Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Barandillas seguras y de diseño

La empresa catalana Coalsa desarrolla sistemas de aluminio de la máxima calidad para resolver los distintos problemas constructivos

Comercial del Aluminio (COALSA) es una empresa pionera en la distribución de perfiles de aluminio para la construcción, fundada en el año 1968, cuando la técnica de la extrusión empezaba a aplicarse al aluminio y los primeros perfiles para ventanas salían al mercado. La empresa se ha especializado también en el diseño y colocación de barandillas, caracterizadas por su máxima calidad y por sus diseños especiales.

El empleo del aluminio en las barandillas no representa más que ventajas. La nobleza del material, la fijación mecánica de sus componentes y la amplia gama de colores que ofrece el termolacado, aseguran una larga durabilidad del producto. Entre las barandillas de aluminio, las barandillas Horizal se diferencian por haber sido concebidas como un sistema constructivo completo, entendiendo por sistema, tal como define el diccionario, un “conjunto de elementos que, ordenadamente relacionados entre sí, contribuyen a determinado objeto”.

 En efecto, los diversos elementos: soportes, perfiles, accesorios, anclajes, rellenos..., convenientemente enlazados nos permiten resolver los condicionantes técnicos, estéticos y constructivos que plantea toda barandilla.

 Para comenzar, su sistema de anclaje patentado, compuesto por dos piezas, permite el perfecto reglaje tridimensional de los soportes verticales ya fijados, compensando así las irregularidades de la obra. También cabe destacar que la base se clava mediante un solo tornillo de seguridad, significando un menor deterioro del forjado por filtraciones y una mayor resistencia del conjunto.

 Asimismo, todos los otros elementos de sujeción –soportes, codos y uniones– del pasamanos, de los rellenos y perfiles intermedios, han sido diseñados también con tolerancias de ajuste, para facilitar los encuentros y conseguir una perfecta nivelación de la barandilla, un factor a tener muy en cuenta en tramadas largas.

 Además, los sistemas Horizal permiten numerosas configuraciones de balcones tanto sobre forjado como sobre muro, con geometrías rectas o curvas, y admitiendo distintos rellenos. También cabe destacar el diseño, que busca tanto la funcionalidad como la elegancia. Así la simetría de los perfiles también facilita su curvado. Por otro lado, están los detalles de calidad: el tacto agradable del pasamanos, los perfiles de encuadramiento de los rellenos, su perfecto acabado, las juntas de goma y todas las tapetas necesarias para ocultar la tornillería. En cuanto a los estilos, caben tanto el tradicional como los más actuales.

 La amplia gama de perfiles y accesorios, sorprende al profesional proyectista. No es de extrañar, pues Horizal es un especialista en barandillas.

 La durabilidad del aluminio y la calidad de los componentes Horizal, aseguran el mantenimiento con el tiempo de la apariencia de las barandillas y, sobre todo, de su seguridad. Instalaciones efectuadas hace casi 40 años siguen inalterables, no han “manchado” de óxido las fachadas y son tan seguras como el primer día.

 Por último, todas las barandillas Horizal cumplen las normas europeas de barandillas, y en especial la prueba de carga que puede ser certificada en cada suministro.

Modelos principales
Distinguimos unos modelos principales:

Antares: Es la clásica barandilla de barrotes, ideal para la rehabilitación de edificios. Permite diversas configuraciones, adaptándose al diseño original del balcón de hierro y, a la vez, revalorizar la fachada. Destaca la sencillez del montaje y su instalación holgada en superficies irregulares, gracias a las tolerancias de ajuste.

3 Vallés: Un sistema completo de barandillas, que hace posible las distintas combinaciones de un balcón de aluminio: rellenos acristalados o de chapa perforada o panel de resina, partiendo directamente del pasamanos, dejando un espacio vacío o con perfiles intermedios. Los anclajes pueden ser sobre el forjado o por delante y sobre murete, variantes que hacen posible cambiar el estilo y la altura visual de la barandilla. También permite decoraciones como la cruz de San Andrés, que añade volumen sobre el vidrio o panel.

Athys: Una concepción similar a partir de perfiles redondos, confiriendo una estética particular y una mayor adaptación a configuraciones arquitectónicas curvadas.

Ariane: un concepto de balcón íntegramente tubular con un estilo pleno de flexibilidad y elegancia, con pasamanos y rellenos contenidos en el plano vertical de los soportes. Ideal sobre murete y también para interiores.

 Aparte de estos modelos principales existen diversas variantes de los mismos y otros modelos adaptados a arquitecturas tradicionales que emplean madera. Además, la completísima gama de accesorios Horizal permite soluciones particulares, por lo que es conveniente la consulta de un proyecto.

La gama Free-Art
Aquí no se trata de una nueva serie de modelos con un diseño específico, sino de una gama de complementos para crear libremente motivos decorativos, basados en los modelos anteriores, aprovechando la gran variedad de perfiles y accesorios del sistema, que proporcionan soluciones técnicas para realizar los diseños respetando las normas de seguridad de las barandillas. Consisten en variaciones en torno a un elemento de la barandilla y sugieren una gran diversidad de posibles creaciones. Estas variaciones pueden consistir en pletinas de aluminio dispuestas sobre el panel o vidrio de relleno –Modal–, o girar en torno a la serigrafía de vidrios –Vitral-, en ciertos motivos colocados entre barrotes –Coral–, en decoraciones “dibujadas” con láser sobre el vidrio o el propio panel de relleno –Zeral–, o en torno a unas decoraciones situadas entre barrotes –Retral–.

Los distintos modelos son:

Modal: El concepto del diseño se basa en colocar pletinas de aluminio en un primer plano soportado por el relleno, sea cristal o panel. Se crean motivos de un estilo característico, basado en armonizar geometrías de líneas rectas. La alternancia de secciones acristaladas y con motivos y secciones de barrotes enriquece el impacto visual y refuerza la personalidad.

Vitral: Es un concepto cuyo diseño se basa en todas las posibilidades ofrecidas por la alianza entre el vidrio y la serigrafía. La serigrafía permite crear motivos diversos, dibujos o efectos de trama, en colores opacos o traslúcidos, de una duración excepcional.

Coral: Aunque la estructura de barrotes domine la silueta de una barandilla Coral, en revancha permite una gran libertad de motivos, bien sean de aire “retro” imitando el hierro forjado, bien sean chapas perforadas o troqueladas por técnica láser, o pueden ser motivos más anchos ocupando dos intervalos, o alternando con vacíos, o combinando los colores...

Zeral: Realizadas sobre chapas de aluminio, estas decoraciones se efectúan por corte con láser y se superponen a un vidrio laminado; lo que no es indispensable si la chapa y sus motivos respetan las normas de seguridad. De gran libertad creativa, Zeral entra en el universo de las curvas, de los motivos abstractos o figurativos, tanto modernos como tradicionales. Zeral no pone límites a la inspiración.

Retral: Es un concepto de barandilla de aluminio compuesta por una estructura de barrotes y una gama de decoraciones fijadas entre ellos: lunas, medialunas, crucetas, rombos, manguitos. La elección de estas decoraciones, su combinación y su disposición, consiguen un ilimitado número de motivos y ritmos. Puede personalizarse cada balcón o cada piso del edificio. Retral se impone en el registro “retro”, renovando y enriqueciendo la expresión del aluminio estilo ferrería, tanto en interiores como en exteriores. 

_________________________________________________
BARANDILLAS DE SEGURIDAD PARA AZOTEAS

Gardal es una gama de barandillas de aluminio de Horizal que asegura la protección del personal de mantenimiento que accede ocasionalmente a azoteas o terrados no abiertos al público, como ocurre con frecuencia en edificios industriales, almacenes, inmuebles de oficinas o viviendas, edificios administrativos, equipamientos públicos, institutos, escuelas, colegios y hospitales. Existe una normativa en vigor, la UNE EN ISO 14122-3, que dice que deberá instalarse un sistema de protección colectiva en dichas azoteas, siempre que la altura de posible caída supere los cinco metros.

La ley 31/1995 obliga a los arquitectos y promotores a prever, desde la concepción de un nuevo edificio, los dispositivos necesarios para la prevención de riesgos de caídas que afecten a todas las personas que puedan intervenir ulteriormente en el edificio. Es el caso de las operaciones de mantenimiento en azoteas. Los dispositivos de seguridad, según la directiva europea, deben ser con prioridad medios de protección colectiva. Las barandillas Gardal forman parte de esta categoría.

La norma exige un dimensionado determinado de la barandilla, y unos ensayos estáticos y dinámicos, que los distintos modelos Gardal han superado y han sido certificados por una oficina independiente de control.

El concepto de las barandillas es completamente inoxidable para que su mantenimiento sea mínimo.

La gama Gardal consta de 10 modelos básicos con sus variantes, por lo que ofrece un abanico de soluciones adaptadas a distintos tipos de edificios. Fijación superior o lateral, modelos especiales para que la barandilla no sea visible, modelo para suelos estancos, modelo autoportante, etc.

Contacta con Coalsa Comercial del Aluminio