Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Aunque la higiene en la cocina no es un juego, sí es cosa de niños

Enseñar a los niños unos correctos hábitos de higiene en la cocina asegurará su futura calidad de vida

Los más pequeños de la casa son más susceptibles a los agentes insalubres que pueden existir en la cocina

La cocina es uno de los espacios donde más horas pasan los niños, tanto para comer como para realizar otras actividades, como hacer los deberes, pintar o ver la tele. Pero en este espacio también es donde se encuentran muchos focos de contaminación que pueden llegar a afectar a su salud. Hemos de tener en cuenta que los niños son la población más susceptible a los posibles agentes insalubres, puesto que su sistema inmune aún está en formación y es más vulnerable. Esto les hace más propensos a padecer algún tipo de toxiinfección alimentaria causada por las posibles bacterias con las que pueden entrar en contacto.

Estas bacterias pueden hallarse tanto en los equipos, aparatos y útiles de trabajo de la cocina, como en los alimentos crudos. De hecho, existen los denominados “puntos críticos de la cocina”, como la zona de residuos o la encimera, cuya higienización deberemos atender con asiduidad. El simple gesto de colocar las bolsas de la compra encima de la encimera puede provocar en ésta la acumulación de microorganismos nocivos para la salud y, si no desinfectamos la encimera, todo lo que toque dicha superficie (alimentos, herramientas…) quedará contaminado. Sólo en el tirador de la nevera hay una presencia microbiana de 1.000 a 10.000 microbios, siendo el área de superficie de 100 cm2. Por ello, debemos tomar medidas para la prevención de riesgos, que girarán en torno de la distribución del espacio en la cocina (separación de zonas), la higienización de equipos y materiales de trabajo, el seguimiento de pautas de manipulación y cocción de alimentos, y el almacenaje de alimentos.

En la actualidad, los nuevos hábitos familiares, los horarios laborales y las distancias entre el trabajo y la escuela se traducen en más de 1,2 millones de escolares en educación infantil, primaria y secundaria que comen cada día en comedores escolares, según un estudio realizado por Consumer. Por ello, los pequeños pueden estar expuestos a padecer toxiinfecciones alimentarias que no son controlables desde el hogar.

Pero en casa, los padres sí pueden intervenir activamente en favor de la salud y seguridad de sus hijos. Son ellos en última instancia los responsables de poner los medios necesarios para evitar el posible desarrollo de bacterias en la cocina través de la higiene y la desinfección, especialmente en la cocina. Pero a la vez, es importante enseñar a los más pequeños del hogar unos correctos hábitos de higiene, puesto que es en esta época cuando se conforman sus costumbres y rutinas. Con ello interiorizarán unos correctos hábitos que se harán muy resistentes al cambio a partir de la adolescencia, y los mantendrán con mucha probabilidad cuando sean adultos, asegurando así su futura calidad de vida. 

_______________________________________________
El Instituto Silestone aporta consejos para los más pequeños

Para garantizar que los niños sigan unos correctos hábitos de higiene tanto en el presente como en su futuro, el Instituto Silestone aporta cuatro principios básicos a enseñarles:

1.limpiar: manos, alimentos, cubiertos, platos y encimeras

2.separar: alimentos diferentes al guardarlos o utilizarlos

3.enfriar: el frío no deja crecer a los microbios y los mantiene a raya

4.cocinar: a fondo, el calor destruye los gérmenes y hace que los alimentos sean más seguros

Los niños también son usuarios de las cocinas y de los alimentos que allí se preparan, por esta razón nuestra actitud y ejemplo influirá en su salud presente y será la base de su actitud futura frente a los alimentos y su manipulación. Aunque la higiene en la cocina no es un juego, sí es cosa de niños.

_______________________________________________
El Instituto Silestone

El Instituto Silestone para la Higiene en la Cocina (ISHC) es la primera plataforma creada en España para el intercambio de opiniones, el estudio de la higiene en la cocina y la divulgación de su influencia en la salud y el bienestar de las personas. El ISHC dispone de un Consejo Asesor formado por profesionales expertos en este tipo de temáticas (Seguridad Alimentaria, Microbiología, etc.) que garantizan el rigor científico de las actividades que se desarrollan, siempre sin ánimo de lucro.

Contacta con Instituto Silestone para la Higiene en la Cocina