Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Gustavo Moscardó, Martí Morell y Jesús Sánchez, Vicepresidentes de KUKA SISTEMAS DE AUTOMATIZACIÓN

“Cada vez hay más empresas y sectores que acometen la robotización de sus tareas productivas”

Hoy los robots, respaldados por las nuevas tecnologías en garras y sensores, tienen la capacidad de manipular, apilar, comprobar, pulir o afilar

El número de empresas que invierten en robots industriales para llevar a cabo uno o varios de sus procesos productivos es cada vez mayor. Las ventajas que aporta esta tecnología son diversas: más productividad, una mayor calidad del proceso, ya que no caben errores humanos, y una mejora de la seguridad e higiene en el trabajo. El grupo alemán Kuka es uno de los principales fabricantes de robots que revolucionó el mercado el año 1996 al apostar por la primera unidad basada en la tecnología de los PC.

-¿Podríamos decir que las principales ventajas de la robótica industrial es el aumento de producción y el abaratamiento de costes? ¿Qué otros beneficios aporta?
No tan sólo supone una mayor productividad y un abaratamiento de costes. Durante los últimos años, cada vez más empresas robotizan procesos industriales para paliar la falta de profesionales en algunos sectores, como por ejemplo, en el campo de la soldadura. Además, la robótica se está aplicando también en entornos con condiciones extremas para las personas, como fundiciones, almacenes de ultracongelados, manipulación de mercancías pesadas o agresivas, atmósferas inflamables, etcétera. O bien, en entornos industriales que requieren una máxima precisión y fiabilidad como es el caso de la industria farmacéutica o la aeroespacial.

 Por lo tanto, ya no es sólo la productividad y el ahorro de costes la principal cuestión a tener en cuenta. Es también la mejora en tareas que por su alto contenido mecánico y de riesgo para la salud de las personas requieren un trabajo con poco valor añadido. Algunas de estas actuaciones tienen periodos de amortización próximos al año o incluso inferiores. Es por esto que cada vez más empresas de todos los sectores, no sólo el industrial, acometen la robotización de sus tareas productivas.

 -¿Cómo está siendo la implantación de robots de última tecnología en las empresas españolas, teniendo en cuenta que Kuka está presente a nivel global?
España está en una buena situación ya que es el tercer país europeo en parque de robots instalados. Nuestros mercados aceptan muy rápidamente las últimas tecnologías de robótica. Novedades como los robots de acero inoxidable, para el sector de parques de atracciones y entretenimiento, para diagnosis médica, paletizadores que trabajan a 28 grados bajo cero o robots capaces de mantener una interacción segura y directa con personas empiezan a estar presentes ya en el mercado español. Por otra parte, otro aspecto que contribuye a que España esté tan bien situada es el hecho de que las ingenierías y los fabricantes de maquinaria nacionales son de los más cualificados de Europa, tanto en el sector del automóvil como en la industria general.

 -¿Qué cultura se tiene de la automatización en nuestro país?
Los clientes están cada vez más preparados e informados, lo que nos permite tener argumentos de venta que van más allá del simple precio de los equipos. Por contra, dentro de nuestra actividad cuesta separar los conceptos oferta y proyecto. En otros países los clientes están dispuestos a pagar por un buen proyecto técnico previo a la decisión de compra. En cambio en nuestro país es muy frecuente que las empresas suministradoras tengan que invertir muchas horas de ingeniería creando proyectos a coste cero para poder vender posteriormente sus productos. Habría que incidir en la necesidad de separar ambos aspectos, siendo el mismo cliente el interesado en encargar a una ingeniería el proyecto para saber de antemano cuáles son sus necesidades.

 -Kuka está tomando una nueva dirección corporativa. Háblennos de los cambios y proyectos.
Recientemente tenemos una nueva dirección corporativa debido al fallecimiento el pasado mes de noviembre del Presidente Alejandro Zupan-Dover a causa de un infarto de miocardio. Bajo su liderazgo, la compañía evolucionó y se convirtió en el referente del sector que es hoy. El comité de dirección de Kuka Sistemas los formamos hoy Martí Morell (Vicepresidente Financiero), Gustavo Moscardó (Vicepresidente Comercial y de Marketing) y Jesús Sánchez (Vicepresidente Técnico y portavoz). Todos procedemos de la misma empresa aunque tanto Martí como Gustavo tienen experiencia en otros sectores. Nuestra misión es ampliar las líneas de trabajo existente, continuando con el crecimiento de nuestros mercados.

 -¿Qué objetivos se ha marcado el nuevo comité directivo?
Nuestro objetivo es muy claro: ser la marca preferida por los usuarios, integradores y fabricantes de maquinaria. Se trata de una misión que queremos alcanzar a través de tres iniciativas principalmente. En primer lugar, mediante la excelencia en la relación con nuestros clientes existentes, tanto en el sector del automóvil como en la industria en general. En segundo lugar, apoyando de una forma decidida a todas aquellas empresas que comiencen a trabajar con la robótica. Por último, ofreciendo productos y servicios con la mayor garantía y calidad del mercado. En este sentido, Kuka ofrece a sus clientes dos años de garantía en sus productos, cuando lo habitual es la mitad.

 -¿Cuál es su aportación a la I+D+i?
La I+D+i es un aspecto vital para desarrollar nuevas aplicaciones que se adapten a las necesidades del cliente y también para prever y adelantarnos al futuro. Una característica que define a nuestra marca es la aportación a la robótica de importantes novedades que posteriormente han sido adoptadas por el resto de marcas. Por ejemplo el robot con eje vertical simple o el control de robot basado en PC. Estas dos revoluciones técnicas están introducidas por la práctica totalidad del sector. Mecánicamente, Kuka es la única marca en el mundo que ofrece un robot angular capaz de mover 1.000 quilos. En el otro extremo, el Kuka Light Weight Robot, capaz de mover su propio peso, es decir, unos 15 quilos. En cuanto al software, Kuka colabora con Microsoft desde hace más de 15 años en la aplicación industrial de sus sistemas operativos. Iniciativas como el Microsoft Robotics Studio nos permitirán avanzar en el futuro incluso más allá de la robótica industrial.

 -¿Cuál es la situación del mercado de la robótica industrial en estos momentos?
Estamos muy contentos con la evolución que tiene el mercado. Prevemos que la inversión en bienes de equipo y robots seguirá teniendo un crecimiento sostenido a corto y medio plazo. La generalización de este tipo de equipos en industrias ajenas al sector automovilístico y su introducción en sectores como el entretenimiento, ocio u hogar, brindan a esta tecnología un futuro envidiable. 

_______________________________________________
LOS ROBOTS

Inicialmente la robótica se utilizaba principalmente en el automóvil. Hoy en día todos los sectores demandan soluciones robotizadas, desde el sector hortofrutícola hasta la medicina pasando por la construcción. Así, y gracias a las innovaciones en tecnología que han permitido nuevos accesorios y herramientas, las funciones que hoy puede hacer este tipo de maquinaria son de lo más diversa. Desde pequeñas tareas de picking, construcción de paneles de obra y manipulación de pesos hasta para el entretenimiento en parques de atracciones. Kuka es el proveedor de robots con la gama de productos más amplia del mercado; algunos de ellos son capaces de manipular desde uno hasta 1.000 quilogramos.

_____________________________________________
Un poco de historia

Kuka nació el año 1898 en Augsburg-Oberhausen (Alemania), inicialmente como fábrica de acetileno con el fin de producir, a un precio económico, dispositivos de iluminación para hogares y espacios urbanos, así como aparatos domésticos y faros para automóviles. En España, Kuka Sistemas fue creada en 1973, a partir de la ingeniería mecánica HLS. Inicialmente, su objetivo era el diseño de líneas de fabricación de automóviles. En 1992 se reubicó en las instalaciones actuales de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), intensificando a partir de ese momento su actividad comercial de venta de robots industriales para el mercado ibérico. Actualmente forma parte de Kuka Roboter GMBH (robots) y representa comercialmente a Kuka Systems (líneas de fabricación automatizadas). Hoy es la primera marca de robots a nivel europeo con un parque instalado de más de 6.000 robots en España y Portugal y un crecimiento de ventas en el 2007 de dos dígitos, siendo el mejor ejercicio de toda su historia.

Contacta con Kuka Sistemas de Automatización