Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a María José Llevat Grau, Directora Comercial de Children Worldwide Fashion

“Comprar algo especial se ha convertido en un placer, en una satisfacción personal”

El objetivo de CWF, con 45 años de experiencia en el mundo de la moda infantil, es vender ilusiones de forma selectiva pero no exclusiva

La ilusión es un valor añadido a la pura necesidad; esto se pone de manifiesto en sectores como el textil, que ha pasado de ser una necesidad de primer orden a convertirse en ejemplo de estilo, de gusto y, en ocasiones, de capricho. El segmento infantil y juvenil es ahora el punto de mira de las grandes marcas de ropa, que han ampliado su oferta con diseños para niños a precios más accesibles. Éste es el caso del grupo Children Worldwide Fashion (CWF), que ha dedicado su saber hacer a la distribución y creación de moda de gama alta infantil de las grandes marcas mundialmente conocidas. Su mensaje: la moda de marca debe aportar calidad y ser comercial y accesible económicamente.

-¿Qué distingue a CWF y cuál es su filosofía?
Existen dos tipos de compra: la de necesidad, que es lo que sería marca de precio estrictamente, y la compra de satisfacción, de placer. Nosotros estamos en este segundo grupo, donde nuestro objetivo final es vender una emoción, una ilusión. Nuestra filosofía es dar una oferta muy comercial, muy asequible, porque actualmente el presupuesto de las madres está muy ajustado. Vivimos un momento social donde hay muchísimos gastos fijos, y la mayoría son prioridades. Hace 30 años, vestirse era una prioridad, ahora ya no es lo primero de la lista. Nuestra venta es selectiva, pero nunca exclusiva.

 -¿Qué tienen en común las marcas con las que trabaja CWF?
Todas tienen más de 40 años de existencia, lo que es bueno porque significa que tienen una cultura muy definida, lo cual significa identidad; todas ellas son, por otro lado, internacionales, con lo cual tenemos una oferta variada culturalmente. Obviamente, cuentan con una inversión publicitaria muy fuerte, sobre todo en el segmento para adultos, con oferta no sólo en textil sino en perfumes y otros accesorios. Pero los dos valores que están por encima de las marcas son la creatividad y la calidad, algo muy importante para nosotros.

-Es la primera vez que las marcas Chloé y Missoni lanzan sus diseños al segmento infantil, ¿cuál será la aportación de CWF?
Nuestra aportación es el saber hacer en la moda infantil, la experiencia en adaptar al mundo del niño la fuerza de las marcas de adulto (sus tejidos, creaciones).

 -¿Cómo prevén la aceptación entre los consumidores de estos nuevos productos?
Prevemos una muy buena aceptación por parte de los consumidores porque nuestra estrategia está basada en unir esta experiencia a una realidad de mercado y a un presupuesto realista de la sociedad actual.

 -Con todo ello y como especialista, ¿qué factores sociales han favorecido el interés creciente y el aumento de demanda del mercado del prêt-à-porter para niños?
Nosotros creemos que los factores que han favorecido este interés en las marcas, como las que nosotros ofrecemos, son el hecho de que estamos en un momento social donde muchas necesidades básicas están cubiertas. Comprar algo especial se ha convertido en un placer, en una satisfacción personal, en una ilusión. En el caso del niño, esto todavía tiene más fuerza porque nos encontramos con madres que, paralelamente al hecho de que haya un crecimiento de familias monoparentales, tienen hijos a una edad superior, por lo que se pueden permitir comprar cosas más especiales que priorizan para sus hijos.

-¿Cree que hoy se les conceden demasiados deseos a los niños?
Sí. Satisfaciendo al niño, también se satisface a los padres. El mercado se ha ido polarizando y existen los bienes de primera necesidad y los bienes especiales. Nosotros tenemos una ventaja al respecto, pues el efecto marca ha cogido mucha fuerza, incluso en muchas ocasiones se sustituye el nombre de un producto por el de una marca: el marquismo está en su momento álgido, principalmente por llevar consigo una garantía de calidad, desde el adulto hasta el niño, y en todos los ámbitos. 

_________________________________________
LAS NUEVAS INCORPORACIONES

CWF viene trabajando desde hace diez años con DKNY, Elle y Timberland, cada una con su estilo personal y exclusivo; recientemente ha incorporado nuevas marcas, igualmente conocidas internacionalmente:
Missoni: moda italiana muy colorista y de gran tradición artesana, basada en el punto tricot.
Chloé: marca francesa, definida como “sport-elegante” y muy romántica y sutil en sus formas y colores.
Marithé+François Girbaud: creatividad al cien por cien, marca pionera en creación de tejanos denim; innovación constante y personalísima.
Escada: elegancia, el sentido de vestir bien para las ocasiones especiales pero piezas convertibles y adaptables para otros usos o ámbitos más cotidianos.

Children Worldwide Fashion

Av. la Salle, 45, 43205, Reus, Tarragona, Catalunya, España

www.groupecwf.com

977 751 010

977 752 661

Contacta con Children Worldwide Fashion