Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Razón

Entrevista a Javier Fernández Palacios, Director de FERNÁNDEZ-PALACIOS ABOGADOS

"Sancionar al consumidor podría ser un instrumento de lucha efectiva contra la piratería"

Entre las consecuencias negativas del auge de las nuevas tecnologías se encuentra el aumento de la piratería, lo que ha propiciado también una concienciación en este sentido seguida de la creación de un marco legal en constante evolución. Javier Fernández-Palacios nos habla de esta problemática y de otros aspectos relacionados con la Propiedad industrial, sobre cuya legislación es especialista.
¿Cómo ha evolucionado la legislación sobre Propiedad industrial en los últimos años y cómo valora el entorno legal en estos momentos en España?
España, como país comunitario, ha adaptado su legislación  en esta materia a la normativa comunitaria. Desde el Convenio de la Unión de París hasta el Reglamento de la Marca Comunitaria, el entorno legal supone un cambio constante y un gran enriquecimiento de una compleja legislación que propende a perfeccionar los mecanismos de la defensa . Por ejemplo, el Código Penal de 1995, y sus modificaciones posteriores, reforzó la protección elevando las penas a fabricantes y comerciantes. 
 -¿Cuáles son los principales problemas y consultas que se suscitan alrededor de la propiedad industrial?
Los problemas son de índole variada, entre otros, la piratería. Además habría que potenciar la cultura de la negociación de conflictos y propiciar acuerdos o incluso acudir al arbitraje previsto en la vigente Ley de Marcas.
 -¿Cómo puede frenarse la tendencia a la imitación y plagio de marcas en las economías emergentes?
Entre otros, existe un Reglamento Comunitario que, previa denuncia, permite a las Autoridades Aduaneras retener mercancías piratas, paralizando su despacho hasta conseguir el abandono voluntario por el importador o la retención judicial tras la formulación de denuncia.
 -¿Es la comercialización en estos países un riesgo añadido?
Resulta fundamental articular políticas de protección registral, sobre todo en determinados países asiáticos, por el peligro de usurpación de las marcas por los propios importadores o por personas desconocidas. Una adecuada política de protección global constituye exigencia para los empresarios españoles.
 -¿Qué sistemas pueden emplearse para aportar las pruebas necesarias para demostrar una infracción de propiedad industrial?
Amén de los investigadores privados, que pueden facilitar información y pruebas, se encuentra actualmente en el Parlamento un Proyecto de Ley por el que se amplían los medios de tutela de los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial y se establecen normas procesales para facilitar la aplicación de diversos Reglamentos Comunitarios, todo ello con el designio de garantizar la tutela efectiva de los derechos en el plano procesal
 -Habitualmente en las infracciones de propiedad industrial se ven involucradas varias empresas, fabricantes, intermediarios, comercializadoras. ¿Es responsable toda la cadena o recaen las consecuencias básicamente en el fabricante?
El Código Penal penaliza tanto al fabricante como a todos los integrantes de la cadena, distribuidor-mayorista y vendedor-minorista, quienes responderán con la misma pena. Tanto  fabricación como comercialización se sancionan con idénticas penas. El consumidor final es el único que queda exento, ya que la compra no supone responsabilidad alguna. No obstante, Barcelona es pionera al establecer sanciones al consumidor. Ello podría resultar un instrumento de lucha efectiva contra la piratería como elemento de disuasión para el consumidor. No obstante, es más recomendable que sea el propio consumidor quien se conciencie de que no debe consumir productos piratas, por muchos motivos que sería ahora demasiado prolijo consignar.  
__________
EL BUFETE
Fernández-Palacios Abogados, bufete fundado en 2005 con el objetivo de crear un referente en la materia para los empresarios de Andalucía, es un despacho de Sevilla altamente especializado en el ámbito de la Propiedad industrial en todos sus ámbitos, tanto en tramitación como en litigios en los órdenes civil y penal Actualmente tiene abiertos más de 300 procedimientos de clientes tales como Osborne, cuya archiconocida silueta del toro negro viene siendo utilizada de forma inconsentida en el mercado, habiendo obtenido recientes pronunciamientos de Audiencias Provinciales un gran eco mediático, así como de marcas en el sector de la moda deportiva y complementos, de dimensión y renombre universal.

Fernández-Palacios Abogados

Plaza Nueva, 10, 5ª planta, 41001, Sevilla, España

954 214 888

954 213 966

Contacta con Fernández-Palacios Abogados