confianza, al objeto de realizar una función profesional con toda responsabilidad. 
 
-¿Qué tipo de asesoramiento ofrecen ustedes? Además de análisis de cuentas… ¿aconsejan a las empresas en sus estrategias a nivel contable?
Habitualmente la actividad profesional se despliega cuando un caso penal ya existe; es decir, cuando una persona ha sido acusada o cuando ya ha sido víctima de un delito. En ocasiones sin embargo, cabe efectuar una función de asesoramiento penal de carácter preventivo. Un ejemplo muy claro lo ofrece la moderna regulación del Código Penal, que establece una responsabilidad penal para las empresas por los hechos delictivos que pueden cometerse en su marco, por no haber adoptado las medidas de control adecuadas. 
 
-¿Cuál es la situación actual de la justicia penal?
La justicia penal ha experimentado en los últimos años una expansión que era impensable hace unas décadas. No obstante, el derecho penal tiene una característica especial y peculiar que debe perdurar, y es que –por lo que se refiere a la labor profesional del abogado– es un derecho artesanal. La persona que tiene un problema penal necesita un trato personal y directo, un trato jurídico que tiene también una vertiente esencialmente humana.
Un fenómeno nuevo es el de que son cada vez más frecuentes los juicios que se convierten en verdaderos macroprocesos. Y naturalmente es obligado referirnos también aquí al desarrollo de los juicios ante el Tribunal Popular del Jurado, en el que nueve personas legas en derecho pronuncian su veredicto de culpabilidad o inocencia. Mi experiencia del jurado acredita el gran sentido de la responsabilidad de nuestros conciudadanos que cuando son designados para formar parte del jurado siguen con la máxima atención las sesiones del juicio, acreditando que un buen enjuiciamiento depende esencialmente de ser conscientes de lo importante de la función de juzgar a los demás y de la aplicación del sentido común en la valoración de las pruebas. 

Bufete Córdoba Roda Abogados

C. Roger de Llúria, 86-88, pral., 1a, 08036, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

934 574 006

932 073 804

Contacta con Bufete Córdoba Roda Abogados