Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Humberto Arnés, Director General de FARMAINDUSTRIA

“En un sector tan regulado como el farmacéutico es evidente que la legislación afecta directamente a su evolución”

La patronal advierte que las recientes medidas legislativas pueden acabar haciendo mucho daño al sector, con un impacto económico para las compañías estimado en más de 560 millones anuales

Los cambios legislativos en el sector farmacéutico son, según Farmaindustria, la causa del leve parón existente en el sector. La caída de precios y la rápida autorización de los genéricos, entre otras medidas, están afectando a un sector con un peso económico fundamental, pero cuya importancia no es valorada como desearía la patronal. Su director general, Humberto Arnés, con todo, se muestra optimista y esperanzado con que las relaciones con el Gobierno lleguen a buen puerto, por el interés particular del sector y el interés general de la sociedad.

-Parece ser que existe cierto parón en la industria farmacéutica, que muchas voces achacan  a las novedades legislativas en el sector. ¿Cuál es su opinión al respecto?
En un sector tan regulado como el farmacéutico es evidente que la legislación afecta directamente a su evolución. Las rebajas de los precios de los medicamentos aprobadas en los años 2005 y 2006 afectaron de forma directa e importante a la cifra de negocio de los laboratorios y a sus recursos destinados a I+D. La Ley de Garantías y Uso Racional del  Medicamento y Productos Sanitarios también está provocando problemas para el sector, dado que existe un diferencial de protección de España con Europa en materia de propiedad industrial hasta el año 2012. Esto ocasiona que los genéricos se autoricen anticipadamente en nuestro país y el medicamento original de marca se vea entonces forzado a bajar su precio unos años antes a como lo hace en el resto de Europa. 

-¿Cuál ha sido la evolución del precio de los medicamentos en el último año?
Los últimos datos disponibles indican que el crecimiento interanual del gasto farmacéutico público se sitúa en torno al 5,5%, bastante por debajo del crecimiento nominal de nuestro PIB, y cerraremos el año en torno al 4,5%. Ese porcentaje es fruto, por una parte, del aumento del 5,37% del número de recetas consumidas y, por otra, del 0,16% del precio medio de dichos fármacos. Tras el sexto mes consecutivo con decrecimientos del precio medio de las recetas, esta tasa empieza a rozar el 0% y podría, por primera vez en la historia, cerrar el año con un dato negativo.
 -¿Qué influencia han tenido en esta evolución los precios de referencia?
Dado que más del 25% de los fármacos que consumimos está sometido a este sistema, el impacto económico para las compañías farmacéuticas está siendo importante, estimado en más de 560 millones anuales. En todo caso, el sistema de precios es necesario para la contención del gasto. Lo importante es que se reconozca el valor de la innovación de forma práctica, es decir, a través de los precios, que en este sector están intervenidos.

 -¿Dependeremos de las investigaciones realizadas en otros países, como en otros sectores económicos?
El sector farmacéutico en España es líder en inversiones en I+D privada, invirtiendo casi uno de cada cinco euros que en nuestro país se destinan a esta partida. El pasado ejercicio las compañías farmacéuticas, tanto nacionales como multinacionales implantadas en nuestro país, invirtieron 792 millones de euros en I+D. Las empresas farmacéuticas siguen viendo que España es el país con el sistema de protección de la propiedad industrial más débil de la Europa que lidera el progreso, y así las oportunidades que tenemos de captar inversiones en I+D disminuyen. Confiemos en que se corrija la situación.

 -Ustedes han declarado en alguna ocasión que la industria farmacéutica actúa como locomotora en I+D pero no es percibida como tal. ¿A qué cree que se debe y cómo cambiaría esta visión?
Efectivamente, la industria farmacéutica es líder en España en inversiones en investigación y desarrollo, representando en torno al 18% de las inversiones en I+D privada, por delante de otros sectores que sí son percibidos como más innovadores: telecomunicaciones, aeronáutica, motor… Probablemente nadie discute el valor de los medicamentos, pero parece que no hemos sido capaces de transmitir la complejidad que supone y los enormes esfuerzos y costes que representa el desarrollo de un nuevo fármaco.

 -A diferencia de otros sectores, como la construcción, no se percibe una clara recesión en el sector farmacéutico. Igualmente, ¿qué reclama a la Administración para anticiparse a una posible tendencia negativa a medio plazo?
El sector farmacéutico es un sector de ciclo largo en el que los efectos del corto plazo quedan diluidos. Sin embargo, en el momento actual hay signos de alarma muy evidentes alrededor de la industria farmacéutica innovadora en España como acabamos de comentar. Para mantener el ritmo inversor en I+D del sector que requiere nuestro país reclamamos a la Administración un marco regulatorio estable, predecible y que fomente la innovación. La fórmula adecuada para ello sería la elaboración de un Plan Integral Farmacéutico en el que las demandas de la industria en materia de patentes y de precios pudieran verse atendidas. En ese contexto, los compromisos del sector con la I+D podrían ser mucho mayores que los actuales. En todo caso, tenemos la esperanza de que en esta nueva etapa,  con un equipo ministerial en la Sanidad con una sensibilidad mostrada hacia la I+D y un talante dialogante, puedan encontrase mecanismos para hacer posible este escenario.

Farmaindustria

Av. Diagonal, 361, 3r, 08037, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.farmaindustria.es

932 071 012

93 207 12 58

Contacta con Farmaindustria