Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Lluís Recoder i Miralles, Alcalde de Sant Cugat

“Sant Cugat ha apostado por el conocimiento y el talento”

Lluís Recoder está convencido de que la ciudad ha potenciado la industria “que tiene más futuro”

Sant Cugat es, según su alcalde, Lluís Recoder, un buen lugar para vivir, pero también para trabajar. Situado en un enclave estratégico en cuanto a las comunicaciones, el municipio ha potenciado la promoción económica a través de iniciativas como el Santcugatribuna, la colaboración internacional, o proyectos con municipios del entorno, como el Triangle d’Innovació de Catalunya. La ciudad ha apostado por las empresas con alto valor tecnológico, difíciles de deslocalizar. Lo simboliza su candidatura a acoger el Instituto Europeo de Tecnología o proyectos como Creápolis. A pesar de todo ello, Lluís Recoder, advierte del peligro de morir de éxito debido a unas infraestructuras colapsadas.

-La ciudad de Sant Cugat cuenta con un parque empresarial de 3.500 empresas, que generan una oferta laboral de más de 30.000 puestos de trabajo. ¿Mediante qué iniciativas implementan el desarrollo económico?
La promoción económica de la ciudad es, desde hace ya bastantes años, una de nuestras principales líneas de actuación. Sant Cugat cuenta con un sector económico muy potente. Por eso nos planteamos articularlo; muchas veces estaba dentro de la ciudad pero vivía un poco de espaldas al municipio. Así nació hace tres años Santcugatribuna, que es una tribuna económica bimestral que reúne unas 350 personas alrededor de un ponente de primera línea.
 Un segundo elemento que creo importante para el desarrollo económico ha sido la alianza que hemos promovido con los municipios del entorno, Rubí y Cerdanyola, creando lo que se llama el Triangle d’Innovació de Catalunya. Estamos hablando de cosas tan simples como el mantenimiento de los parques empresariales, la señalítica, el posicionamiento conjunto de este territorio a nivel nacional e internacional, una imagen conjunta de marca o la búsqueda de sinergias entre las empresas y  las universidades, que tenemos muchas y muy importantes, como la UAB, la UPC, la Universitat Internacional de Catalunya o ESADE a partir del mes de enero del año que viene.  Y todo esto, interaccionarlo con los poderes locales.

 Es positivo que toda el área metropolitana de Barcelona se presente internacionalmente como un conjunto. Está bien que Sant Cugat, Rubí y Cerdanyola ya lo hagan, pero, ¿por qué no vamos a posicionarnos en todo el entorno metropolitano? Compartimos infraestructuras, aeropuerto, una imagen… En definitiva, un conjunto de aspectos que sería positivo difundir de una manera conjunta internacionalmente.

 -Otra iniciativa que han puesto en marcha es Creápolis. ¿Qué objetivos persigue esta iniciativa? ¿Es éste un puntal en la apuesta por la investigación y el desarrollo?
Creápolis entrará en funcionamiento el año que viene y, sí, es una iniciativa más en esa apuesta por la innovación. Queremos que sea un polo que atraiga empresas que innovan y que a través del cual la universidad pueda colaborar con el desarrollo de proyectos de la industria más puntera. En el accionariado de Creápolis figuran en primer lugar ESADE, en segundo lugar, el Ayuntamiento de Sant Cugat, y después Caixa Manresa, Caixa Sabadell, Caixa Catalunya y La Caixa. Después hay una pequeña participación de la Asociación Empresarial de Sant Cugat.

-¿La colaboración con Rubí y Cerdanyola en el Triangle d’Innovación implica también políticas comunes en cuanto a suelo industrial?
 El suelo industrial de nuestro entorno está en manos públicas en muchos casos: la Generalitat, el Institut Català del Sòl y en manos privadas. Más que una política de promoción industrial, es decir, en crear nuevo suelo industrial en un espacio en el que queda poco suelo, es una política de promoción de estos polígonos, de mantenimiento y de posicionarlos conjuntamente.

 -¿Qué servicios da el Ayuntamiento a aquellas empresas que nacen y también a las que tienen interés en ubicarse aquí?
Lo que les ofrecemos es una Administración amiga. Una Administración que intentará facilitarles las cosas y que mirará de ponerles las menos pegas posibles siempre dentro de la legalidad. Les ayudamos con toda la colaboración posible para que tengan más conocimiento de nuestro entorno. Les ayudamos en la contratación de personal a través del Servicio de ocupación Municipal, y publicamos semestralmente los datos micro y macro económicos de Sant Cugat. A través del Servicio de Ocupación Municipal tenemos también un departamento de autoempresa. Ofrecemos a aquellas personas que quieren ser emprendedoras todo el asesoramiento técnico y una tutoría personalizada hasta que esta empresa ha arrancado.

 -Sant Cugat está en un nudo de comunicaciones estratégico. ¿Qué se está disponiendo desde el Ayuntamiento para favorecer la instalación de nuevas empresas?
En materia de infraestructuras el Ayuntamiento no puede hacer mucho. Tan sólo insistir a las Administraciones competentes para que mejoren las infraestructuras de la comarca y hagan nuevas. No me gustaría que algún día muriéramos de éxito, pero el nivel de colapso de nuestras infraestructuras es muy grande. La autopista AP7-B30, tiene un nivel de colapso altísimo, yo creo que es una de las autopistas donde circulan más vehículos de toda Europa y la única alternativa es el Quart Cinturó, y no se acaba de tirar adelante. Necesitamos mejores comunicaciones entre el Vallés y la ciudad de Barcelona. Si la sierra de Collserola en lugar de ser una montaña fuera un río sería incomprensible que este río tuviera tan sólo un puente cada 10 quilómetros. Pues ésa es la realidad. Hoy en día tenemos la AP2, el Tunel de Vallvidrera, y la C58, y un par de carreteras. El Plan General Metropolitano establecía que debía haber más túneles. De momento todos están parados. Necesitamos una mejora de las conexiones ferroviarias con Barcelona. Los ferrocarriles de la Generalitat dan un servicio magnífico, pero la población ha crecido mucho y el servicio es el mismo. Creemos que se debería extender la línea del Tibidabo hacia el Vallés, creando una nueva estación en Sant Cugat en el barri del Monestir, que daría servicio también a ESADE y vecinos. Después esa línea se dirigiría al entorno de actividad económica que se creará con el Sincrotrón de Cerdanyola, el acelerador de partículas de luz que será una de las instalaciones científicas más importantes del Sur de Europa, y después que empalmara con la línea de Sabadell. También hemos reclamado insistentemente el paso por el Vallés del AVE con estación y línea de pasajeros.
De momento la única cosa que se nos anuncia es una línea de alta velocidad que servirá para sacar mercancías del Puerto de Barcelona con ancho europeo hacia el resto del continente. Estamos de acuerdo con esto, pero lo único que pedimos es que se trate convenientemente el paso por dentro de la ciudad porque pasará muy cerca de edificios habitados y barrios enteros.

 -Una empresa no sólo tiene en cuenta el negocio puramente para establecerse en un municipio, también tiene en cuenta lo que una ciudad le ofrece en cuanto a ocio, cultura, equipamientos, palacios de congresos. ¿Qué atractivos ofrece Sant Cugat en este sentido?
Yo creo que los tiene casi todos. En Sant Cugat hay un entorno residencial de calidad, pero no es sólo un buen lugar para vivir, también es un buen lugar trabajar. Hecho a la escala humana que permite que la gente no sólo pueda venir a trabajar aquí sino que pueda vivir. Incluso estamos en el proceso de que muchas empresas se instalan en Sant Cugat porque las personas que han de tomar la decisión son vecinos de la ciudad y conocen el entorno. Somos la ciudad con más parques urbanos y árboles urbanos por habitante de toda Catalunya. Unas buenas comunicaciones, una oferta cultural de primerísimo nivel a través del Teatre Auditori que tiene una programación estable desde el año 1994 y se ofrece a las empresas para la celebración de congresos, convenciones, etc. Tenemos una oferta educativa y deportiva también de primer nivel. Y contamos con tres hoteles aunque se prevén cinco más. En fin, es una ciudad que se ha ido haciendo muy poco a poco, que ha ido creciendo, dentro de lo inevitable del crecimiento, pero creo que ha sido un crecimiento de calidad.

________________________________________________
Candidata para acoger el IET

Sant Cugat del Vallès fue una de las ciudades candidatas a acoger el Instituto Europeo de Tecnología. Una candidatura que, según su alcalde, “simboliza la apuesta por aquella industria que tiene más futuro, que trabaja con el conocimiento, con el talento y, por lo tanto, que no es deslocalizable. Es aquella industria que nos dará un tejido económico potente, que dará trabajo de calidad, y un tejido que generará riqueza y bienestar”.  A pesar de que la ciudad ganadora fue Budapest, Lluís Recoder se muestra orgulloso del proyecto presentado: “Todos los actores reconocieron a Sant Cugat como la candidatura más sólida. Conseguimos lo que pedía Bruselas, que hubiera un “partenariado”; que empresas, universidades y Administración trabajen a una. Estamos muy orgullosos de cómo ha ido, de cómo se acogió la candidatura en Bruselas y de la imagen que hemos dado. Aunque al final primó una decisión política”

________________________________________________
Santcugatribuna

Dos veces al mes se  reúnen unas 350 personas alrededor de un ponente importante. Se trata de Santcugatribuna,  por donde han pasado actores de primera línea del sector político nacional e internacional, del mundo económico y directivos de empresas de primer nivel como Josep Oliu, Antoni Brufau, el President Pujol o el conseller Castells, Shlomo Ben-Ami, ex Ministro de exteriores de Israel, o John Bruton, ex Primer Ministro de Irlanda y uno de los padres del milagro económico irlandés, o Keneth Morse, director del centro de emprendedores de MIT de Boston, entre otros. Del Santcugatribuna surgió la Associació Empresarial de Sant Cugat, que ha sido un interlocutor muy válido para mejorar los parques empresariales y para la dinamización económica de la ciudad.

Contacta con Ajuntament de Sant Cugat