Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Medidas para tratar la gastroenteritis infantil

Evitar que estos episodios comunes provoquen graves daños en los más pequeños es sencillo

La gastroenteritis es un trastorno muy molesto que consiste en la inflamación de la mucosa gástrica e intestinal y que generalmente está causado por virus, bacterias o parásitos. A su rápido inicio se suma su síntoma principal: la diarrea, que conlleva una pérdida de electrólitos y agua y cierto riesgo de deshidratación (mayor en niños y ancianos). El aumento del número de deposiciones diarias y/o la disminución en la consistencia de las heces, la fiebre, los vómitos, el dolor y la distensión abdominal son otros de sus síntomas. Aunque la duración de la gastroenteritis es variable, lo habitual es que dure menos de una semana. No obstante, en los más pequeños puede durar hasta 15 días.

Las bases del tratamiento de la gastroenteritis se centran en prevenir o corregir la deshidratación con SRO (Soluciones de Rehidratación Oral) que cumplan con las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Conseguirlo es realmente importante para mantener el equilibrio hídrico del ser humano, basado en un 70–80% de agua. De lo contrario, aparecerán síntomas como la sed, la sequedad en mucosas, los ojos hundidos, el llanto sin lágrimas, la disminución de la elasticidad cutánea, la diuresis disminuida (disminución de orina), la respiración acelerada y afectación general, de más o menos intensidad según el grado de deshidratación. Mantener la alimentación durante la diarrea y la convalecencia para evitar la desnutrición, incluso durante la lactancia. Eso sí, conviene hacerlo con una dieta blanda y astringente (alimentos hervidos y no grasos). No conviene que el niño tome fármacos innecesarios, bebidas muy azucaradas o zumos de frutas. Erradicar el agente causal, sólo cuando esto es recomendado por el médico, es factible, útil y seguro para el paciente.

Tradicionalmente, una de las causas más frecuentes de fallo en el tratamiento frente a la deshidratación ha sido el rechazo de las SRO debido a su sabor. Actualmente, existen nuevas soluciones que son muy bien aceptadas por los niños.

Acude a tu farmacia
Las Soluciones de Rehidratación Oral aportan el agua y las sustancias eliminadas en un proceso de gastroenteritis (sodio, cloro, potasio, citrato y glucosa). Estos electrólitos son esenciales porque ayudan a mantener el equilibrio de los fluidos en las células para su buen funcionamiento y mantienen el balance ácido-base del cuerpo. Además, algunas de estas soluciones contienen Imunoglukan® (β- D-glucan), un derivado del hongo Pleurotus ostreatus (Gírgola) que estimula la respuesta inmunitaria natural, ayudando a restablecer la mucosa intestinal alterada. La gastroenteritis es un trastorno que puede acabar con episodios graves si no se trata adecuadamente. Por ello, se deben evitar las bebidas deportivas y los refrescos, que no son adecuados contra la deshidratación al carecer del nivel óptimo de glucosa y sales minerales. En cambio, la mayoría de los sueros orales de las farmacias respetan los criterios de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP).