Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Marta Bernat, Licensing Director de Chupa Chups

“La marca Chupa Chups tiene un gran poder de atracción para los niños”

Los fabricantes del conocido caramelo también comercializan un gran número de productos para los más pequeños.

Hoy día, y desde hace ya algunos años, Chupa Chups ha dejado de ser sólo un caramelo con palito. El conocimiento mundial de la marca y la imagen que proyecta en los consumidores han llevado a la compañía a crear un programa internacional de licencias en diferentes categorías de productos, especialmente enfocados para los más pequeños. Así, algunas firmas internacionales, líderes en sus respectivos mercados, ya están desarrollando artículos de ropa, gafas y cascos, entre otros, bajo la marca Chupa Chups. De todo ello nos habla Marta Bernat, hija del inventor de este conocidísimo caramelo y máxima responsable del área de licencias de la empresa.

¿Cómo definiría el estilo Chupa Chups?
El estilo Chupa Chups es fiel reflejo de la personalidad de la marca: divertida, colorida y atrevida. Cualquier consumidor de nuestros caramelos puede ser consumidor de cualquier otro producto con la marca Chupa Chups.

 -¿Por qué en sus colecciones el protagonismo lo tiene el color?
Porque tenemos más de 40 sabores de Chupa Chups y cada sabor se asocia a un color. Los colores son siempre vivos y llamativos, y conforman un universo colorista que se transfiere al resto de productos.

 -¿Cuál es la aportación al niño?
La marca tiene un gran poder de atracción tanto para los niños y jóvenes, creando en ellos un fuerte deseo, como para los adultos, que la aprecian con cierta nostalgia. Para el niño, poder llevar diseños que recrean su caramelo favorito en una camiseta, en un casco o en unas gafas es un sueño que nosotros hacemos realidad.
 
-Desde hace tiempo, vemos en las ópticas gafas de Chupa Chups. ¿Qué beneficio aporta este tipo de producto?
Chupa Chups se ha convertido en la marca especialista en salud visual infantil. Es la más atractiva para los niños por ser una marca colorida, interactiva y mágica; y a la vez, la más segura para los padres ya que ofrece una máxima protección. Las monturas son ultra resistentes y flexibles y los modelos se adaptan perfectamente a la morfología del niño.
 Para los niños poder llevar su marca favorita hace que llevar gafas sea divertido.

 -¿Qué líneas de juguetes se comercializan con la marca Chupa Chups?
Tenemos varias líneas de pequeños juguetes. La línea más visible es la que se vende a través de las 11.000 máquinas “vending” distribuidas por toda España. Los juguetes van dentro de unas cápsulas que contienen un Chupa Chups, más una divertida sorpresa. Entre los juguetes se encuentran bolas saltarinas “Pal.linas”, divertidas peonzas luminosas, y muchas otras sorpresas.

 -¿La línea de cascos Chupa Chups indica una proyección de la marca también hacia un público juvenil?
Efectivamente, la marca también tiene un gran potencial entre el público joven. Cuando hicimos nuestras primeras incursiones en moda infantil, a finales de los noventa, intuíamos que los atributos de nuestra marca unidos a la moda para niños encajarían y aunque introducir una nueva marca en un mundo tan competitivo como lo es el mundo del textil no ha sido, ni es tarea fácil, hasta el momento los resultados son muy positivos y esperamos que suceda lo mismo en la línea de moda juvenil. 

 -¿Qué valoran a la hora de conceder licencias?
Somos muy cuidadosos en la concesión de licencias, ya que, de otro modo, nos encontraríamos con el efecto contrario al deseado, es decir, la pérdida de imagen de la marca.
 Lo primero que hacemos es pensar qué productos se adaptarían bien a los atributos de nuestra marca, porque Chupa Chups tiene una personalidad muy identificada con el colorido, el aspecto lúdico, incluso atrevido a veces. No tendría sentido conceder una licencia a una empresa que comercializara, por ejemplo, relojes de color gris o negro. Tras hacer una selección de productos, buscamos las mejores empresas de cada sector, internacionales a ser posible, que puedan darnos una distribución, por lo menos europea. Es importante que estas empresas hayan trabajado o trabajen con licencias, porque es un sistema muy diferente de trabajar, ya que tienen que respetar mucho los atributos de la marca. El éxito de la licencia consiste en que, cuando el producto llegue al punto de venta, el consumidor reconozca enseguida que es un producto Chupa Chups.

 -¿Cuáles son las características de los cascos de ski en cuanto a imagen y a seguridad?
Lo primero que hay que decir es que están homologados, y esto aunque parezca una obviedad no lo es, ya que existen cascos en el mercado que no cumplen con las normas europeas de homologación.
 A nivel más técnico, podemos decir que se construyen con dos tamaños de carcasa externa para adecuar y optimizar la seguridad y el confort de todas las tallas infantiles y júnior. Tienen aperturas de ventilación para permitir la salida de la transpiración y, especialmente, a la altura de los pabellones auditivos para que aún estando protegidos y concentrados, los niños no queden completamente aislados. También está la practicidad de que el tejido interior sea desmontable y lavable.

 -¿Qué papel puede estar jugando la estética, o en algunos casos la falta de esa estética, en las dificultades en cuanto a la concienciación de la necesidad de usar casco en las motos?
Quizás antiguamente el freno para ponerse el casco era más un tema de comodidad que de estética, pero afortunadamente hoy en día esto está solucionado, los cascos se fabrican con materiales muy ligeros y permiten la transpiración. Además, el tema de la estética ha evolucionado mucho, hay muchas técnicas de decoración para conseguir cascos luminosos, con colores vivos, grafismos, etc… La gracia de llevar un casco Chupa Chups es que pareces un verdadero Chupa Chups gigante sobre ruedas… esto es lo más divertido.   

_____________
Curiosidades

Entre las muchas anécdotas que forman parte de los casi cincuenta años de historia de Chupa Chups se podría destacar que el logotipo de la margarita, mundialmente famoso, fue diseñado en los años sesenta por Salvador Dalí; o que tiene el privilegio de haber sido el primer dulce espacial, ya que, poco después de que la compañía se instalara en Rusia, en 1995, los responsables recibieron el encargo de suministrar varias cajas del famoso dulce a los astronautas rusos a bordo de la estación espacial MIR. De este modo, Chupa Chups se convirtió en el primer caramelo que viajó más allá de la atmósfera terrestre.

_____________
UN POCO DE HISTORIA

Todo empezó en 1958, cuando Enric Bernat, fundador de Chupa Chups, tuvo la idea de ponerle un palito a un caramelo para que los niños no se ensuciaran las manos. Desde la primera fábrica, ubicada en Asturias, se produjo el lanzamiento del primer caramelo con palo industrializado que ofrecía una gama de siete sabores distintos, al precio de una  peseta. En 1967 se inauguró una nueva fábrica en Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona), y en ese mismo año nació la primera filial extranjera en Perpiñán (Francia). Todo ello supuso el inicio de la cuenta atrás para el encuentro de la historia con Chupa Chups, uno de los caramelos más populares y mejor posicionados del mundo, presente en más de 150 países. Actualmente contribuye a la promoción de los productos con licencia Chupa Chups la agencia barcelonesa de comunicación Campoy, Sinergias en Comunicación. 

Contacta con Chupa Chups