Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Eduardo Inda, Consejero delegado de Tpro

“Para el cliente final es importante que detrás de las instalaciones críticas haya compañías altamente cualificadas”

A punto de celebrar su décimo aniversario, Tpro, empresa que desarrolla soluciones tecnológicas de alta calidad, mantiene su vocación internacional con un sólido plan de filiales

Telstar Projects nace en 1998, fruto de la interrelación existente entre Grupo Telstar e IF Industria Farmacéutica. Actualmente llamada Tpro, la empresa está especializada en el diseño, suministro, instalación, cualificación y puesta en marcha de instalaciones críticas dentro del sector farmacéutico, biotecnológico y veterinario. Su focalización hacia el mercado mundial es, sin duda, una parte importante del éxito de la compañía.

-¿Qué son las instalaciones críticas de la Industria Farmacéutica?
Aquellas instalaciones que afectan a la calidad del producto farmacéutico que se va a desarrollar en ellas, y por tanto, están sujetas a una regulación específica. Requieren alta especialización y necesitan de un plan de calidad integral que permita la evaluación y aprobación por parte del organismo público competente. Nuestras soluciones llave en mano cumplen puntualmente con la legislación internacional vigente, aportándole a nuestros clientes unas instalaciones de alto valor añadido.
 Tpro dispone de un grupo de especialistas farmacéuticos, biólogos e ingenieros de reconocido prestigio para garantizar un óptimo desarrollo del proyecto.

 -La compañía diseña e instala salas blancas. ¿Cuál es su finalidad?
Sala blanca es un entorno físico en cuyo interior se procesa y genera el medicamento, por lo que es una instalación crítica. La regulación de las salas blancas tiene un nivel de exigencia técnica específica en función del medicamento que se va a trabajar o de su fase de trabajo. Nosotros consideramos sala blanca todo lo que un operador de planta farmacéutica observa dentro de la propia sala. Es un conjunto de elementos que en su conjunción final dan un ambiente regulado que es sometido a  pruebas de verificación de cumplimiento del objetivo. Eso es precisamente lo que diseñamos, suministramos, instalamos, cualificamos y ponemos en marcha.

 -Háblenos de los sistemas de agua y fluidos para procesos farmacéuticos.
En inyectables o jarabes, el agua conforma, en algunos casos, hasta el 99% del medicamento, por lo que es considerada una materia prima farmacéutica que debe ser regulada y controlada por el propio laboratorio. La regulación es muy clara, pues se controla fisicoquímica y microbiológicamente, con unos parámetros de calidad no sólo exigibles, sino exigidos, medidos y controlados. Tanto el principio activo como el agua y otros productos o fluidos son materias primas y su mezcla o interacción conforman el medicamento. Es lo que llamamos proceso farmacéutico, otra de las actividades que Tpro diseña y suministra para la industria farmacéutica, biotecnológica y veterinaria.

 -¿Qué peso tiene el mercado auxiliar de la industria farmacéutica y de biotecnología en nuestro país?
En España hay varias compañías que auxilian a la industria farmacéutica y de biotecnología para el desarrollo de sus instalaciones críticas, entre las que nos encontramos, aunque nuestra actividad se desarrolla en un 80% aproximadamente fuera de España. En nuestro país tenemos grandes compañías cualificadas para dar servicio a esta industria con un alto nivel, y esta circunstancia nos permite hablar de un potente y creciente mercado farmacéutico español. El nivel de competencia interno es muy alto, aunque la industria deposita su confianza mayoritariamente en empresas muy consolidadas, ya que estamos hablando de instalaciones que son altamente sensibles al producto final. Para el cliente final es importante que detrás de las instalaciones críticas haya compañías de solvencia.

 -Tpro también ofrece el tratamiento de residuos biocontaminados. ¿En qué consiste su proceso?
El medicamento puede tener una gran interacción con el entorno exterior. Cuando trabajamos con productos con alto nivel de actividad farmacológica o biotecnológica, o con riesgos asociados al uso de estas drogas o microorganismos, hay que tener en cuenta que tanto el operador, como el producto en sí mismo y el medio ambiente deben estar protegidos. En la fabricación de un producto se producen cierto tipo de desechos que, al haber estado en contacto con los equipos de producción, tienen un riesgo de estar contaminados. En Tpro hemos desarrollado sistemas para inactivarlos y ofrecemos soluciones técnicas al tratamiento de estos residuos biocontaminados.

 -¿Qué planes tiene la compañía de cara al futuro?
Durante este último año se ha procedido a realizar una modernización de la compañía con planes de desarrollo muy ambiciosos. Tpro, que ha cambiado su imagen corporativa recientemente, tiene la vocación de crecer y seguir invirtiendo en la descentralización de la compañía, pues entendemos que para dar respuestas de nivel a otros países lo tenemos que hacer localmente.
 El hecho de operar internacionalmente nos ha hecho ser más competitivos. Tenemos un plan de filiales, con cinco establecidas y tres más a corto plazo, que nos da el soporte local en mercados internacionales para poder utilizar al máximo los recursos del área en cuestión y conseguir que nuestra propuesta final al cliente sea competitiva en términos económicos.

_________________________________________________
Monitorización y aplicación de las últimas tecnologías al sector sanitario

Cuando se están desarrollando unas instalaciones críticas o reguladas se tiene que contrastar que estén cumpliendo la normativa, por lo que monitorearlas es exigible “Tener controlados en todo momento los parámetros técnicos que afectan a la instalación es el único sistema que te garantiza que se está cumpliendo la normativa”, explica Eduardo Inda. Con respecto a la aplicación de las últimas tecnologías, el sector farmacéutico es un poco conservador, no tanto en Europa como en EE.UU. y en mercados más avanzados. “Aplicar nuevas tecnologías cuando estás trabajando con productos para la salud humana supone un riesgo. Hay toda una labor de I+D+i que desarrollan los laboratorios para su medicamento, porque nadie permite una innovación no contrastada”, añade el Consejero Delegado de Tpro.

__________________________________________________
Una empresa con clara vocación internacional

El objetivo de la fusión de conocimientos entre Grupo Telstar e IF Industria Farmacéutica, las dos empresas fundadoras de Telstar Projects, fue, desde un primer momento, internacionalizar la actividad. La compañía primeramente se posicionó en el mercado latinoamericano para pasar, en el año 2000, a operar en los mercados emergentes de Asia, con la fundación de la primera subsede en China. Según Eduardo Inda, Consejero delegado de Tpro, “este paso de saltar a países de habla no hispana es más complejo, pues el idioma ha sido tradicionalmente un handicap para las empresas españolas, aunque hoy este hecho, afortunadamente, se está corrigiendo”. De esta manera, el nombre de Testar Projects comenzó a sonar en el mercado asiático, al tiempo que la empresa lograba obtener un eficiente nivel de competitividad en términos económicos por el uso de los recursos locales y a tener mayor capacidad de negocio. Hoy en día, la empresa vive un gran momento de desarrollo a nivel de crecimiento, económico o de beneficios, y también en cuanto a la profesionalización del equipo, altamente capacitado para dar el nivel de respuesta exigible en el mercado mundial. Un orgullo profesional, fruto del desarrollo y la adquisición de conocimientos, que les permite situarse a la cabeza del sector a nivel mundial.

Contacta con TPRO