Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Eric Beernaert, gerente de EuroPochette Ibérica

"Las 'Pochettes' suponen para los restaurantes una medida higiénica, un ahorro de costes y una diferenciación frente a la competencia"

EuroPochette Ibérica distribuyó el año pasado en España más de seis millones de fundas para cubierto además de mantelitos y otros accesorios. Desde su llegada al mercado español en 2011, la filial de este grupo belga ha doblado año tras año su volumen de venta a distribuidores de hostelería. La matriz belga produce anualmente más de 200 millones de Pochettes y 160 millones de mantelitos, así como otros accesorios. Eric Beernaert dirige la filial española que cubre también el sur de Europa de un producto que puede ser ecológico en un 100%.

-¿Por qué debería un restaurante apostar por las Pochettes o fundas para cubiertos?
Primero por el ahorro de tiempo y dinero que supone para el restaurador. Hemos hecho un estudio y de media cada camarero dedica de 15 a 30 segundos por comensal en preparar los cubiertos y montar una mesa. Si se multiplica por el número de comensales de un servicio podemos hablar de más de una hora al día. Ese tiempo no se debe dedicar a esta tarea mecánica, sino a mejorar la atención al cliente para que vuelva a ese restaurante.
 
-¿Higiénicamente las Pochettes son también un avance?
Por supuesto. Nosotros no sabemos quién manosea los cubiertos ni servilletas de papel o tela, ni a qué están expuestos, ni cómo tienen las manos las personas que doblan las servilletas. Nuestro método higieniza todo este proceso. Sólo hay que colocar los cubiertos dentro de la funda que ya vienen con su servilleta de fábrica.
 
-En la feria Hostelco presentaron una propuesta llamada “Que su mesa hable”. ¿En qué consistía?
Es un proyecto de realidad aumentada, una tecnología poco utilizada en España pero que tiene infinitas posibilidades en la hostelería, como el código QR. Nuestro producto era el soporte a través del cual los chefs o responsables del restaurante se comunicaban con los comensales. Es una herramienta de comunicación sencilla y asequible y esperemos que se desarrolle muy pronto.
 
-Aun así trabajar con las Pochettes sale más caro a los restaurantes…
No estoy de acuerdo. La Pochette, por todo lo que ya he comentado, es más higiénica, ahorra costes de mano de obra y permite dar valor añadido a un restaurante frente a otro, porque se puede personalizar –un 50% de nuestras ventas son Pochettes personalizadas– con el logo, el color, corporativo, mensaje del establecimiento, QR, direcciones de Facebook u otras redes sociales o utilizar el cuponing para crear fidelización. Le pondré un ejemplo: en Bélgica un gran hospital no tiene costes de cubertería en los menús de sus pacientes porque todas las Pochettes y manteles están patrocinados por un laboratorio farmacéutico. Simplemente hay que encontrar la fórmula y el marco legal. Además cada año tenemos nuevos diseños atendiendo a las nuevas tendencias y la demanda de texturas de los clientes. Fíjese que este año tenemos una colección denominada África, en homenaje a Nelson Mandela, que pese a ser arriesgada, es un éxito con su Pochette diseñada como si tuviese piel de leopardo y un mantel en forma de disco de vinilo.
 
-¿Por dónde pasan los planes de futuro de EuroPochette Ibérica?
Queremos continuar creciendo a tres dígitos en España, pero también llegar al sur de Francia y otros países del sur de Europa desde aquí. Por ello la matriz se plantea deslocalizar parte de la producción que está en Polonia y traerla aquí a España para llegar a esos mercados, ya que los costes de transporte y medioambientales si tenemos que traer el producto desde allí son demasiado elevados. También combatir las copias, ya que nuestro modelo está protegido.
Europochette

Polígon industrial Sud-Oest - Can Canals - C. Cabrera, 12, 08192, Sant Quirze del Vallès, Barcelona, Catalunya, España

www.europochette.com

/Europochette.Iberica

937 210 416

937 213 001

Contacta con Europochette