Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Miquel Blanch, director general de MUTUA INTERCOMARCAL

“Es fundamental destinar recursos a la formación y mentalización del trabajador para prevenir riesgos laborales”

Mutua Intercomarcal creció en 2006 un 15% respecto al ejercicio anterior, con unos ingresos 154,6 millones de euros

La alta siniestralidad laboral de nuestro país se debe en un alto porcentaje a la falta de formación de los trabajadores; se hacen necesarios no sólo una sólida formación sino también el fomento en la mentalización por parte de los empresarios. Este trabajo lo lleva a cabo la Mutua Intercomarcal, entidad sin ánimo de lucro autorizada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para colaborar en la gestión de la Seguridad Social. Presta servicios a sus asociados en la gestión integral de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades, y en la gestión de la prestación económica de la Incapacidad Temporal y Actividades Preventivas concertadas por el empresario.

-¿Cuál es la organización actual de la Mutua?
El organigrama es un poco especial, ya que la Mutua está dividida en varias direcciones, por un lado la junta directiva, la dirección general y por otro la dirección estratégica de cliente interno y la dirección integrada de cliente externo. Nosotros no tenemos departamento de recursos humanos, pero lo que sí tenemos, englobado dentro de la dirección de cliente interno, es un departamento de gestión de personas, ya que entendemos que si tenemos una gestión adecuada de cliente interno, también nos funcionará la de cliente externo. Nuestro producto es la gestión de personas, del trabajador, del empresario y todo ello debe realizarse con una adecuada gestión de cliente interno.

 -¿Cuáles son sus proyectos de futuro en relación a posibles fusiones?
En Mutua Intercomarcal estamos inmersos en la gestión del Ministerio de Trabajo, que quiere que las mutuas se concentren y nosotros estamos por la labor que marca el ministerio. Estamos hablando con diferentes entidades pero está por ver cuándo y con qué entidad cerraremos una operación en este sentido. No nos cerramos a nada y estamos enfocados a hacer una fusión lo más beneficiosa posible, tanto para el mutualista como para todo nuestro personal.

 -¿Qué actividades desarrollan en cada uno de sus ámbitos de actuación, accidentes de trabajo, enfermedades laborales y prevención de riesgos laborales?
Seguimos las directrices que marca el ministerio. Nuestra labor está al máximo nivel, tanto en la gestión administrativa del accidente como en la atención personalizada al trabajador accidentado y en cuanto a prevención de riesgos laborales; en su momento hicimos la separación del servicio de prevención adaptándolo a una sociedad privada (Prevint). Con la creación de las sociedades de prevención se ha hecho una simbiosis muy potente entre los servicios que ofrece Prevint y los servicios de Mutua Intercomarcal. Las empresas que tienen  formalizado su contrato de prevención con Prevint tiene una menor accidentabilidad, lo cual demuestra que la gestión es muy satisfactoria.

 -Les han concedido el premio “Conexión 2007”. ¿Qué significa este reconocimiento?
Este premio nos lo concedió la Federación Catalana de instaladores de telecomunicaciones por el servicio que hemos prestado a todo su colectivo. Un servicio que además de ser muy profesional, se ha caracterizado por la capacidad de dar lo que demandan los instaladores con un trato muy personalizado.

 -Desde su experiencia en prevención y tratamiento de accidentes y enfermedades laborales, ¿cuáles son los principales riesgos a los que se ven sometidas las personas en su trabajo?
Depende del sector. Por ejemplo, en construcción, el riesgo es evidente, en caídas a diferente nivel o de un deficiente uso de los medios de que se dispone, y en empresas metalúrgicas el riesgo puede ser debido a una falta de preparación en el uso las máquinas, es decir, no hay una uniformidad en accidentes laborales, ni tampoco en las enfermedades laborales, ya que depende del tipo de empresa o de producto fabricado. Me gustaría destacar que la Mutua, en estos momentos en que hay la división de las empresas con cargo a cuotas de la Seguridad Social de las empresas que conforman las sociedades privadas de prevención, hace un plan de los riesgos que hay en la empresa y, de acuerdo a este plan, se siguen unas directrices de aplicación. En la prevención, a cargo de cuotas, hay un plan preestablecido del tratamiento que debe darse a las empresas, siempre buscando un modelo que viene determinado por cada sector y cada empresa.

 -Hay ciertas enfermedades laborales que se están incrementando como consecuencia de una evolución en la forma de trabajar, como el aumento de la complejidad de las tareas, intensificación del ritmo de trabajo, horarios irregulares, etc. ¿Cómo se controlan los riesgos derivados de estas nuevas realidades?
Como le he dicho antes, no puede generalizarse la aplicación de las medidas en las empresas, cada empresa es un mundo. Es cierto que hay nuevas enfermedades debido a que hay nuevos productos y nuevas formas de trabajar, pero no han cambiado mucho las cosas en relación, por ejemplo, a antes de la aplicación de la nueva normativa de enfermedades profesionales. Algo que hemos hablado entre las mutuas es que todos pensábamos que habría una gran incidencia en este aspecto, pero no ha sido así. No aparecen nuevas enfermedades de las que desconozcamos su remedio, y, en general, no se han incrementado en exceso las enfermedades laborales. Todo se está desarrollando en la más absoluta normalidad.

 -¿Y los que afectan más a cuestiones de índole psicológica?
En el caso de enfermedades psicológicas sí es cierto que se han incrementado las producidas por el estrés laboral, pero por nuestra parte damos siempre el tratamiento y atención que precisan.

 -Parece que socialmente está cambiando la actitud frente a estos riesgos en cuanto a asumir la necesidad de evitarlos. En su opinión, ¿se valoran suficientemente los beneficios de una prevención adecuada y por tanto se dedican los esfuerzos necesarios?
Por parte del empresariado cada día hay una mentalización mayor; cada día está más preocupado por estos temas y dedica un mayor número de recursos para intentar mejorar la prevención. Pero hay que tener en cuenta que al mundo laboral acceden personas que no tienen la experiencia y preparación adecuadas, lo cual hace que haya un mayor número de accidentes que podrían evitarse con un adecuado nivel de formación. Creo que es fundamental incidir en la formación y mentalización al trabajador. Recientemente he leído estadísticas que dicen que un 30% de los accidentes mortales los sufren los inmigrantes. Por lo tanto, los empresarios deben destinar recursos a la formación de la gente menos preparada y a la vez,  a la mentalización de los trabajadores para protegerse adecuadamente. Hemos de desterrar el exceso de confianza que se da en algunos casos y que provoca tantos accidentes. 

___________________________________________________
EL 2006 CERRÓ CON UN CRECIMIENTO DEL 15%

En la última reunión de la Junta Directiva de Mutua Intercomarcal se presentó el resultado obtenido en el 2006 con un crecimiento de un 15%, respecto al ejercicio anterior y unos ingresos que alcanzaron los 154,6 millones de euros, de los que 139 corresponden a cuotas recaudadas. Al cerrar el 2006, los beneficios han sido de 12’6 millones de euros, lo que supone un incremento del 29,8% respecto al 2005. De éstos, 2,5 millones se aplicaron a la provisión por contingencias en tramitación.
Por lo que respecta a otros datos de la gestión del ejercicio 2006, la entidad ha dado cobertura a contingencias profesionales a 213.739 trabajadores por cuenta ajena, lo que supone un incremento de un 11,14% respecto al año anterior. De éstos, 89.214 han recibido protección en la prestación económica por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes, consiguiendo un incremento del 22%.
Asimismo, los trabajadores por cuenta propia se sitúan en 30.737, un 11% más que el 2005. De éstos, un total de 3.861 trabajadores han ejercido la opción de mejora de su protección en las contingencias profesionales.
Estos resultados son el reflejo del éxito del Plan Estratégico de la entidad, y se presentaron en una Junta Directiva donde también se produjo el relevo en la Presidencia de la entidad por la renuncia, por motivos profesionales y personales, de Josep Mª Calmet, siendo nombrado Presidente Alexandre Blasi, hasta el momento Vicepresidente de la entidad y con una larga vinculación a la misma.

_________________________________________________________
LA EMPRESA

Mutua Intercomarcal nace el 1 de enero de 1993 como resultado del proceso de fusión entre Mutua Intercomarcal nº98 y Mutual Layetana nº39. Su pretensión: aglutinar la capacidad de gestión de dos entidades con dos visiones corporativas distintas. La antigua Mutua Intercomarcal, que integraba a cuatro mutuas de accidentes de trabajo con sólida presencia comarcal: manresana, Tàrrega, Vallès (Mollet) y mapa de Barcelona, orientada a la proximidad geográfica de sus asociados operaba únicamente en Cataluña y Baleares. Por su parte, Asociación Mutual de Seguros Layetana había desarrollado una vocación con presencia nacional, disponiendo de delegaciones y sucursales en distintas provincias españolas.
Ambas mutuas se crearon en 1932 (Asociación Mutual de Seguros Layetana) y 1933 (Mutua Manresana de Seguros Sociales), como respuesta a la obligatoriedad del seguro de accidentes de trabajo dispuesta por la legislación de la II República.
El paso adoptado por los directivos de las dos entidades respondía, por otra parte, a los propios requerimientos del mercado, que demandaba operadoras con mayor potencial gestor e inversor y a las propias indicaciones de la Administración.
Una firme política de expansión territorial ha ido consolidando la presencia de la entidad en la práctica totalidad de las Comunidades Autónomas españolas.

Mutua Intercomarcal

Av. Icària, 133-135, 08005, Barcelona, Barcelona, Catalunya, España

www.mutua-intercomarcal.com

@Intercomarcal

902 333 322

Contacta con Mutua Intercomarcal