Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Prevención de riegos laborales en el marco comunitario

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo busca mejorar la salud en el puesto de trabajo en los próximos años

El 50º aniversario de la Unión Europea coincide con la puesta en marcha de un nuevo programa de trabajo de  la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, ligado a las prioridades fijadas por la Nueva Estrategia Comunitaria para la Seguridad y la Salud en el Trabajo para el período 2007-2012, que hizo pública la Comisión Europea en el mes de febrero, en la cual se propone reducir en un 25% la tasa global de accidentes de trabajo en la Unión Europea de los 27, garantizar la aplicación adecuada de la legislación europea, apoyar a las pymes,  trabajar en los métodos de identificación y evaluación de nuevos riesgos potenciales y mejorar la monitorización de los progresos, entre otros.

Desde su creación hace ya once años, la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo ha tenido como objetivo fundamental proporcionar a los gobiernos, trabajadores, empresarios y otros grupos implicados la información y visión necesarias con el fin de crear un entorno de trabajo más seguro y saludable para una población activa de 190 millones de personas en Europa.

Cada año se producen cuatro millones de accidentes de trabajo en la Unión Europea, cada cinco segundos un trabajador se ve implicado en un accidente laboral, y uno muere cada dos horas por esta misma causa. Detrás de la frialdad de los números se ocultan tragedias familiares que urgen la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores. Y al drama humano se unen también las pérdidas económicas: en Europa se pierden aproximadamente 550 millones de jornadas de trabajo cada año por problemas de salud y accidentes.

Prioridades de la nueva estrategia comunitaria

Justamente para garantizar la puesta en marcha de la nueva estrategia, la Agencia Europea se ha planteado como una de sus prioridades en su programa de trabajo del 2007, la atención a pymes (en particular, micro-empresas), que emplean a la mayoría de los trabajadores de la UE y tienen la tasa de incidencia de accidentes más elevada (sobre todo en sectores como la agricultura, la construcción y los transportes) y a menudo tienen menos acceso a información y asesoramiento. A este respecto, la Nueva Estrategia Comunitaria le asigna a la Agencia la tarea de “centrar más sus acciones de sensibilización, promoción, difusión de buenas prácticas en los sectores de alto riesgo y en las pymes”.

Otras acciones clave para este 2007 serán contribuir a mejorar la anticipación de riesgos, incluyendo los riesgos asociados a las nuevas tecnologías, riesgos biológicos, interfaces complejos persona-máquina, y el impacto de las tendencias demográficas, así como la de animar a los institutos nacionales de investigación en Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) a que formulen prioridades conjuntas, intercambien resultados, e incluyan la SST en sus programas de investigación.

La estrategia identifica varias prioridades a las que la Agencia prestará también una atención especial, como son: riesgos psicosociales, los TME (trastornos musculoesqueléticos), a los que está dedicada la campaña de la Agencia de este año “Aligera la carga” porque continúan siendo el problema de salud que más afecta a la población trabajadora; la exposición a sustancias peligrosas, los riesgos para el sistema reproductivo, la gestión de la SST, y los riesgos multifactoriales y nanotecnologías.

Se trata de construir una cultura de prevención sostenible, integrando la SST en la educación y la formación profesional, promocionando el intercambio de buenas prácticas entre los Estados miembros, y a través de la recopilación de datos e informes sobre riesgos emergentes, agrupados en varias categorías: físicos, biológicos, químicos, psicosociales y organizativos. Para ello, la Agencia cuenta con el “Observatorio de Riesgos”, que tiene como objeto detectar y anticiparse a los nuevos fenómenos que se produzcan en Europa en materia de salud y seguridad en el trabajo (riesgos nuevos y emergentes, tanto los que proceden de las innovaciones técnicas como los derivados de la evolución social) a fin de aprovechar al máximo los recursos disponibles y de poder intervenir con la mayor rapidez y eficacia posibles.

Finalmente, la Nueva Estrategia Comunitaria para la Seguridad y la Salud en el Trabajo advierte que aunque durante el período 2002-2006 disminuyó el número de accidentes de trabajo (de 2000 a 2004 la tasa de accidentes mortales de trabajo en la UE-15 disminuyó en un 17%), la última encuesta europea sobre las condiciones laborales indica que muchos trabajadores siguen pensando que su trabajo pone en peligro su salud o su seguridad. Por todo ello será necesario proseguir y desarrollar los esfuerzos dirigidos a promover la salud y la seguridad en el trabajo en la Europa de los 27, que es en definitiva  la principal preocupación de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y su razón de ser.

___________________________________________________
CLAVES

• La Nueva Estrategia Comunitaria para la Seguridad y la Salud en el Trabajo para el período 2007–2012 se propone reducir en un 25% la tasa global de accidentes en la Europa de los 27.
• La población activa europea –más de 190 millones de personas– se enfrenta a nuevos riesgos laborales.
• Muchos trabajadores de la Unión Europea piensan que su trabajo pone en peligro su salud o su seguridad.