Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Albert Duaigues, DIRECTOR GENERAL DE EGARSAT

“Hay que crear una cultura basada en los valores de la prevención que se combine con los elementos tradicionales”

Egarsat, resultado de la fusión el año pasado de Mutua Egara y SAT Mutua, prevé una facturación de 225 millones de euros en 2007

Desde que salió la Ley de Prevención de Riesgos del año 1997 se ha avanzado muchísimo en cuanto a la reducción de la siniestralidad, especialmente a partir del 2001. Con todo, Albert Duaigues, director general de Egarsat, mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social número 276, valora estos diez años de ley de forma positiva, aunque reclama reducir los trámites administrativos atendiendo más la realidad misma de la siniestralidad. Duaigues nos habla sobre este tema así como sobre Egarsat, resultado de la fusión llevada a cabo a principios de este año, de dos mutuas históricas, Mutua Egara y SAT Mutua. El balance de resultados de estos primeros meses de la nueva compañía es muy satisfactorio: Egarsat ha pasado a ocupar el cuarto puesto en el ranking de mutuas en Catalunya y el décimo a nivel de todo el Estado.

-¿Corre la prevención de riesgos laborales el riesgo de convertirse en un tema más burocrático que efectivo en sectores no proclives a los accidentes laborales?
Hay voces que dicen que la prevención se ha convertido en algunos casos en una simple tramitación de documentación. Eso es más acusado en aquellos sectores en los que el riesgo no se supone como muy elevado. En el estudio que realizamos, en su momento, conjuntamente con ESADE sobre actitudes y comportamientos frente a los accidentes laborales en la empresa, se puso de manifiesto que los sectores productivos más proclives a los accidentes laborales eran los que más percibían la existencia de riesgo y por tanto los que más medidas de prevención adoptaban.
En sentido contrario, aquellos sectores en los que el riesgo era menor, no se tenía conciencia del riesgo y por tanto la utilización de medidas preventivas era mucho menor.

 -Y en los sectores más proclives como podrían ser el industrial o la construcción... ¿qué más se puede hacer para que sigan disminuyendo los accidentes de trabajo?
De los resultados del barómetro Egarsat se concluía que, tras 10 años de la aplicación de la Ley de Prevención de riesgos laborales existe una cultura de la prevención basada en estrategias y elementos tradicionales, otorgándose gran importancia a las medidas organizativas. Nosotros entendemos que el futuro debe basarse en la combinación de estos elementos tradicionales con la creación de una verdadera cultura basada en los valores de la prevención. En ello estaría, creemos, la clave para conseguir una mejora en los resultados en seguridad laboral.

 -¿Ofrecen algún servicio especial para los trabajadores de los sectores anteriormente mencionados?
Un número muy importante de mutualistas de la nueva sociedad de prevención forma parte de estos sectores, en los cuales existe un riesgo mayor de accidentalidad, porque, aunque ahora actuamos en toda España, nuestro origen se sitúa en  la zona de la comarca del Vallès, históricamente de tipo industrial, por lo que es lógico que exista cierta especialización en este sector. Con todo, no podemos ofrecer ningún servicio especial que no esté contemplado en la normativa. Consideramos que en el sector servicios también es necesaria la prevención, pero en este caso el riesgo de accidentalidad no es tan elevado ni tampoco el riesgo de muerte.

-¿Qué es necesario para ser eficientes en prevención de riesgos laborales y enfermedades profesionales?
Nosotros entendemos que es tan importante actuar sobre el conocimiento de la existencia de riesgos y medidas e instrumentos de prevención como sobre las actitudes y los valores que guían los comportamientos frente al riesgo. La cultura del riesgo en nuestro país es fundamentalmente física y táctil, de proximidad y utilitarista; es decir, se percibe más el riesgo que se ve y se palpa; se percibe también en mayor medida el riesgo que con más cotidianidad afecta a los trabajadores, aunque sea menor, y por último se percibe más el riesgo cuyas medidas de protección, que requieren de la colaboración de los trabajadores, son percibidas como más eficaces. Todo ello limita el alcance de las medidas de protección y estrecha el horizonte cultural de lo que es riesgo y prevención. Por tanto la apuesta debe dirigirse, a nuestro entender, a potenciar la mejora de las actitudes frente al riesgo.

-¿Qué aportan desde Egarsat y su sociedad filial especializada en la prevención de riesgos laborales?
Desde la sociedad de prevención ofrecemos toda la capacidad técnica y humana de un equipo de profesionales especializados en la prevención de riesgos laborales que dan el mejor servicio posible a las empresas mutualistas.
 En Egarsat, y atendiendo a las limitaciones presupuestarias a las que estamos sometidos, intentamos ofrecer nuevos puntos de vista a la sociedad sobre el tratamiento de la prevención de la siniestralidad en la empresa, buscando soluciones innovadoras para avanzar en la solución de esta lacra social.

 -¿Cuáles son las perspectivas de futuro de Egarsat?
El objetivo es consolidar la fusión y trabajar para que lo único que perciban los mutualistas de la fusión de Mutua Egara y SAT Mutua sea una mejora. Otro de nuestros retos es continuar expectantes a la realidad de concentración que se está produciendo en las mutuas y estar abiertos a cualquier otro tipo de acuerdo posible. 

_________________________________________________________

Egarsat hace balance y presenta sus líneas estratégicas

Después del primer semestre de actividad, Egarsat, mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, que nació el 1 de enero de este año fruto de la fusión de las entidades Mutua Egara y SAT Mutua, ha dado a conocer los datos de cierre del ejercicio 2006 de cada una de las mutuas fusionadas y las líneas estratégicas que marcarán el futuro inmediato de la entidad.

Los datos de cierre consolidados del año anterior son de 210 millones de Euros, 340.000 trabajadores protegidos, repartidos entre la totalidad de provincias españolas y 38.000 empresas asociadas de los más diversos sectores de actividad. La previsión de cierre del corriente ejercicio de 2007 es alcanzar una facturación del orden de los 225 millones de euros, 400.000 trabajadores protegidos y 40.000 empresas asociadas. El número de trabajadores en plantilla se ha mantenido y asciende a 450 personas.

En lo que va de año la entidad ha pasado por un proceso de organización interna tanto a nivel funcional como estratégico, que ha dado como resultado un total de 60 delegaciones y una amplia red de centros asistenciales distribuidos por todo el territorio español, la inauguración de una delegación propia en León, el traslado y acomodo de más de 200 empleados en la sede central de Sant Cugat del Vallès, y la reorganización del resto de la plantilla en las delegaciones y centros propios.

En cuanto a sus ejes estratégicos, Egarsat ha definido sus principales líneas de actuación que se concretan en reforzar su presencia y prestación de servicios a nivel nacional; continuar trabajando orientados a la anticipación y la agilidad de respuesta; profundizar en el Programa de Responsabilidad Social Corporativa y seguir apostando fuerte en innovación. Esta última línea estratégica prestará gran atención, por un lado, al ámbito de la telemedicina y la interconsulta virtual y, por otro, a la investigación y aplicación clínica de terapias celulares.

Egarsat hace un balance muy positivo de estos primeros meses de actividad, durante los cuales ha trabajado no solamente para consolidar la nueva entidad sino también para definir y establecer las bases que marcarán su trayectoria futura. 

Contacta con Egarsat