Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Álvaro Mallol y con Javier Bernabé, Director general y Director Comercial de DICOMAT, respectivamente

“Desarrollar una automatización distribuida es aplicar la lógica y la ingeniería a la tendencia natural de las cosas”

Dicomat, representante en exclusiva de los productos y servicios WAGO en España desde 1980, es líder en el sector orientado a Industria

Hasta hace poco, el modelo de automatización industrial abogaba por la concentración de la lógica y control en unas unidades de proceso denominados “controladores” que, en líneas generales, suponía cablear los instrumentos y sensores de las magnitudes de proceso a los mismos. Con el desarrollo de las redes de comunicación, la automatización distribuida nace por sí sola. En este ámbito, Dicomat tiene referencias activas en diferentes industrias de procesos con los equipos de automatización y control WAGO IO (Serie 750).

-Los esfuerzos de Dicomat se encaminan hacia la automatización totalmente distribuida de una planta de procesos. ¿De qué manera, a nivel técnico, se lleva a cabo esta descentralización?
Desarrollar una “automatización distribuida” es aplicar la lógica y la ingeniería a la tendencia natural de las cosas. Sin embargo, para poder cumplir con este tipo de diseño y aplicarlo al control de la fabricación se ha tenido que esperar a que la tecnología y los costes de implantación permitan que este viejo concepto irrumpa con fuerza en el mercado. Fortaleza que se justifica en gran medida por sus ventajas netas en el aumento de la disponibilidad de la planta y el elevado ahorro de costes de instalación y mantenimiento. Actualmente es mucho más fácil y económico distribuir por las instalaciones de fábrica equipos individuales encargados de gestionar “unidades funcionales” de fabricación que aglutinar todo el proceso en un solo controlador general, primero porque la actualización del sistema es superior (la información se trata a nivel local); segundo porque simplifica la instalación (no es lo mismo llevar cientos de instrumentos y sensores a un solo punto mediante kilómetros de cable que “recoger” la instrumentación de las unidades funcionales, procesarlas localmente y comunicar al resto de la instalación sólo los datos relevantes para otras unidades de control).

Descentralizar es identificar las unidades funcionales de nuestro proceso, contar las entradas/salidas analógicas/digitales necesarias y asignar el autómata, controlador o CPU (como se quiera denominar) adecuado a la capacidad de información a tratar. Bastará luego con conectarlos entre sí vía bus de campo-red de control y al sistema de supervisión de planta.

 -¿Qué ventajas aporta a nivel económico?
El ahorro se consigue en tres aspectos críticos: no se requieren autómatas complejos, se evita mucho cableado por las fábricas y se agiliza la puesta en marcha porque se van probando independientemente las diferentes unidades funcionales. Además, aumenta la disponibilidad posterior de la planta, lo que beneficia el rendimiento de la explotación.

 -Plantas de cemento, de desalación, reciclaje de aguas… ¿De qué tipo de industrias hablamos cuando mencionamos la posibilidad de descentralizar el control?
Ingeniería Distribuida vs. Ingeniería Centralizada…ambas son ya aplicables a cualquier proceso. Se evalúan ambas soluciones con los mismos parámetros de seguridad, redundancia, disponibilidad, etc. La innovación exige inicialmente invertir en pensar más, tiempo que se recupera ampliamente en la puesta en marcha. 

_________________________________________________________
Las soluciones Wago

La tecnología WAGO es líder mundial en aplicaciones de máxima exigencia por prestaciones en entornos difíciles por humedad, salinidad, vibraciones, necesidad de mantenimiento cero, seguridad EEx, etc. Dicomat y Mallol Asetyc ofrecen componentes eléctricos y de automatización de garantía a ingenierías, integradores e instaladores. En plantas de proceso, por ejemplo, se pueden suministrar los equipos de control en cajas mecanizadas hasta IP69K marca ROLEC, con sus bornas, cableados y marcaje listas para instalar en cada unidad funcional. Colaborar con fabricantes europeos de primer nivel y con producción local posiciona a la firma como socio tecnológico de referencia que, además, ofrece un valor añadido con los dos talleres propios de montaje y personalización de producto, en los que trabajan casi 50 personas.

Contacta con Dicomat