Síguenos en: Facebook Twitter Linkedin Youtube GPlus

La Gaceta de los Negocios

Entrevista a Gil Gidrón, Presidente de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE EMPRESAS DE CONSULTORÍA y socio de ACCENTURE

"La consultoría está jugando un papel importante en la mejora de la competitividad de la economía española"

La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) agrupa a casi el 80% de las firmas consultoras presentes en España y desempeña un importante papel en la defensa de la imagen, la ética y la calidad y profesionalidad de los servicios de consultoría. Entre sus miembros se encuentran las más prestigiosas compañías de consultoría con especialización en Dirección, Estrategia, Gestión, Operaciones/Procesos, Estudios de Mercado, Consultoría en Tecnologías de la Información/Implantación de Sistemas, Recursos Humanos y Outsourcing.
La Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC) está a punto de presentar su estudio anual del sector. ¿Se confirma la tendencia de recuperación iniciada en 2003?
Efectivamente. Se ha producido un crecimiento del volumen de negocio de aproximadamente un 8% respecto a 2003, en el que ya se habían superado los 2.500 millones de euros. Las cifras sobre consultoría nos ofrecen un indicador de la mejora en los entornos económicos y empresariales. Las consultoras han sabido comunicar el valor añadido que aportan y seguir creciendo, incluso en tiempos difíciles.
 El outsourcing ha tirado de nuevo del crecimiento global del sector, llegando a triplicar su tamaño. La consultoría tradicional, mucho más madura en España, mantiene un ritmo de crecimiento sostenido, pero también cabe destacar la reactivación de las inversiones en consultoría de integración de sistemas, como respuesta lógica al gran desarrollo de los sistemas de gestión de la información que se está viviendo con la convergencia de la informática, la telecomunicación y la banda ancha.
 Desde la Asociación Española de Empresas de Consultoría estamos especialmente satisfechos de ver que el sector no sólo aumenta su facturación, sino su propio tamaño, incorporando nuevas líneas de servicios. En concreto, el área de mayor crecimiento ha sido el CRM (Customer Relationship Management). Se ha producido un cambio de mentalidad de las empresas que han dejado de tener una mera concepción tecnológica del CRM, a considerarlo un factor estratégico, más ligado a gestión de la empresa y sus recursos humanos y que permite generar ventaja competitiva con rapidez. También destaca el incremento de los servicios relacionados con la logística (SCM) dada la complejidad que conlleva la globalización y la utilización más intensiva de las tecnologías de la Información.
 -En la cultura anglosajona la subcontratación y los servicios de consultoría están más desarrollados. ¿Podría decir  que en España la consultoría se encuentra ya al mismo nivel de prestación de servicio?
Podemos estar orgullosos de los altos estándares de calidad de la consultoría en España así como del estricto respeto al código deontológico marcado por la Federación Europea de Asociaciones de Consultoría de Management (FEACO). Creo que es un momento clave en el que la consultoría ha experimentado un salto cualitativo y es consciente de su importante papel en la mejora de la competitividad de las empresas y de la economía española en general.
 La globalización alcanza no sólo a los productos sino también a los servicios y los factores que hasta ahora hacían despuntar a España en el mercado de la Unión Europea, como el coste laboral, ya no sirven como referencia. España ha sido tradicionalmente poco competitiva a nivel internacional, como demuestra la triplicación de la cifra de importaciones, pero gracias a la consultoría y otras técnicas de gestión se puede realizar un análisis de la cadena de valor y aportar soluciones eficientes para los procesos de negocio. De hecho, la consultoría en España ha dado un salto cualitativo enorme. Se ha pasado de un outsourcing tecnológico a uno funcional, de subcontratación de procesos de negocio, que conocemos como Business Process Outsourcing (BPO).
 -¿Qué papel representa en la actualidad la Administración Pública en lo que a subcontratación de servicios se refiere?
Lo cierto es que en España, hasta el momento, las administraciones recurren menos a la consultoría que en otros países de nuestro entorno pero el sector público es la gran apuesta de futuro y estamos convencidos de que va a experimentar un gran crecimiento del consumo de consultoría en los próximos años.
 Entre las funciones de Asociación Española de Empresas de Consultoría se encuentra la concienciación del usuario. Esta labor de formación está siendo  muy importante en el sector público.
 -Antes se refería al cambio en el modelo de negocio de consultoría ¿Cómo se han adaptado las propias consultoras a este cambio?
En los últimos años a los servicios de consultoría se han incorporado nuevos actores, variando también el propio perfil de las consultoras. Por un lado, se ha producido una concentración de las grandes firmas que prestan servicios multidisciplinares y, por otro, se consolidan las consultoras especializadas o de nicho, bien geográfico, sectorial o funcional. Además, se incrementa la colaboración entre estos dos segmentos de cara a ofrecer al cliente un servicio completo y eficiente. Las consultoras también están ayudando a crear centros de servicio compartidos para sumar potencialidades en diferentes sectores de actividad, como el petrolero, las telecomunicaciones, etc.
 Este es un sector muy dinámico puesto que tenemos que adaptarnos continuamente al cliente y sus necesidades y, sin duda, es un mercado atractivo para los jóvenes profesionales. No hay que olvidar que el sector es uno de los mayores empleadores de titulados universitarios de nuestro país.
 Estoy convencido de que viviremos crecimientos muy notables en este tipo de actividades en los próximos años.