Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Javier Díez Domingo, Pediatra del C.S. Nazaret de Valencia

“La primera infección por rotavirus es siempre la más grave”

Dada la característica de este virus a sobrevivir fuera del organismo, la transmisión entre niños ocurre a través de terceras personas, transportándolo con las manos o a través de objetos contaminados

Los rotavirus afectan a todos los niños antes de alcanzar la edad de cinco años, incluso es muy frecuente que un mismo niño se infecte varias veces por el virus. La infección por rotavirus provoca problemas gastrointestinales, con vómitos y diarrea de aparición brusca, acompañada de fiebre que puede superar los 39ºC. De su sintomatología y prevalencia nos habla el Doctor Javier Díez en esta entrevista.

-¿Qué cuadro sintomático presenta el rotavirus en los pequeños?
La primera infección por rotavirus, que suele ocurrir en los niños menores de uno o dos años, es siempre la más grave. La aparición brusca de diarrea y vómitos hace que el organismo del niño sea incapaz de mantener un balance de líquidos adecuado -mucha pérdida de líquidos por la diarrea y fiebre y poca ingesta por los vómitos-, con lo que es frecuente que el niño acabe con una deshidratación que se manifiesta porque el niño se encuentra triste, decaído y con la boca y la lengua seca, desaparecen las lágrimas, y requiere tratamiento inmediato y hospitalización.

 -¿Cuáles son los principales focos de contagio?
El contagio del rotavirus es por contacto de un niño sano con el virus que es eliminado por las heces de un niño infectado. Una pequeñísima cantidad de virus es suficiente para infectar al niño sano, y el niño infectado elimina abundantísimos virus por heces. Dada la característica del virus a sobrevivir fuera del organismo –por ejemplo en juguetes, en el pomo de una puerta, o en un grifo– durante más de 24 horas, hace que la transmisión entre niños ocurra, frecuentemente, a través de terceras personas que transportan el virus con las manos o a través de objetos contaminados. Es también muy frecuente la infección en el hospital, es decir, niños que ingresan por otro problema se infectan de rotavirus en el hospital, lo que conlleva que se prolongue la hospitalización.
 Es importante señalar que extremar las medidas higiénicas mediante lavado de las manos, de los juguetes, aislamiento del niño, etc. disminuye la transmisión del virus pero no la evita, por lo que todos los niños están en riesgo de sufrir infecciones graves por rotavirus, independientemente del estado socioeconómico de la familia.

 -¿Cómo actúa la vacuna contra el rotavirus y cómo se aplica?
Desde hace poco disponemos de una vacuna muy eficaz para prevenir las infecciones importantes por rotavirus. Se debe administrar a los niños por vía oral, nunca se debe pinchar. La vacuna estimula las defensas intestinales frente a los rotavirus más frecuentes, de forma que cuando el niño vacunado entra en contacto con un rotavirus sus defensas son capaces de bloquear al virus y por tanto no se produce la enfermedad.
 Se ha visto que en los niños vacunados se previene prácticamente al 100% la hospitalización por rotavirus y las diarreas graves con fiebre, vómitos y muchas deposiciones.

-¿A partir de qué edades se aplica la vacuna?
Como el contagio por rotavirus puede ser muy precoz, la primera dosis de vacuna debe administrarse entre la sexta y la duodécima semana de vida, y las siguientes dosis se separan al menos un mes. Como más tarde la última dosis se debe administrar antes de los ocho meses de vida.

 -¿Es apta para neonatos?
Se ha demostrado que esta vacuna es muy segura, por lo que incluso se administra a los niños prematuros, siempre al alcanzar la edad que hemos comentado. 

______________________________________________________________________
Prevalencia actual de la gastroenteritis pediátrica por rotavirus en España

Existen diversos estudios que indican cuántos niños son atendidos por los médicos en España, tanto en sus centros de salud como en urgencias hospitalarias e incluso cuántos se ingresan en los hospitales. “Como media”, explica Javier Díez, “podemos decir que en España cada año se atienden en los centros de salud de 15 a 22 casos por cada 1.000 niños menores de cinco años y que se hospitalizan uno de cada 80 a 200 niños menores de cinco años”. Además cinco niños de cada 100 ingresados por otras causas son infectados en el hospital por rotavirus. “Es decir”, añade Díez, “es una enfermedad muy frecuente y que a menudo es causa de hospitalización del bebé”.

Contacta con C. S. Nazaret de Valencia