Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Redacción

Editorial

La maternidad responsable es una cuestión en boca de todos tras la polémica recientemente suscitada por la interrupción del embarazo fuera de los límites legales, que ha avivado el discurso ético y ha conferido a la planificación familiar una urgencia improrrogable, lo que hace necesaria la reflexión individual y colectiva de la sociedad y ha de impulsar la búsqueda de soluciones. Esta reflexión debe producirse en este momento, en unas fechas propicias para que las familias se reúnan y los padres tengan más tiempo para estar con sus hijos. Las celebraciones son un momento idóneo para el encuentro entre padres e hijos y para los proyectos que durante el año se dejan de lado por las obligaciones. Pero, ante todo, debería ser un buen momento para recordar la importancia de las relaciones y los lazos, la propuesta educativa y esta maternidad consecuente. Vemos también que está calando cada vez más en la sociedad española –aunque lejos respecto del resto de países europeos- una conciencia de previsión a largo plazo y planificación, como es el ejemplo del auge de la demanda de la criopreservación de células madre extraídas de la sangre de cordón umbilical. Lo cierto es que existe esta solicitud creciente de preservar las células en bancos de sangre para curar futuras patologías del donante y de sus familiares directos, y es por ello que se están implantando en nuestro país empresas especializadas. De éstas y de otras empresas orientadas a la estructura familiar quiere dar cuenta este especial “Maternidad e Infancia”, con la aportación de especialistas del ámbito médico, con opiniones de pediatras, nutricionistas y obstetras, mediante consejos sobre las posibilidades en la alimentación en estas fechas, en las que abundan los excesos, o las posibles enfermedades propias del invierno. Por otro lado, participan educadores y pedagogos acerca de la necesidad de programar actividades en familia, basadas en el desarrollo educativo, la ligazón emocional y la diversión de los pequeños. Por último, las propuestas de sectores, de productos y servicios orientados a la maternidad en su conjunto, desde la decoración de los espacios infantiles hasta la ropa de la temporada y otros complementos. Con las vacaciones de los niños hay que programar salidas, hay que ganarle la partida al ocio improductivo, sin dejarnos llevar por el agobio en la organización de las celebraciones y conseguir el equilibrio de los excesos. Sin duda desde estas páginas apoyamos un ocio infantil con componentes pedagógicos. Mediante este monográfico, en definitiva, se quiere dar consejos a las familias para estas fechas y, ante todo, devolverle a la maternidad el concepto de responsabilidad que merece.