Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

El Periódico de Catalunya

Entrevista a Rosabel Serrano, Territory Manager en A-Dec para España, Portugal y Turquía

Equipos odontológicos de calidad 100% funcionales durante toda su vida útil

La historia de A-dec es la historia de dos personas, Ken y Joan Austin, que fueron capaces de convertir un sueño en su propio negocio y crear una compañía que hoy en día es líder mundial en la fabricación de unidades dentales de todo el mundo.

Hace ahora medio siglo, los fundadores de A-dec decidieron tomar la iniciativa y crear el primer sistema de evacuación por succión oral para equipos dentales. Este primer sistema de succión por aire (AVS) fue el inicio de la historia de A-dec, Austin Dental Company, que durante los últimos 50 años ha obtenido 100 patentes solamente en Estados Unidos, y ha llegado a distribuir su equipos y mobiliario dental en más de cien países distintos. La misión de la multinacional es clara: proporcionar soluciones simples e innovadoras que mejoren la vida laboral del odontólogo. 
La calidad como valor diferencial
 
¿En qué se diferencia A-dec del resto de compañías de equipos odontológicos?
En Newberg, Oregón, que es donde producimos, cada equipo comienza a ser producido para que tenga un ciclo de vida de más de 20 años. El concepto de A-dec es completamente distinto al que tienen otros de nuestros competidores: nosotros no queremos que el dentista cambie su equipo cuanto antes, queremos que si algún día cambia sea porque está ampliando su negocio.
 
-¿Qué productos destacaría de la marca?
El sillón A-dec 500 está considerado como uno de los mejores equipos dentales dentro de la alta gama. Otro es nuestra lámpara de LED, que desde hace poco más de una año estamos también fabricando en Oregón. Hasta ahora, ha logrado el prestigioso galardón Red Dot, que poseen empresas de reconocido prestigio a nivel mundial.
 
-¿Qué valor añadido aporta A-dec al sector dental español?
Hasta ahora todo el equipamiento dental en España se basa solamente en el diseño y el precio: que un equipo tuviese un diseño espectacular era mucho más importante que la durabilidad o que el equipo diese o no problemas de funcionamiento en el día a día de la clínica dental. En estos momentos la crisis económica de la que todavía estamos resurgiendo ha hecho que la mentalidad de los odontólogos sea distinta en cuanto al cambio asiduo de equipos y al renovar las clínicas, teniendo cada vez más peso el concepto de “comprar para que dure y funcione al 100% durante toda su vida útil”… y ahí está A-dec.

Contacta con A-dec