Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Vanguardia

Entrevista a Ainhoa Crespán Martinez, Directora de NABEL

“Mama sí, papá también”

El lazo emocional de la pareja es muy importante durante y después del embarazo.

Con el objetivo de formar y educar a las familias en las fases de embarazo, postparto y primera infancia, sobre áreas como la salud y el deporte, nació hace tres años Nabel. Una plataforma de difusión que lleva a cabo cursos y actividades para las familias que viven ese momento con inquietudes. Nabel es la palabra común entre cordón umbilical y ombligo en alemán: el cordón, como unión física entre el feto y la madre, y el ombligo como la huella de lo que nos ha unido a la madre, pueden servir de símbolo a uno de los objetivos fundamentales de este centro: sensibilizar a la sociedad sobre la importancia que tiene la integración de la pareja con su bebé durante el embarazo y en los primeros años de su vida.
¿Cómo surgió la idea de fundar Nabel?
La idea se originó a raíz de mi maternidad en Alemania. Allí se me ofreció un amplio abanico de ofertas a llevar a cabo durante mi embarazo y el postparto. Al volver, me di cuenta de que aquí  no existía un concepto integral tan desarrollado y especializado sobre educación y formación que abarcara esas etapas. El objetivo de Nabel era poner un granito para empezar a llenar ese vacío, por lo que empecé, junto con mi hermana Itziar, psicopedagoga, a trabajar en este proyecto. Presentamos la idea a los responsables de la Escola Garbí, a quienes les interesó mucho y a partir de noviembre de 2003 empezamos a poner en marcha las actividades.

 -¿Qué actividades llevan a cabo?
Es una oferta integral que abarca desde que la madre se queda embarazada hasta la primera infancia. En la etapa del embarazo, distinguimos lo que es la preparación al parto física y la psicológica. La física es la que llevan a cabo los profesores en piscina o en suelo y está dirigida a que el matrimonio esté a gusto con los cambios físicos y emocionales que se suceden durante el embarazo. La psicológica es aquélla integrada por un curso que imparte la comadrona, en la que se ayuda a la pareja a visualizar el trabajo que el bebé realiza dentro del vientre durante el parto, para enfrentarse de forma positiva al momento que vivirán ese día, y a que puedan realizar un trabajo conjunto de equipo, madre, padre y bebé. Para la primera infancia ofrecemos piscina para bebés a partir de tres meses, masaje para bebés, juego y psicomotricidad y bastantes más actividades que tenemos descritas en la web.

 -¿A qué se debe el éxito de las actividades que se realizan durante el embarazo?
Se debe, entre otras razones, a que en estas actividades, ya se hagan en suelo o en piscina, pueden participar los dos miembros de la pareja. Un hecho que no se da en muchos otros sitios. Nosotros recomendamos la presencia del padre, porque así le permitimos involucrarse desde el principio. Se genera confidencialidad entre ellos, reforzando su vínculo y los futuros padres comparten experiencias con otras parejas que se encuentran en una situación similar, enriqueciendo esta fase de sus vidas. Consideramos importantísima la involucración emocional de la pareja durante la preparación al parto. Cuando la pareja no puede asistir, recomendamos a la madre que venga acompañada con una amiga o familiar.

 -¿Después del parto qué ejercicios son más recomendables para la madre?
Antes todo es recomendable tener bien recuperada toda la musculatura del suelo pélvico (periné) que  ha cedido durante el embarazo. Esa recuperación también es importante para las madres que han tenido su bebé con cesárea o que han engendrado más de un bebé. Para ejercitar el periné se realizan varias técnicas fisioterapéuticas, entre ellas la gimnasia abdominal hipopresiva, los ejercicios de Kegel, y si se llega a la atrofia muscular, se utiliza la electroestimulación. Una vez recuperada esa musculatura se obtiene la estructura para hacer cualquier ejercicio.

 -Hay una mayor sensibilización por parte de la gente en cuanto a cuidarse para el parto, y con el cuidado de sus bebés?
Ante la preparación al parto hay una sensibilización muy grande, y la sensibilización para cursos de postparto es mucho menor, pero creemos que éstos también deberían estar cubiertos por la Seguridad Social.
 Las familias cada vez están más sensibilizadas a realizar actividades con sus bebés.
 Desde los 0 hasta los 3 años, el cerebro del bebé es como una esponja. Son los mejores años para aprender. Pero hay  muy pocos sitios donde cojan al niño en esas edades para hacer actividades junto con sus padres.

 -¿Por qué el movimiento del agua es beneficioso para el niño?
Cuando el niño aún está en el vientre, la piscina nos permite un trabajo muscular con resistencia de bajo impacto sumado a la ingravidez, que mejora la función cardiovascular, renal y respiratoria. Mejorar la función cardiovascular supone mejorar el sistema circulatorio y una mejor circulación supone mayor oxigenación del feto. Al bebé también le benefician los ejercicios en el agua porque es un medio que favorece el desarrollo psicomotriz, cognitivo, la distinción de espacios, objetos, refuerza el vínculo materno y paterno filial y el desarrollo de la personalidad. Le aumenta la capacidad pulmonar, aprende a escuchar, a observar, despierta los reflejos innatos del bebé, y  los ejercicios le ayudan a relajarse, y a ganar seguridad y confianza con el medio acuático. A medio plazo aprenden a nadar, lo cual disminuye el  riesgos de ahogo en accidentes.

 -¿Cómo se estructuran los cursos? ¿Hay una parte teórica?
El motivo que nos llevó a crear Nabel era informar, formar y educar a las familias en el tema de salud y deporte desde el embarazo hasta los tres años. Es difícil educar y formar sin informar. Ser padres es una de las tareas más difíciles y complejas que afrontamos en la vida. Así, exigimos a los 15 profesionales con los que contamos que expliquen los objetivos de cada sesión y los beneficios de los ejercicios que se llevan a cabo.       

Contacta con Nabel