Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Antonio Graells y Miquel Llonch, Consejeros Delegados de GRAELLS & LLONCH

“Rumanía es una realidad para proyectos empresariales competitivos”

La firma Graells & Llonch promueve la implantación de empresas en Rumanía a través del proyecto Parque Industrial Prejmer

Como una medida fundamental para aumentar la competitividad de la pyme española para establecerse de una forma sólida y segura en la Europa del Este, Graells & Llonch creó en 2003 el Parque Industrial Prejmer, en Rumanía, donde se ubicarán unas 120 empresas. Para ello se ha previsto una inversión de 350 millones de euros. La empresa, fundada en 2002 fruto de la unión de Miquel Llonch Ingeniería y Talleres Graells, nació con el objetivo de prestar servicios en la construcción de naves llave en mano.

-¿Qué les ha llevado a la promoción y desarrollo de parques industriales en Rumanía?
A.G.: El proyecto empezó a gestarse hace unos cinco años después de observar que iba a ser fundamental para muchas empresas españolas de tamaño pequeño y mediano abrir centros de trabajo en países del Este. Una vez elegido Rumanía como país que consideramos estratégico, a mediados del 2004, se optó por escoger la población de Prejmer como la ubicación más adecuada. Prejmer está situado junto a la capital del condado de Brasov, en Rumanía, a una distancia de unos 145 kilómetros de Bucarest.

 -¿Qué aspectos les hicieron optar por esta ubicación?
M.LL.: Consideramos importante que el lugar tuviera ciertas características especiales a nivel de infraestructuras y de mano de obra ,ya que en este polígono trabajarán unas 15.000 personas. Brasov ofrecía lo que nosotros buscábamos. Tiene una gran tradición industrial, mucha mano de obra disponible, está muy bien comunicado y dispone de excedente de energía.

 -¿Qué ventajas aporta invertir en Rumanía frente a la posibilidad de hacerlo en suelo español?
M.LL.: Independientemente de que el suelo industrial sea mucho más barato en Rumanía, existen tres razones fundamentales para invertir en Rumanía: la existencia de unos costes salariales mucho más económicos que en España, la situación geográficamente estratégica del país y un mercado con un crecimiento potencial enorme basado en  una población de 22 millones de habitantes.

 Además es tambien significativo que las empresas españolas que abren, centros productivos en Rumania se vuelven más competitivas y aseguran la viabilidad de sus plantas españolas.

 -¿Es el sector de la automoción el que apuesta más por este tipo de países?
A.G.: Es uno de los principales debido a que los clientes de estas pymes que se ubican ahora en el Este tienen ya centros de producción allí y les exigen a sus proveedores proximidad. Pero también son lugares muy apropiados para industrias del metal, de la madera o de la alimentación.

-Ustedes realizan proyectos llave en mano. ¿Cuál es la relación con sus clientes y cómo ejecutan los proyectos?
M.LL.: Nosotros no somos una simple inmobiliaria que vende el suelo industrial. Exportar lo que ya hacemos aquí. Es decir, la ingeniería y la fabricación de las estructuras metálicas para la construcción de las naves industriales en Rumanía. Estamos enfocados a la pyme y nuestro valor añadido es que vendemos el suelo industrial con todas las infraestructuras energéticas, y realizamos la nave llave en mano con un precio presupuestado y cerrado. Tramitamos todos los permisos de obras y de funcionamiento. De esta forma, el empresario sólo se tiene que preocupar de trabajar con la tranquilidad de que no habrá desviaciones de precio en su inversión  inicial y que no existirá ninguna sorpresa burocrática  que perjudique dicha inversión. 

__________________________________________
El Parque Industrial Prejmer

El Parque dispone de una superficie de 839.300 m2 y se ha estimado que podrán ubicarse entre 120 y 150 naves, lo que se traducirá en 10 o 15.000 puestos de trabajo. Actualmente ya hay unos 25.000 m2 edificados y han iniciado su actividad 15 empresas. Se están construyendo unos 50.000 m2 de naves industriales por año, por lo que en cuatro o cinco años se prevé que el proyecto esté prácticamente finalizado.

Para el funcionamiento óptimo del parque cuenta con una empresa administradora creada con la colaboración de las autoridades locales, con el fin de garantizar todos los suministros y servicios necesarios para las empresas instaladas en el Parque.

Contacta con Graells & Llonch